Advertisements
Saltar al contenido

Entre la pasión de Andrés y la prudencia de Claudia

marzo 1, 2024
amlo y claudia sheinbaum - Entre la pasión de Andrés y la prudencia de Claudia


#Entre #pasión #Andrés #prudencia #Claudia

Ha sido terco, tozudo, vehemente, apasionado, frontal, directo, crudo, en ocasiones singularmente rudo, día tras día, sin ceder ni un centímetro de espacio a sus rivales políticos, que en los hechos y en la práctica se conducen como sus más feroces enemigos. Esas son las cualidades y al mismo tiempo, los defectos, que han permitido a Andrés Manuel López Obrador mantenerse firme en el Gobierno, sobrevivir a la andanada de agresiones, insultos y descalificaciones que recibe también, cotidianamente, los 365 días del año, en los que reitera, con inocultable frenesí y singular pasión, la opción preferencial de su Gobierno por los pobres, y su rechazo a la oligarquía que durante décadas ha gozado de privilegios y ha lucrado, haciendo negocios abusivos y corruptos, con el dinero y los bienes públicos.

Sin embargo, esas larguísimas disertaciones “mañaneras” son las que han permitido al Gobierno de la Cuarta Transformación imponerse en la agenda y en la narrativa pública de todos los días, frente a las distorsiones, las mentiras, los montajes y las calumnias que con singular énfasis y magistral sincronía han pretendido imponer sus enemigos políticos, los socios, aliados o empleados de la oligarquía rapaz de derecha, que conjuga los intereses malsanos y corruptos de quienes reclaman su faccioso derecho de propiedad sobre el país.

Una oligarquía que, en los hechos, ha probado fehacientemente su natural proclividad a la calumnia y a la hipocresía, que no han tenido efectos y trascendencia, pues han chocado frontalmente contra un sólido muro que una amplia mayoría del pueblo ha construido en torno a la figura del Presidente López Obrador y de la candidata de Morena a la Presidencia de la Repúblicas, Claudia Sheinbaum Pardo.

En diciembre del 2022, Waldo Ansaldi, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, publicó en la revista del Centro Barcelona de Estudios Internacionales, conocido por las siglas de CIDOB, un artículo denominado “Propuesta para una agenda de investigación sobre las derechas latinoamericanas”, en el que refiere que nada se parece más a las armas de fuego que el poder de fuego de las palabras, cuando señala que en las estrategias de las derechas en Latinoamérica están muy presentes y son singularmente actuales en los 11 principios de la propaganda nazi elaborados por Joseph Goebbels, el Ministro de Educación Popular y Propaganda de Adolfo Hitler. 

Leer:  “Échenle más ganas”, dice AMLO a la marcha a la Corte. Censura ataque a plantón

Y los enumera, porque advierte que en estos tiempos turbulentos y de canallas, es bueno tenerlos presentes. En seguida, algunos de los más relevantes.

1.- Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave. Cualquier intento del enemigo es una afrenta desmesurada.

2.- Principio de la vulgarización. Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa para convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental que realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.

3.- Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad.

4.- Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda, el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones. Cerrar los canales que puedan responder.

5.- Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sonda o de informaciones fragmentarias. No les entregue la información total a los actores del conflicto.

6.- Principio de la silenciación. Callar sobre las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

7.- Principio de la transfusión. Por regla general, la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

8.- Principio de la unanimidad. Llegar a convencer a mucha gente que se piensa como todo el mundo, creando impresión de unanimidad.

Las recientes campañas que pretenden posicionar entre la población la idea de que López Obrador es un “narco Presidente”, están articuladas sobre los principios de Goebbels, y operadas desde diversos frentes, en el país y en el extranjero, con el apoyo de medios de comunicación que son instrumentos útiles al servicio de las oligarquías de derecha en México, Estados Unidos y España.

