Kellogg’s elimina hierro, calcio y ácido fólico de sus cereales; le cuesta a México 250 mdd: estudio

WhatsApp Image 2019 11 13 at 20.31.34 - Kellogg’s elimina hierro, calcio y ácido fólico de sus cereales; le cuesta a México 250 mdd: estudio

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La práctica de la empresa Kellogg’s de eliminar micronutrientes como hierro, calcio y ácido fólico de sus cereales más populares le costó a México 250 millones de dólares en cinco años, de acuerdo con un estudio difundido hoy.

Las organizaciones Fundación Changing Markets, Just Economics, ContraPeso, Proyecto Alimente y SumofUs dieron a conocer el informe Corn Fakes: Los costos sociales y económicos de la eliminación de micronutrientes de los cereales Kellogg’s.

Según el estudio, por cada dólar que Kellogg’s ahorra al eliminar los micronutrientes esenciales en sus productos, la sociedad mexicana pierde tres.

Se calcula que la empresa productora de Zucaritas y Corn Pops ha ahorrado 85 millones de dólares en los cinco años transcurridos desde que comenzó la práctica de ir eliminando micronutrientes como el hierro, el calcio y el ácido fólico de sus cereales más populares para el desayuno.

“Kellogg’s, el gigante mundial de los cereales, no está cumpliendo sus promesas de nutrir a las familias y a los niños. En lugar de nutrir a las familias para que puedan crecer y prosperar, en México se calcula que Kellogg’s ha tenido un ahorro de casi 17 millones de dólares al año derivado de la reducción sistemática de los micronutrientes en sus cereales más populares para el desayuno. Esto implica un ahorro para Kellogg’s de 85 millones de dólares durante cinco años”, señalan las conclusiones del informe.

Corn Fakes by Revista Proceso on Scribd


Sin embargo, añade, los costos para la sociedad superan por mucho cualquier beneficio a corto plazo para Kellogg’s.

“Este informe destaca que el costo mínimo social acumulado para México de la eliminación del hierro, calcio y ácido fólico de marcas populares de cereales Kellogg’s es de más de 16 millones de dólares al año.

“Sin embargo, los costos para la sociedad a cinco años serán de más de 250 millones de dólares, y se prevé que estos costos aumenten anualmente a medida que más consumidores entren en el mercado.

“Para un país al borde de una crisis de desnutrición —y que recientemente se comprometió a aumentar su presupuesto de salud por 2.2 mil millones de dólares para atender un déficit de atención a la salud— es inaceptable que Kellogg’s se sume a esta carga”, sostiene el informe.

Kellogg’s señala que “una parte crítica de administrar un buen negocio es también hacer algo bueno por la sociedad”. Sin embargo, según la investigación de las organizaciones, la empresa está lejos de seguir su propio principio.

“Durante un periodo de cinco años, por cada dólar que Kellogg’s se ahorra al evitar la fortificación de sus cereales, destruye al menos tres dólares en valor para la sociedad mexicana”, señalan las conclusiones.

“Nuestra más reciente investigación revela el motivo detrás de la irresponsable eliminación de nutrientes esenciales de los productos de Kellogg’s: enormes ganancias a expensas de niños y familias mexicanos que consumen las marcas de cereales de la compañía”, indicó la asesora senior de Campañas de Fundación Changing Markets, Alice Delemare.

“Sus prácticas pueden estar aumentando las finanzas de la compañía a corto plazo, pero tarde o temprano los consumidores se darán cuenta de que están siendo engañados y se les están vendiendo calorías vacías en lugar de desayunos nutritivos. Es tiempo de que la compañía actúe de acuerdo a su compromiso de ofrecer productos más saludables, en línea con su promesa para el desayuno”, agregó.


Por su parte, la directora de la organización Just Economics, Eilís Lawlor, advirtió que la fortificación de alimentos es una de las estrategias más costo-efectivas a nivel internacional para la promoción de la salud. La investigación presentada hoy evidencia las prácticas sesgadas de la industria para maximizar ganancias a corto plazo.

“La prosperidad de las sociedades en las que opera como empresa representan una inversión para Kellogg’s. Esta inversión incluye el desarrollo económico en dichos países, los salarios de los consumidores que compran sus productos, y la productividad de sus trabajadores, quienes son, al final de cuentas, consumidores. Las prácticas de Kellogg’s no están funcionando en el mejor interés de sus inversionistas, los consumidores y la sociedad en general”, añadió.

De acuerdo con un estudio de la Procuraduría Federal del Consumidor, 50% de los menores de 3 a 12 años consumen marcas de cereales de caja “para el desayuno” al menos dos o tres veces por semana, y 37% de este sector de la población come cereal de caja todos los días.

A esto, Doré Castillo, de la Coalición ContraPESO, añadió que de por sí el alto contenido de azúcar de los cereales Kellogg’s es ya un problema para determinar el valor de estos productos ultraprocesados. Si se eliminan nutrientes de los cereales para el desayuno, Kellogg’s está reduciendo deliberadamente el valor nutritivo de sus productos, indicó.

“Con nuestro país al borde de una crisis de malnutrición, los consumidores tienen el derecho de ser informados sobre el contenido de micronutrientes en sus alimentos. Es tiempo de que los consumidores mexicanos se den cuenta del costo real de estos productos para nuestra salud y nuestra sociedad”, señaló.

Comentarios





Fuente

Advertisements