Inseguridad en México: tema álgido en el primer debate presidencial

inseguridad-en-mexico-tema-algido-en-el-primer-debate-presidencial
Compartelo

En la opinión de la semana anterior, se hacía mención del efecto económico que la corrupción tiene para México al representar un costo del 10% del Producto Interno Bruto (PIB), es decir más de 200 mil millones de pesos (El Economista, 2017). Ligado a este problema, se encuentra el impacto de la inseguridad al desarrollo económico y social del país, tópico de análisis que los gobiernos actuales y los candidatos de elección, en los ámbitos local, estatal y federal, deben buscar solucionar con urgencia. En ese contexto ¿Cuáles fueron los compromisos asumidos por los postulantes a la presidencia de México en el primer debate celebrado el 22 de abril pasado?

                En 2018, el Instituto de Economía y Paz presentó el Índice de Paz México (IMP), organismo que identifica que 2017 fue el año más violento del que se tiene registro, con un deterioro del nivel de paz en México de 10.7% en comparación con el año anterior, registrándose más de 29,000 asesinatos, lo que elevó la tasa de homicidios a cerca de 24 por cada 100,000 personas, es decir, un aumento de 25% anual; La violencia con armas de fuego se incrementó por segundo año consecutivo, 69% de todos los homicidios de 2017 se cometieron con estas armas; La tasa de violencia intrafamiliar se incrementó 32% en los últimos tres años. En ese tenor, los estados considerados como menos pacíficos son Zacatecas, Colima, BC, Guerrero y BCS.

               En el IMP aparece un blog sobre el impacto económico de la violencia en México, estimando que en 2017 fue de 4.72 billones de pesos, lo cual equivale a 21% del PIB del país. Dicha cifra es ocho y siete veces mayor que la inversión pública en salud y educación, respectivamente. Se observa que el gasto para contener la violencia es bajo. En 2017, el gobierno federal asignó apenas 1% del PIB al gasto en orden público y seguridad, cifra que representa sólo 60% del promedio de la OCDE. En este informe, se presenta un modelo de impacto económico de la violencia, al desglosarlo por categorías, se aprecia que el factor que más contribuyó fue el homicidio, que representó 46% del impacto total en 2017, cuyo efecto económico ascendió a 2.18 billones, lo cual equivale a 10% del PIB de México. Los delitos con violencia, que incluyen robo, asalto y violación, constituyeron la segunda forma más costosa de violencia y representaron 40%, con 1.9 billones de pesos.

                Al revisar las propuestas de los candidatos presidenciales, ninguno de ellos analizó o realizo alguna promesa para revertir el impacto económico de la violencia, los discursos se centraron más en el contexto legal e institucional. En síntesis y por orden alfabético, los aspirantes propusieron lo siguiente:

Te puede interesar:  Dos agrupaciones se Hermanan.

                Andrés Manuel López Obrador, candidato de Morena-PT-PES señaló la necesidad de atender las causas que originan la violencia, como la pobreza, particularmente la que viven los jóvenes, además de elaborar un plan con expertos para revisar la amnistía que propone; generar mayor crecimiento económico y empleo, reducir sueldos a funcionarios públicos e impulsar la revocación de mandato

                Jaime Rodríguez Calderón, aspirante independiente propuso contratar especialistas, un mayor uso de la tecnología, construir una figura como la del FBI, la creación de una policía cibernética, eliminar programas asistenciales, militarizar las preparatorias, cortar literalmente la mano al que robe, está de acuerdo en la revocación de mandato y en una fiscalía general autónoma.

José Antonio Meade Curibreña, candidato del PRI-PANAL-PVEM, propone crear un código penal único, una agencia de investigaciones especializada, cuadriplicar la capacidad del estado, impulsar tres compromisos (prevención, disuasión y combate a la impunidad), dar mayor certeza jurídica al ejército, fomentar los valores familiares y unir al SAT-SCHP-INE al sistema nacional anticorrupción.

                Margarita Zavala, candidata independiente propuso fortalecer a la policía para que se tenga más confianza en ella, combatir el feminicidio, a través del fomento de los valores, la creación de una Secretaría de Seguridad Ciudadana; y seguir usando a la policía y a las fuerzas armadas, através de una mayor presencia valiente del estado. No está de acuerdo con la revocación de mandato.

Ricardo Anaya Cortés, del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano aseguró que es necesario enfrentar el problema con una nueva estrategia, a través de los ejes de prevención, de desmantelamiento con inteligencia previa, de duplicar la policía y profesionalizarla; que el fiscal que se nombre sea autónomo e independiente, reforzar el Artículo 108 constitucional para que el presidente pueda ser juzgado, así como eliminar las transacciones en efectivo del gobierno.

                Como se puede observar, las propuestas para combatir la inseguridad en México emitidas por los candidatos presidenciales son generales y están alejadas de la realidad que vive el país. No está claro, como se resolverá el problema en el corto plazo, lo que implica que tampoco existe una estrategia consistente para aminorar el impacto económico visible de la violencia

orozco - Inseguridad en México: tema álgido en el primer debate presidencial
Dr. José Manuel Orozco Plascencia
Coordinador del Doctorado en Relaciones Transpacíficas (DRT) y
Profesor-Investigador de la Facultad de Economía de la Universidad de Colima
Advertisements