Advertisements
Saltar al contenido

¿Cuándo decidió Diana separarse del príncipe Carlos?

enero 27, 2021
carlos diana2 - ¿Cuándo decidió Diana separarse del príncipe Carlos?


#Cuándo #decidió #Diana #separarse #del #príncipe #Carlos


carlos diana2 - ¿Cuándo decidió Diana separarse del príncipe Carlos?
Foto archivo vía Infobae

 

Este miércoles se ha difundido la primera imagen de Kristen Stewart en el papel de Diana de Gales en Spencer, un biopic en el que se narra cómo la princesa tomó la decisión de separarse de Carlos de Inglaterra durante unas Navidades en Sandringham, el retiro royal navideño que Diana, quien nació y se crio a poca distancia de la finca real, odiaba con todas sus fuerzas, y que disparaba su bulimia. La tortura de Sandringham y la soledad de la princesa en esos días son partes bien conocidas de su biografía, pero la historia que narra la película es una licencia.

Por Vanity Fair

Pablo Larraín, el director y productor de Spencer, contaba a Deadline que la película contará a su manera la historia de una separación en tres días de Navidad, en Sandringham. “Pasaron las navidades allí durante muchos años, y por eso es por lo que hemos situado la película allí a principios de los noventa, sobre 1992, no específicamos [el año]”. Carlos y Diana anunciaron su separación (bueno, lo hizo el primer ministro John Major en un mensaje al pueblo británico) el día 9 diciembre de 1992, poco después de volver de su último viaje oficial conjunto a Corea del Sur, casi reconciliarse en una escapada de esquí y haber disfrutado de la Expo’ 92 de Sevilla unos meses antes, así que ese año queda descartado.

En 1991, el matrimonio ya estaba roto y Diana llevaba un año asegurándose la mejor salida posible. Una que incluía una serie de grabaciones realizadas durante la primavera de ese año, y que su discreto amigo, el doctor James Colthurst, había hecho llegar al periodista especializado en la realeza Andrew Morton, autor de la biografía más explosiva de la princesa: Diana, su verdadera historia. En esas grabaciones, Diana hablaba de su infelicidad, sus intentos de suicidio, su lucha contra la bulimia y una y otra vez de la misma figura: Camilla Parker Bowles. Ese año se cumplían 10 años del matrimonio entre Diana y Carlos, la boda del siglo. Ese verano, si a Diana le quedaba alguna duda sobre la separación, se disipó tras uno de esos gestos de royal impertérrito con los que se conducía Carlos.

Leer:  ¿Lo dejaron por Neymar? Maluma y Natalia Barulich terminaron y crecen los rumores

Fue en julio: el príncipe Guillermo sufrió un accidente –un golpe en la cabeza con un palo de golf– que le mandó a cirugía cerebral. Diana se quedó toda la noche junto a su hijo, esperando a que recobrase el conocimiento y comprobar por sí misma que no tuviese secuelas (más allá de la cicatriz que luce desde entonces). Carlos eligió irse a la ópera, a una representación de Tosca, en compañía de un puñado de expertos en su causa predilecta, el medio ambiente. La agenda no se movió ni por el destino de su hijo mayor. En ese momento, el último motivo que le quedaba a Diana para permanecer junto a su marido, el amor de sus hijos, se desvaneció para siempre. De paso, que su única aliada en la familia –y oveja negra para los Windsor desde el principio–, Sarah Ferguson, la animase a que diesen juntas el paso de separarse (Ferguson lo hizo en marzo de 1992, nueve meses antes que Diana), ya confirmaba que la decisión estaba tomada. Sólo faltaban los detalles. La confrontación con Camilla ya había tenido lugar, de hecho. Y solo había conseguido aumentar la brecha entre Carlos y ella.

Para leer más, ingresa aquí



Fuente

Advertisements