El cáncer cervicouterino podría eliminarse en 2100

vacuna vph.jpg 673822677 - El cáncer cervicouterino podría eliminarse en 2100


New YorkTimes

La rápida expansión de la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) y de las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino podría haber eliminado ese cáncer como un problema de salud importante en muchos países a finales de siglo, afirma un estudio reciente.

 El VPH provoca la mayoría de casos de cáncer de cuello uterino, y los investigadores determinaron que se podrían prevenir más de 13 millones de casos de cáncer de cuello uterino en todo el mundo en las próximas décadas.

 «A pesar de la enormidad del problema, nuestros hallazgos sugieren que la eliminación global es alcanzable, con herramientas que ya están disponibles, siempre y cuando se pueda lograr una cobertura alta tanto de la vacuna contra el VPH como de las pruebas de detección del cáncer de cuello uterino», señaló la líder del estudio, Karen Canfell, del Consejo del Cáncer de Nueva Gales del Sur, en Sídney, Australia.

cancer cervical.jpg 1748969033 - El cáncer cervicouterino podría eliminarse en 2100
Foto ilustrativa. Pixabay

 Los autores de este estudio de modelización, el primero de su tipo a escala global, anotaron que en los países ricos, como Estados Unidos y Canadá, se predice que el cáncer de cuello uterino se eliminará como problema de salud pública en un plazo de 25 a 40 años.

 Los investigadores concluyeron que si se pudieran lograr unas tasas altas de vacunación contra el VPH y de pruebas de detección del cáncer de cuello uterino en todos los países a partir de 2020, habría hasta 13.4 millones de casos de cáncer de cuello uterino menos en 2069.

 Eso significaría que la tasa anual promedio de casos en todo el mundo se habría reducido a menos de 4 casos por cada 100,000 mujeres a finales de siglo, un nivel en el cual el cáncer de cuello uterino ya no se considera un problema importante de salud pública, añadieron los autores del estudio.

Los casos de cáncer en el mundo

 Si no se pueden lograr unos niveles altos de vacunación contra el VPH y de pruebas de detección del cáncer de cuello uterino a nivel global, más de 44 millones de mujeres podrían ser diagnosticadas con un cáncer de cuello uterino en los próximos 50 años, aumentando de 600,000 en 2020 a 1.3 millones en 2069, debido al crecimiento y al envejecimiento de la población, mostraron los hallazgos.

 Dos tercios de esos casos, y un estimado de 15 millones de muertes por cáncer de cuello uterino, ocurrirían en países con unos ingresos bajos y medianos, según el estudio, publicado el 19 de febrero en la revista The Lancet Oncology.

A principios de 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado a una acción global coordinada para eliminar el cáncer de cuello uterino, que es altamente prevenible.

 «El llamado a la acción de la OMS provee una enorme oportunidad para aumentar el nivel de inversión en intervenciones probadas contra el cáncer del cuello uterino en los países más pobres del mundo. No adoptar esas intervenciones conducirá a millones de muertes prematuras evitables», dijo Canfell en un comunicado de prensa de la revista.

 El cáncer de cuello uterino es el cuarto cáncer más común en las mujeres, y en 2018, en todo el mundo se diagnosticaron unos 570,000 casos nuevos. De esos, alrededor del 85 por ciento ocurrieron en países menos desarrollados.

La vacuna contra el VPH puede prevenir entre un 84 y un 90 por ciento de los cánceres de cuello uterino, y hay métodos comprobados para detectar y tratar los precánceres.

 Pero hay importantes disparidades en las tasas de las pruebas de detección y vacunación contra el VPH entre los países, anotaron los autores del estudio. En los países con ingresos bajos y medianos, las tasas totales de pruebas de detección fueron de incluso apenas un 19 por ciento en 2008, frente a un 63 por ciento en las regiones con ingreso altos.

  Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. recomiendan actualmente la vacunación de rutina de las chicas y los chicos a los 11 y 12 años, porque es mejor ofrecer la protección antes del inicio de la actividad sexual.

En esta nota:





Fuente

Advertisements