Advertisements
Saltar al contenido

Arrojan ácido a joven saxofonista, el agresor sigue libre en Oaxaca

diciembre 10, 2019
maria eleneax saxofonista rociada con xcido.jpg 841398023 - Arrojan ácido a joven saxofonista, el agresor sigue libre en Oaxaca


LópezTorres

maria eleneax saxofonista rociada con xcido.jpg 777035684 - Arrojan ácido a joven saxofonista, el agresor sigue libre en Oaxaca

Oaxaca.- María Elena Ríos Ortiz, una talentosa joven saxofonista de 26 años, se encontraba en su casa en la ciudad de Huajuapan de León, cuando un hombre le arrojó ácido, bañándola en el disolvente. A 90 días del ataque, el delito continúa impune pues el agresor, gracias a su influencia, sigue libre.

Mientras tanto el Hospital Civil Aurelio Valdivieso ahora forma parte de la vida de María Elena, su pasión por el saxofón quedó desplazado por sesiones de intervenciones quirúrgicas.

La saxofonista que asegura conocer al autor intelectual del cruel acto, pide justicia. Señala que se trata de un exdiputado local e influyente empresario, a quien habría conocido años atrás hasta que llegó a amenazarla de muerte después del cobarde atentado.

Desde hace 3 meses la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) tiene conocimiento de la denuncia, sin embargo hasta el momento no hay detenidos ni justicia para la artista prodigio.

Antes que justicia, María Elena fue víctima de una campaña de desprestigio que según El Universal habría sido orquestada por Juan ‘N’, el empresario agresor. En esta tratan de deslindar de responsabilidades al exlegislador.

Para los familiares de la joven mujer, el ataque solo es la punta del iceberg de una serie de injusticias, la impotencia se apodera poco a poco a sus reclamos que parecen no encontrar amparo.

Hemos estado buscando ayuda en el caso, pero debido al pdoer que ejerce el empresario, nadie ha querido ayudarnos. A pesar de que hay pruebas suficientes en poder de las autoridades que vinculan al autor intelectual con la persona que cometió la agresión

Lamentó la familia Ríos Ortiz.

Leer:  El PRI asegura que retendrá gubernatura de Campeche pese a ola de deserciones

No sólo ha sido difícil que la Fiscalía tome acciones, inicialmente le negaban la atención médica a María Elena, incluso estuvieron a punto de trasladaran a Puebla.

Pero debido a la presión que la familia tuvo que ejercer, finalmente el Hospital Civil de Oaxaca la recibió para su atención.

Ni siquiera en la camilla descansa con tranquilidad, pues las amenazas de muerte del exdiputado han llegado en mensajes de texto a su teléfono.

El reclamo de justicia llegó hasta el presidente Andrés Manuel López Obrador en su visita a Huajapan, quien dejó encargada la tarea a la funcionaria del gobierno federal en Oaxaca.

Antes de ser atendidos o de que su caso tuviera prioridad, ‘pasaron la bolita’ al gobierno local y bloquearon a la familia de su teléfono.

A pesar de que la familia Ríos Ortiz cuenta con contacto con el fiscal general Rubén Vasconcelos, así como con el titular de Servicios de Salud de Oaxaca, la familia no está recibiendo ayuda legal ni médica apropiadamente.

Hasta el momento la saxofonista no ha sido dado de alta, y ha permanecido recluida en el hospital, sin recibir la atención especializada que necesita.

A pesar de los contactos que han tenido los familiares de la víctima para acelerar su caso, el empresario tiene influencias a tal grado que no ha sido tocado por las autoridades.

Mientras tanto las pruebas se acumulan en la Fiscalía, y no se ve la hora de que llegue la justicia para María Elena.

Señalan que incluso existe un retrato del sujeto que bañó de ácido a la saxofonista, el cual fue captado por cámaras de seguridad.

Leer:  Soriana despidió a consejero que lanzó mensaje contra AMLO

Sin embargo nada de esto le ha traído justicia a María Elena pues el delito continúa impune.



Fuente

Advertisements