Las glorias de Robbie Robertson y “El irlandés” de Scorsese

irlanda - Las glorias de Robbie Robertson y “El irlandés” de Scorsese

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- No cabe duda 2019 ha sido un excelente año para el canadiense Jaime Royal Robbie Robertson (Toronto, Ontario, 5 de julio de 1943), quien hace 51 años saltó a la cumbre con su quinteto The Band tras grabar el primer álbum Music From Big Pink, el cual “cambió el curso de la historia de la música”, según el guitarrista inglés Eric Clapton.

Hijo de padre judío y madre mohawk, Robbie Robertson (su nombre artístico) cierra 2019 en la pantalla grande, habiendo compuesto el tema instrumental de la película El irlandés (The Irishman) estrenada vía Netflix el 27 de noviembre y dirigida por su cuate italiano-estadunidense Martin Marty Scorsese (Nueva York, 17 de noviembre de 1942), apenas siete meses mayor que Robbie.

La mañana primaveral del pasado miércoles 8 de mayo, en Aristegui Noticias, Héctor González publicó el notición “Robbie Robertson y cuando The Band era “La banda”: En ‘Testimony’ el músico canadiense cuenta los mejores años de uno de los grupos más influyentes del rock”, dando a conocer las memorias de Robbie al español Testimony (Neo Person. Traducción: Ainhoa Segura Alcalde. 597 pp.).

“Cuando Robbie Robertson decidió que el Día de Acción de Gracias de 1976 sería el último concierto de The Band sabía era necesario parar. Los excesos, las diferencias y la convivencia, lo convencieron de que el grupo no daba para más. Así como sólo Led Zeppelin pudo componer una canción digna de llevar el título de ‘Rock and Roll’; únicamente Robertson, Rick Danko, Garth Hudson, Richard Manuel y Levon Helm, pudieron armar un proyecto digno de llamarse The Band. Y no sólo eso, también para su último vals contaron con un escuadrón de lujo: Bob Dylan, Van Morrison, Neil Young, Joni Mitchell, Martin Scorsese (director de la película del concierto del adiós) y varios estelares más. ¿Cómo se hace construye un grupo de este tamaño? Robbie Robertson lo cuenta en su autobiografía Testimony.”

Aquel concierto monumental (organizado por Bill Graham en el Winterland de San Francisco, California) fue filmado por Scorsese y se llama The Last Waltz. Proyectado hasta 1978, se dio a conocer como El último rock en México y es una de las mejores cintas testimoniales del rock.

A partir del delicado proceso de edición para The Last Waltz (El último vals), ambos se hicieron buenos amigochos colaborando en proyectos cinematográficos, con Robbie fungiendo de productor y asesor musical de Marty Scorsese en Raging Bull (Toro Salvaje, 1980), The King of Comedy (El rey de la comedia, 1983), The Color of Money (El color del dinero, 1986), Casino (1995), Gangs of New York (Pandillas de Nueva York, 2002), The Wolf of Wall Street (El lobo de Wall Street, 2013), más las cintas de suspenso The Departed (2006) y Shutter Island (2010). Como actor, Robbie protagonizó en 1980 Carny, de Robert Kaylor, y hacia 1994 tuvo buena recepción su música para la TV The Native Americans (tercer disco solista).

El tema de El irlandés (“The Theme for The Irishman”) lo compuso Robbie, si bien otras piezas suyas se escuchan en la cinta como “Remembrance” (“Añoranza”) y “I Hear You Paint Houses” (“Te escucho pintar casas”); ésta última interpretada con Van Morrison (Belfast, Irlanda del Norte, 31 de agosto de 1945) y basada en el libro homónimo de Charles Brandt (I Heard You Paint Houses: Frank “The Irishman” Sheeran and Closing the Case on Jimmy Hoffa, 2004), que sirvió de guion a El irlandés. El libro “revela” un misterio histórico sin resolver por la justicia gabacha: fue el neoyorquino Frank Sheeran (personificado por Robert De Niro), apodado El irlandés, quien supuestamente asesinó al líder sindical de los transportistas gabachos James Riddle Jimmy Hoffa (Al Pacino) el 30 de julio de 1975.

La rola apareció el 20 de septiembre de 2019, cuando Robbie publicó su sexto álbum solista Sinematic, coincidiendo con el estreno de otro documental de The Band: Once Were Brothers: Robbie Robertson and The Band (Una vez fuimos hermanos) en el Festival Internacional de Cine de Toronto, el 5 de septiembre. Leemos en Wikipedia:

La grabación de Sinematic se inspiró en el trabajo de Robertson creando música para la película de Martin Scorsese The Irishman. Según Robertson: “Estaba trabajando en música para The Irishman y en el documental, y estas cosas sangraban entre sí. Pude ver un camino. Las ideas para las canciones sobre cosas inquietantes, violentas y bellas se arremolinaban como una película. Sigues ese sonido y todo empieza a tomar forma justo frente a tus oídos… Este es probablemente el décimo filme en el que trabajé con Marty [Scorsese] y cada vez que lo hacemos, es una experiencia totalmente nueva […] la banda sonora para El irlandés fue un trabajo insólito. Tratábamos de descubrir un sonido, un ánimo, un sentimiento, que pudiese funcionar a través de las tantas décadas en las que se ambienta la trama.”

Aprovechando su segundo aire a la “all-la-glory”, Robbie Robertson decidió llamar entonces al exbeatle Ringo Starr y grabar con artistas de cinco continentes la grandiosa composición coescrita con The Band (y como casi todas de la banda, acreditada sólo a Robbie), The Weight (La carga), del clásico LP “Álbum café” de 1969 The Band, llena de espíritu buñuelesco.

Sólo por la música, vale la pena soplarse las tres horas y media que dura El irlandés en una sala cinematográfica. Y mientras se prepara usted para comprar sus palomitas con trébol y arpa, aquí están el resto de los temas que incluye la cinta (Soundtrack de El irlandés):

“In the Still of the Night”, The Five Satins; “Tuxedo Junction”, Glenn Miller & His Orchestra; “I Hear You Knockin”, Smiley Lewis; “The Fat Man”, Fats Domino; “El Negro Zumbón (de la película Anna)”, por la italiana Flo Sandon’s; “Le Grisbi”, Jean Wetzel; “Delicado”, Percy Faith & His Orchestra; “Have I Sinned”, Donnie Elbert; “Song of the Barefoot Contessa”, Hugo Winterhalter & His Orchestra; “A White Sport Coat (and a Pink Carnation)”, Marty Robbins y Ray Conniff; “Canadian Sunset (Single Version)”, Eddie Heywood; “Honky Tonk 1”, Bill Doggett; “Melancholy Serenade”, Jackie Gleason; “Qué Rico el Mambo” con la orquesta de Dámaso Pérez Prado (!); “Cry”, Johnnie Ray & The Four Lads; “Sleep Walk”, Santo & Johnny; “The Time Is Now”, The Golddiggers; “Al Di La” (!), con Jerry Vale, y “Pretend You Don’t See Her”, The Latin Casino All Stars.

Rolas “de época” se escuchan en El irlandés, por ejemplo “Ojos españoles”, de Kerry Vale, o “Mannish Boy”, del rey bluesero Muddy Waters. Entre tanto, invitamos a escuchar el “Álbum café” de 1969, quizás el mejor disco LP en la historia del rock gringo-canadiense y cuyo paquete especial con dos CDs The Band 50th Anniversary Edition salió a la venta el pasado 15 de noviembre, con la venia (of course) de Robbie Robertson, a medio siglo de su publicación original homónima por The Band, en Capitol Records.

Comentarios





Fuente

Advertisements