Advertisements
WhatsApp Image 2019 05 14 at 20.09.45 e1557933383426 - Incendios aumentan por cambio climático; urge que México revise planes de acción: OMS

Incendios aumentan por cambio climático; urge que México revise planes de acción: OMS

53 0

GINEBRA (apro).- Ante la extraordinaria contingencia ambiental que se vivió en la Ciudad y Valle de México por incendios forestales y mala calidad del aire, es urgente que se revisen los programas de acción incluyendo prevención de incendios que tienden a aumentar a consecuencia del cambio climático, afirmó en entrevista con Apro Marcelo Korc Asesor Regional de las Américas sobre Calidad del Aire de la OMS/OPS.

“La situación exige una revisión de los planes de acción”, afirmó Korc quien subrayó que se debe incluir en esto el factor del cambio climático por el que se han disparado los incendios forestales en la zona.

Remarcó que es necesario replantear los programas a corto, mediano y largo plazo y que “el componente de la salud esté más presente en los planes de acción” debido a que las contingencias ambientales son recurrentes.

Para Korc, el gobierno de México podría replicar los programas que se llevan a cabo en California para prevenir los incendios forestales, porque con los efectos del calentamiento global tienden a aumentar y a provocar a su vez más contingencias ambientales.

Los efectos en la salud de las PM2.5

La Organización Mundial de la Salud, organismo sanitario de Naciones Unidas, estableció en sus Directrices sobre la Calidad del Aire (2016) la recomendación de utilizar como indicador de la concentración de partículas materiales en el aire los valores de las partículas de diámetro inferior a 2.5 micras, es decir, PM2.5, frente a los valores utilizados de las partículas de diámetro inferior a 10 micras, PM10.

Según las Directrices sobre la Calidad del Aire de la OMS no se recomienda superar el umbral de 10 microgramos por m3 en promedio anual, frente a los valores utilizados con anterioridad de las partículas de diámetro inferior a 10 micras, PM10.

Esto es debido a que, “por un lado, una alta proporción de su origen es antropogénico y se ha llegado a la conclusión de que en buena medida provienen de las emisiones de los vehículos en la ciudad, especialmente los que usan diésel. Por otro lado, los efectos que tienen sobre la salud pueden ser graves o muy graves, por su gran capacidad de penetración en las vías respiratorias”, cita la OMS.

“Esas partículas que se llegan a instalar en los alveolos pulmonares e incluso penetrar en el torrente sanguíneo, además de provocar enfermedades de tipo respiratorio, tales como la bronquitis o neumonía, también provocan males de tipo cardiovascular y por ser de menor tamaño están compuestas por elementos que son más tóxicos (como metales pesados y compuestos orgánicos) que los que componen, en general, las partículas más grandes”, subraya.

Más de 25 mil muertes al año

Además, “cada año mueren en México entre 18 mil 600 y 30 mil 700 personas por enfermedades relacionadas a la contaminación ambiental, es decir, un promedio de 25 mil muertes anuales”, remarca Korc citando un uniforme publicado el año pasado por el organismo.

Para la OMS la contaminación del aire también es un factor de riesgo importante para las enfermedades no transmisibles y se estima que provoca 24% de todas las muertes de adultos por enfermedades del corazón, el 25% de los accidentes cerebro-vasculares, el 43% de las enfermedades pulmonares obstructivo- crónicas y el 29% del cáncer de pulmón.

Contaminación preocupante

Con respecto a estas partículas, en un informe publicado por la OMS en 2016 según datos proporcionados por el gobierno mexicano a la OMS, el nivel de contaminación en la Ciudad de México con respecto a las partículas PM2.5 en 2014 era de 20 microgramos por metro cúbico de polución anual, es decir, dos veces más que lo indicado por las directrices del organismo.

El informe advierte que ya desde 2011 Guadalajara marcó casi el doble de lo estipulado por la OMS  (19 PM2.5), Irapuato más del doble (26 PM2.5), León casi el triple (27 PM2.5) , Monterrey más del el triple de polución (36 PM2.5), Puebla el doble (20 PM2.5), Salamanca casi el triple (28 PM2.5) , Silao un poco más del doble (24 PM2.5) y Toluca un poco más del triple (33 PM2.5).

Igualmente, en el último informe de la OMS publicado en 2018 se suman a la lista de ciudades contaminadas del país: Mexicali (con 44 PM 2.5) cuatro veces más de lo estipulado por la OMS; Tepotzotlán (27 PM2.5) y Tijuana (23 PM2.5).