Leer:  FOTOS y VIDEOS: Jiquipilas, Chiapas, vive horas de terror por enfrentamientos armados

También señala el investigador argentino Waldo Ansaldi, que “históricamente, las burguesías latinoamericanas apelaron al golpe de Estado para desplazar del Gobierno –más no del poder, que no perdieron nunca, salvo en Cuba– a fuerzas políticas con pretensiones reformistas. El clímax de esa cultura política golpista fueron las dictaduras institucionales de las Fuerzas Armadas, entre 1962 y 1990, instauradas en El Salvador, Guatemala, Brasil, Argentina, Bolivia, Chile y Uruguay”.

Y explica que después de 1990, particularmente, en lo que va del siglo XXI, el golpe de Estado militar clásico ha sido reemplazado por el llamado golpe de Estado blando, a cargo del Congreso Nacional controlado por fuerzas opositoras, y/o la judicialización de la política, esto es, la colonización de Poder Judicial, el matrimonio perverso el Poder Judicial y las fuerzas políticas de derecha. Honduras, Paraguay, Brasil, Argentina, Ecuador presentan más de un caso que dan evidencia empírica, señala Ansaldi. Y aunque el autor no lo dice, habría que agregar los casos recientes Bolivia, Perú y Colombia.

En su más reciente recorrido por los medios de comunicación, incluyendo varios que están abiertamente al servicio de la oligarquía, Claudia Sheinbaum Pardo se mostró prudente, sensata, inteligente y estrictamente comprometida con el proyecto de la Cuarta Transformación. La candidata presidencial de la coalición Sigamos Haciendo Historia avanza con paso firme hacia los comicios del domingo 2 de junio del 2024, que muy probablemente ganará, para profundizar el proyecto que inició López Obrador y que ha definido su rumbo y compromiso en una opción preferencial por los pobres, los vilipendiados, los marginados y los desvalidos.

La candidata de Morena y sus aliados del Partido del Trabajo y del Partido Verde Ecologista de México explicó que es importante tener claro que nadie va a sustituir a Andrés Manuel López Obrador una vez que el tabasqueño deje la Presidencia y se retire de la vida pública.

“Él ha sido el dirigente histórico de nuestro movimiento, pretender ser Andrés Manuel estaría uno mal, nos va a tocar gobernar en una segunda etapa con nuestro estilo pero con principios que compartimos. Yo no llego sola a la Presidencia, pensar eso sería olvidar nuestra historia. Venimos de un movimiento social al que le robaron la Presidencia en 2006, previamente con el Ingeniero Cárdenas en el 88, previo a eso venimos de luchas estudiantiles, de luchas de trabajadores, de maestros que lucharon por democracia, de represiones, de ahí venimos nosotros”, expresó Claudia en entrevista con los periodistas Alejandro Páez y Álvaro Delgado, en el canal de YouTube de SinEmbargo Al Aire, el pasado martes 28 de febrero del 2024.

Leer:  Regio Rinde Más Papel Higiénico, 12 Rollos #Amazon

Con el respaldo mayoritario del pueblo, Claudia se prepara para ser la primera mujer en la Presidencia de la República y pretendería ser recordada “como la Presidenta de la educación, de la ciencia, de la cultura”. Hay un puente sólido que comunica la pasión de López Obrador -quien estableció las bases sólidas del proyecto de la Cuarta Transformación y de lo que él ha llamado la revolución de las conciencias-, con la seriedad y serenidad de Claudia Sheinbaum, a quien heredará la tarea de consolidar el proyecto de Gobierno de una izquierda que se tardó más de un siglo en llegar al poder.

pedro mellado - Entre la pasión de Andrés y la prudencia de Claudia

Pedro Mellado Rodríguez

Periodista que durante más de cuatro décadas ha sido un acucioso y crítico observador de la vida pública en el país. Ha cubierto todas las fuentes informativas y ha desempeñado todas las responsabilidades posibles en medios de comunicación. Ha trabajado en prensa, radio, televisión y medios digitales. Su columna Puntos y Contrapuntos se ha publicado desde hace casi cuatro décadas, en periódicos como El Occidental, Siglo 21 y Mural, en Guadalajara, Jalisco. Tiene estudios de derecho por la Universidad de Guadalajara y durante una década fue profesor de periodismo en el ITESO, la Universidad jesuita de Guadalajara.



Fuente

Advertisements