Guaidó enseña la entrega del primer cargamento de ayuda humanitaria a Venezuela

g 1 - Guaidó enseña la entrega del primer cargamento de ayuda humanitaria a Venezuela

CARACAS (apro).- El “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó, anunció que este lunes hizo entrega del primer cargamento de insumos de ayuda humanitaria solicitada para ese país.

Indicó que el despacho lo recibió la Asociación Venezolana de Servicios de Salud de Orientación Cristiana (AVESSOC), organización que agrupa a 30 centros de salud que atienden principalmente a personas de bajos recursos.

“Cumpliendo con nuestras competencias, hoy entregamos el primer cargamento de insumos de la #AyudaHumanitaria a la Asociación de Centros de Salud (AVESSOC) con 85 mil suplementos que se traducen en 1.700.000 raciones nutricionales para niños y 4.500 suplementos para embarazadas.”, escribió Guaidó en su cuenta de Twitter, mensaje acompañado con cuatro fotografías en las que se ve en una especie de galpón con productos.

“A todos los países que están siendo partícipes y cooperadores, a todos los que se están sumando al voluntariado, avanzamos con fuerza! ¡Juntos vamos a lograr la ayuda humanitaria en Venezuela”, manifestó.

Guaidó entregó los insumos en compañía de Miguel Pizarro, diputado a la Asamblea Nacional y presidente de la Comisión Especial del Parlamento para la ayuda humanitaria y miembro del partido Voluntad Popular, en el que también milita el presidente de la Asamblea Nacional y “presidente encargado” del país.

Agregó que la dotación corresponde a la primera fase de atención a las “poblaciones más vulnerables” afectadas por la crisis humanitaria que vive Venezuela y constituye 20 raciones para cada beneficiario.

Este lunes, el diputado Lester Toledo, responsable internacional del plan de apoyo para Venezuela designado por el Parlamento, afirmó que la ayuda humanitaria ingresará “con el acompañamiento de la gente”.

Luego de una reunión este lunes en Brasilia para la coordinación del centro de acopio en Brasil con el ministro de relaciones exteriores de ese país, Ernesto Araújo, y María Teresa Belandria, embajadora de Venezuela, Toledo aseguró que los alimentos y la medicina pasarán con ayuda del pueblo venezolano.

Brasil aceptó instalar en el estado fronterizo de Roraima un centro de acopio de ayuda humanitaria para Venezuela, según informó el diputado opositor Toledo.

Otro de los puntos de acopio se encuentra en Colombia, en la ciudad fronteriza de Cúcuta, donde la semana pasada militares venezolanos que apoyan a Nicolás Maduro bloquearon el paso de uno de los puentes que comunican esa ciudad con Venezuela, con el propósito de impedir el ingreso de la ayuda humanitaria.

“Podemos decir oficialmente que será el segundo gran centro de acopio después del de Cúcuta, en Colombia, y que Brasil se suma a esta coalición”, afirmó Toledo tras ser recibido por el canciller Araújo.

Guaidó dijo que se hicieron “esfuerzos importantes” para que llegara esta primera parte a Caracas, y que apenas es el inicio de todo lo que está por llegar pues “la ayuda humanitaria es una realidad” y seguirán avanzando para atender a toda la población víctima de la crisis económica y social que se vive en Venezuela, pese a la negativa del gobierno de Maduro por impedir el ingreso de los insumos.

El también presidente de la Asamblea Nacional enfatizó que “en ningún momento” la intención ha sido politizar la ayuda, sino poderla distribuir rápidamente con la participación de las organizaciones no gubernamentales. Guaidó ha señalado que entre 250 mil y 300 mil venezolanos están en riesgo crítico de muerte si no son atendidos de inmediato.

Reiteró su llamado a los miembros de la Fuerza Armada Nacional (FAN) para que permitan la entrada de la ayuda, pues además de atender a las víctimas “es necesario contener la emergencia humanitaria”.

Por su parte, la directora de AVESSOC, Sohely Subero, informó que el trabajo de la asociación será distribuir el donativo en las diferentes organizaciones que atiende a la población en los lugares más empobrecidos y más vulnerables de Venezuela.

“Nuestra atención es con la gente y por la gente. AVESSOC es una red de centros de salud que incluye hospitales y dispensarios”, señaló.

El ingreso de la ayuda humanitaria ha sido un punto de honor entre los gobiernos que se disputan el mando de Venezuela.

Por un lado, Guaidó, quien preside el Parlamento y se juramentó como “presidente encargado”, fue el que solicitó la ayuda internacional. Y, por otro, Maduro, quien también se juramentó como presidente de la República, luego de unas cuestionadas elecciones en 2018, niega el ingreso de la ayuda por considerarlo un intento para derrocarlo comando por EU.

“La ‘Ayuda Humanitaria’ es un show para humillarnos y pretende justificar una agresión militar; un plan macabro que no oculta el robo por más de $ 10,000 millones que EE.UU. hace a la Patria. Si quieren ayudar, que cesen el bloqueo, la persecución y la agresión contra Venezuela”, dijo Maduro el viernes tesis que ha reiterado en sus pronunciamientos públicos y televisados, con frecuencia, rodeado del alto mando militar que aún lo apoya.

Maduro y su régimen niegan que el país esté en crisis, y rechazan recibir el apoyo alegando que podría dar paso a una “invasión armada” que separe al chavismo del poder, además de calificarlo como un “show” de la oposición.