De igual manera la OMS recogió datos sobre municipios y/o delegaciones de Estado de México y Ciudad de México en los que también se registraron excesos de contaminación (PM 2.5): Acolman (21), Milpa Alta (19), Álvaro Obregón (21), Atizapán de Zaragoza (21), Chalco (26), Coacalco (28), Ecatepec (26), Iztapalapa (26), Magdalena Contreras (22), Naucalpan (19), Netzahualcóyotl (21), Tlalnepantla (26), Tultitlán (25) y Xochimilco (20).

Población vulnerable, prioridad

Con respecto a las medidas a corto plazo Korc remarca que se debe proteger a las personas más vulnerables, es decir niños, especialmente asmáticos, mujeres embarazadas, porque su cuerpo utiliza más oxigeno durante la gestación y a los ancianos. Además de que los ciudadanos deben permanecer en interiores el mayor tiempo posible, no hacer ejercicio en el exterior, disminuir el uso del automóvil y sobre todo los vehículos que utilizan diésel.

Ahora en cuanto a medidas de mayor alcance México debe poner en marcha un plan holístico a corto, mediano y largo plazo que incluya un sistema de transporte público sostenible, como un sistema de transporte eléctrico.

Para el experto de la OMS cualquier medida debe ser parte de un paquete multidisciplinario, con varios ministerios que participen, como el de transporte, energía, salud y educación.

Es necesario llevar a cabo planes integrales que componen varias medidas, el gobierno debe aplicar la legislación ahí donde se necesite, poner en marcha programas basados en un buen análisis de la situación y de igual forma, el ciudadano debe entender que también es parte de la solución.

En cuanto al programa del No Circula, consideró que “es una medida puntual” que puede ayudar, pero insistió en que la solución es tener la evaluación de todas las causas y dónde se pueda atacar el problema, lo que probablemente tenga que ser desde varios frentes y con una serie de soluciones en diversos sectores.

Medidas

Por otra parte, y en este mismo sentido, la directora de la OMS de Salud Pública y Medio Ambiente, María Neira, opina que “hay que cambiar mentalidades, hábitos, hay que cambiar fuentes de transporte, se pueden conseguir muchas mejoras”, observó.

Además de tener respuestas momentáneas al problema, la experta coincidió en “apostar por un sistema de transporte sostenible duradero, que es una de las medidas que ofrece muy buenos resultados” y evocó algunas soluciones tomadas en otras grandes ciudades como iniciativas que promueven tráfico en vías alternas, otros proponen dejar los autos privados en las entradas de la ciudad y que el transporte público lleve a la población al centro, otra iniciativa es cerrar zonas más congestionadas al tráfico y promover el uso de bicicletas y circulación peatonal.

En otras megalópolis, agregó, ha habido que evaluar la producción industrial y sacarla de la ciudad, o usar cierto tipo de filtros y maquinaria acompañando esto de una legislación.

“La solución no es única, son varias respuestas que se tienen que implementar pues la salud de todos va en ello”, argumentó la experta.

“Preocupa por cuánto tiempo y a qué niveles altos la población ha estado expuesta, y si son varias semanas en el año eso representa un impacto muy negativo para la salud”, enfatizó Neira.

Investigar a fondo

Finalmente, un experto en salud pública y contaminación ambiental cercano a la OMS entrevistado que prefirió el anonimato dijo a Apro que, además de los incendios del valle de México, se debe analizar si “algo cambió”, si se ha hecho algo diferente que haya provocado este disparo de contaminantes, ya que no es la primera contingencia en lo que va del año.

Analizar si se cambió el tipo de gasolina, si se relajaron o cambiaron los estándares de la verificación vehicular, o si se sumó a la ecuación algún otro factor, “eso es imperativo saberlo”. Para el experto es necesario fortalecer los parámetros de una verificación vehicular rigurosa y fiel a los estándares del cuidado medioambiental.

A su modo de ver el gobierno de la Ciudad de México debería intentar también, por ejemplo, lo que hizo Michael Bloomberg cuando llegó al gobierno de Nueva York.

El millonario se dedicó a investigar a fondo cuáles eran las causas de la contaminación y encontró que eran algunos edificios, “poquísimos de hecho”, los responsables del 55% de la contaminación en la ciudad. Las autoridades tomaron medidas, exigieron limpieza de calderas, filtros y fue así como se logró bajar los niveles de contaminación en la ciudad de los rascacielos.

“En este tema es importante no bajar la guardia, buscar todas las salidas, adoptar nuevos modelos, aunque no sean populares. Todos, gobierno, empresarios, ciudadanos, hombres, mujeres y niños respiramos el mismo aire, todos podemos hacer algo por mejorarlo y todos tenemos derecho a respirar un aire limpio y a una vida sana”, concluyó.

 

 





Fuente

Advertisements

Related Post