Cantinflas, el mimo mexicano que se consagró diciendo mucho sin decir nada

image-52

image 52 - Cantinflas, el mimo mexicano que se consagró diciendo mucho sin decir nada

Alternativo.mx | El actor mexicano Mario Moreno surgió del barrio, de donde tomó un modo de hablar muy característico, el cual llevó al cine a través de su personaje Cantinflas y que lo encumbró hasta obtener el Globo de Oro en 1956 por su participación en la película La vuelta al mundo en ochenta días.

Mario Fortino Alfonso Moreno Reyes nació en la Ciudad de México el 12 de agosto de 1911 y murió el 20 de abril de 1993, y debido a su trayectoria cinematográfica, se constituye como uno de los comediantes más grandes y recordados de habla hispana y como el mejor comediante mexicano de todos los tiempos

El humor de “Cantinflas” cargado de aspectos lingüísticos del habla mexicana, tanto en la entonación, como en el léxico o la sintaxis, fue celebrado en los países de habla hispana al grado de que surgió una gama léxica de nuevas palabras aceptadas por la Real Academia Española como el verbo cantinflear.

“Cantinflear, hablar o actuar de forma disparatada e incongruente y sin decir nada con sustancia”, define la Real Academia Española a raíz de la forma de expresarse del mimo mexicano, quien es considerado uno de los actores cómicos más completos del mundo.

Mario Moreno inició en el cine, luego de un paso de luces y sombras por las carpas, con la película “Ahí está el detalle”, donde su personaje “Cantinflas” hizo gala del léxico que lo acompañó hasta sus últimos días y de inmediato se identificó con gran parte de la sociedad mexicana.

De hecho, sus biógrafos aseguran que ese florido lenguaje lo aprendió del ambiente de barrio en el que creció y vivió antes de ingresar a la industria cinematográfica, justo donde desempeño decenas de oficios como panadero, mecánico, zapatero, bolero, taxista y muchos más.

Cantinflas hizo su debut en 1936 en la película “No te engañes, corazón”, pero la película recibió poca atención y finalmente en 1940 se convirtió en una estrella después de rodar “Ahí está el detalle”, frase que incluso lo acompañó en su habla cotidiana.

A “Ahí está el detalle” le siguieron éxitos cinematográficos como “El gendarme desconocido”, “Ni sangre ni arena”, “Así es mi tierra”, El signo de la muerte”, “Los tres mosqueteros”, “El circo”, “A volar, joven”, “El supersabio”, “Puerta joven”, “El siete machos” y muchas más.

En una segunda etapa, ya con cine a color, el actor cómico filmó “El padrecito”, “El señor doctor”, “El analfabeto”, “un Quijote sin mancha”, “El patrullero”, “Su excelencia” y la última “El barrendero”.

Mario Moreno también incursiono en el mundo empresarial y sindical, cuando negocios relacionados con la actividad artística y luchando por los derechos del gremio actoral.

El 29 de agosto de 2014 fue estrenada una película en honor del mimo mexicano, protagonizada por el actor español Óscar Jaenada, que se centra en la llegada de “Cantinflas” al cine de Hollywood, a finales de la década de 1950.

Por dicha personificación, Jaenada ganó varios premios y la película logró también tres premios en la quincuagésima séptima edición de los Premios Ariel: el de Mejor Diseño de Arte, Mejor Vestuario y Mejor Maquillaje, además de que fue elegida por México como representante en los premios Oscar.

Para Jaenada, México ha representado todo a partir de la película “Cantinflas”, tras recordar que viajó por primera vez a ese país para la audición.

La entrada Cantinflas, el mimo mexicano que se consagró diciendo mucho sin decir nada aparece primero en Alternativo.mx.

Advertisements