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, anunció este lunes que hay una “presencia reforzada” de militares en la frontera con Colombia luego de que en Cúcuta se comenzara a almacenar parte de la ayuda humanitaria.

“Tenemos la presencia reforzada en toda la frontera, no por el show de la ayuda humanitaria (…) sino por todos los delitos que se cometen y todos los males que vienen de la república de Colombia”, dijo Padrino tras participar en un acto de recolección de firmas en respaldo a Maduro y en rechazo al apoyo de EU a la juramentación de Juan Guaidó como presidente encargado.

La semana pasada, la Guardia Nacional (GN) bloqueó el puente de Tienditas entre Cúcuta y Venezuela, infraestructura sin estrenar que une los dos países y por el que se preveía que entrara la ayuda. “Es una aberración. Se quiere hacer un chantaje a Venezuela con este tema”, dijo Padrino.

El militar sostuvo que “si hubiese un ápice de seriedad, tanto jurídica como del punto de vista internacional, de buena voluntad, de buena fe vería eso de manera distinta”. Sin embargo, los esfuerzos de Maduro y sus militares por bloquear la frontera parecen haber sido burlados con este cargamento de insumos que este lunes entregó Guaidó.





Fuente

Advertisements

En su discurso del Estado de la Unión, Trump ratifica su apoyo a Guaidó y condena régimen de Maduro

AP 19037112532968 3 - En su discurso del Estado de la Unión, Trump ratifica su apoyo a Guaidó y condena régimen de Maduro

CARACAS (apro).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ratificó este martes su reconocimiento al “gobierno legítimo de Venezuela” y al jefe de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, como “nuevo presidente interino” del país.

En su segundo discurso del Estado de la Unión, Trump se refirió brevemente a la situación de crisis que vive Venezuela y el respaldo que su administración ha dado al “presidente encargado”.

“Estamos con el pueblo venezolano en su noble búsqueda de libertad y condenamos brutalidad del régimen de Maduro, cuyas políticas socialistas han convertido a la que fue la nación más rica de sur América en un estado de pobreza extrema y desesperación”, sostuvo Trump.

En una directa alusión a los demócratas, el mandatario manifestó su alarma “por los nuevos llamados a adoptar el socialismo” en ese país y aseguró que no permitirá que esa ideología domine su nación.

Tras su mención a la crisis en Venezuela y su rechazo al socialismo, exaltó la tradición libertaria de su país.

“Estados Unidos fue fundado sobre la libertad y la independencia, no coerción, dominación y control del gobierno. Nacimos libres, y nos mantendremos libres. Esta noche renovamos nuestra determinación de que Estados Unidos nunca será un país socialista”, soltó en el Congreso.

El gobierno de Trump fue el primero en reconocer a Guaidó como presidente interino de Venezuela; y, en respuesta, Maduro cortó relaciones diplomáticas con Washington con la expulsión del personal diplomático y consular de Trump.

Guaidó se juramentó como “presidente encargado” de Venezuela el pasado 23 de enero al invocar dos artículos de la Constitución venezolana y considerar ilegítima la toma de posesión de Maduro el 10 de enero como resultado de unas elecciones celebradas en mayo y cuestionadas por parte de la comunidad internacional.

Desde la juramentación de Guaidó, el gobierno de Trump, a través de sus altos funcionarios, ha sido el más activo en el llamado a que otras naciones lo reconozcan también.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, solicitó una reunión extraordinaria de la ONU para abordar la crisis en Venezuela y exhortar al organismo y sus estados miembro a reconocer a Juan Guaidó, la reunión terminó sin un acuerdo. El vicepresidente de EU, Mike Pence, y el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, también han encabezado la cruzada por “el fin de la dictadura” de Maduro en Venezuela.

Esta semana, Trump amenazó con que la intervención militar es “una opción” en el caso Venezuela. La polémica está en el centro del debate sobre el envío de ayuda humanitaria al país suramericano que el gobierno de EU ha cifrado en 20 millones de dólares, mientras que Maduro asegura que se trata de un “plan golpista del imperio” para derrocarlo.

La administración Trump emprendió nuevas sanciones que cierran el cerco económico al gobierno de Nicolás Maduro. El Departamento del Tesoro bloqueó cuentas del Estado venezolano y de la estatal petrolera de ese país PDVSA y su filial en EU, la compañía CITGO. Sanciones que fueron solicitadas por Guaidó en nombre del Parlamento venezolano que preside.

El también presidente de la Asamblea Nacional, la semana pasada anunció la designación de Carlos Vecchio como representante diplomático en Estados Unidos, quien estuvo presente en el discurso de Trump, invitado por el senador republicano, Marco Rubio, una de las figuras más críticas a la gestión de Nicolás Maduro.

En su discurso, que comenzó con un tono conciliador, Trump también mencionó su plan de levantar un muro en la frontera con México y justificó la medida con historias sobre la delincuencia de indocumentados, argumento que fue criticado y desmentido por los demócratas quienes aseguran que los índices de delitos en este sector de la población es menor que el resto de los estadounidenses.

“Los muros salvan vidas”, dijo Trump y fue abucheado por los presentes.

Sobre la disputa entre Trump y México por el muro en la frontera, Guaidó dijo, en entrevista exclusiva para Proceso publicada el domingo, que está tratando de “rescatar” su país y “cuando lleguemos a ese momento, podremos colaborar con cualquier país vecino como han colaborado muchos con nosotros”, respondió al ser consultado si intercedería por México ante su aliado EU para que desista de esta idea.





Fuente