La de la matanza de los LeBarón, una zona de guerra de los cárteles

AP 19310718182792 e1573091535113 - La de la matanza de los LeBarón, una zona de guerra de los cárteles

Dos días después de la matanza de la familia LeBarón, el general Homero Mendoza admitió que el gobierno federal desconocía el grado de violencia que se vive en los límites de Chihuahua y Sonora. Sin embargo, un informe de inteligencia de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana contiene un detallado registro de las bandas criminales que operan en la zona, sus territorios, escisiones y cabecillas. Con esos datos y entrevistas a funcionarios estatales se ofrece aquí una aproximación a la compleja y poderosa red en la que el narcotráfico atrapó desde hace años el norte del país.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso) El lugar donde el pasado lunes 4 fueron emboscados y asesinados niños y mujeres de las familias LeBarón y Langford está en una histórica zona de influencia de Rafael Caro Quintero. Actualmente, según reportes de inteligencia de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), el Cártel de Sinaloa controla desde ahí el envío de enervantes a Phoenix, Arizona, a fin de distribuirlos en el mercado estadunidense.

Desde hace tiempo los cárteles de Juárez y de Sinaloa –este último mediante Los Salazar– se disputan el control de esta franja entre los estados de Sonora y Chihuahua. En los últimos cuatro meses sicarios de uno y otro bando incendiaron varias casas con niños adentro, emboscaron a grupos de policías y se mataron entre ellos, aunque las autoridades federales de seguridad afirmen que no sabían nada.

El miércoles 6, dos días después de que fueron atacadas las familias mormonas en los límites de Janos, Chihuahua, y Bavispe, Sonora, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, general Homero Mendoza, evidenció la falta de labor de inteligencia:

“Teníamos muy escaso personal en ese punto. No se habían tenido referencias (de violencia) en meses anteriores. Las necesidades de proporcionar seguridad tanto por la Guardia Nacional como por las tropas regulares del Ejército se orientan generalmente a las áreas de conflicto. Esta no la teníamos nosotros referenciada como tal, luego entonces la presencia de tropas de las dos instituciones era escasa”.

La autoridad ignoró los avisos. El 10 de junio pasado, luego de la ruptura con Los Paredes de Agua Prieta, el grupo delictivo que encabeza Leonel Toscano Cuevas, El Tolteca, atacó ese municipio sonorense y asesinó a cuatro hombres y una mujer, entre ellos a José Javier Rascón Ramírez, El Fox, integrante de Los Paredes (también llamados Los Pesados Apson). Dos horas después, en la carretera a Naco, Sonora, murieron otras cuatro personas en otro enfrentamiento.

Después, el 24 de agosto, se filtró en Twitter un video donde se ve que un grupo armado recorre la sierra alta de Sonora en varias camionetas: “Así nomás van listos para la guerra, listos pa’l topón, vamos por ustedes pinche Misael y Tolteca”.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2245, ya en circulación)

Comentarios





Fuente

Advertisements

Pavlovich solicita al FBI colabore en la indagatoria tras la masacre contra la familia LeBarón

p 1 - Pavlovich solicita al FBI colabore en la indagatoria tras la masacre contra la familia LeBarón

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Claudia Pavlovich, gobernadora de Sonora, solicitó a través de la Fiscalía de Sonora la colaboración del Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés) en la indagatoria por la masacre de la familia LeBarón.

Vía Twitter, Pavlovich ordenó a la fiscalía de su estado solicitar la colaboración del FBI para esclarecer los sucesos en los que el 4 de noviembre tres mujeres y seis menores de edad, integrantes de las familias LeBarón y Langford, fueron masacradas.

Ello, refirió, de acuerdo a los convenios internaciones suscritos por la Fiscalía General de la República (FGR) y las autoridades estadunidenses.

Durante la semana, la gobernadora sostuvo reuniones con el embajador de EU, Christopher Landau y el gobernador de Arizona, Doug Ducey.

Comentarios





Fuente

La comunidad LeBarón dijo adiós a Rhonita Miller y sus cuatro niños asesinados

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el segundo día de funerales tras la tragedia vivida el pasado lunes, la familia LeBarón dijo adiós este viernes a Rhonita Miller y a sus cuatro hijos calcinados, en medio del dolor, incertidumbre y reclamos de justicia.

Sus cuerpos fueron trasladados en un convoy de camionetas, en el mismo camino montañoso de tierra y roca donde fueron asesinados, para ser sepultados en la comunidad de Colonia LeBaron, en el municipio de Galeana, Chihuahua.

Tres simples ataúdes de madera llegaron al cementerio a una milla al este de Colonia LeBaron, en un camino rural flanqueado por campos de algodón, relata la crónica de la agencia Associated Press, firmada por Peter Orsi.

Kenny Miller, suegro de Rhonita Miller, dijo que ella era “como un ángel” y los niños “angelitos”. Espera que sus muertes no sean en vano.

Los ataúdes fueron colocados en tres tumbas debajo de carpas blancas instaladas para protegerse de la lluvia. “Nita”, como se la conocía cariñosamente, fue enterrada en la tumba del medio con los restos de sus gemelos de ocho meses, Titus y Tiana, en sus brazos.

Howard Jr., de 12 años, y Kristal, de 10 años, fueron enterrados en sus propios ataúdes a ambos lados.

AP 19312828390644 e1573270352204 - La comunidad LeBarón dijo adiós a Rhonita Miller y sus cuatro niños asesinados
Funeral de víctimas de la matanza en la familia LeBarón. Foto: Marco Ugarte

Mientras asaba carne de res y pollo para alimentar a cientos de personas que llegaron desde Estados Unidos y otras partes de México para asistir a los funerales de este viernes, Erasmo Valenzuela dijo que escuchó que dos o tres familias planean abandonar la comunidad de La Mora, en el municipio de Bavispe, Sonora, donde ocurrieron los asesinatos.

Valenzuela, de 50 años, ha trabajado para las familias de la comunidad durante una década y pronosticó que se podría establecer una presencia militar permanente en el área, de acuerdo con AP.

Este sábado será el tercer día de funerales. Será sepultada Christina Langford, de 29 años. Su hija Faith, de siete meses, sobrevivió al atentado.

El jueves se llevaron a cabo las exequias de Dawna Ray Langford, de 43 años, y de sus hijos Trevor, de 11, y Rogan, de dos años.

“Me resulta difícil perdonar. Este tipo de atrocidad no tiene cabida en una comunidad civilizada”, dijo su esposo David Langford frente a los ataúdes de su familia (con información de AP).

Comentarios





Fuente

CNDH alerta sobre vulnerabilidad de menores por crimen organizado

Ismael Eslava OK - CNDH alerta sobre vulnerabilidad de menores por crimen organizado

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alertó sobre las condiciones de vulnerabilidad en que se encuentran los menores ante la violencia desatada por el crimen organizado.

Además, criticó la ausencia o ineficacia de políticas públicas para atender a la población infantil que en los últimos tres gobiernos federales se ha convertido en víctima.

A unos días del ataque armado contra miembros de la familia LeBarón, donde seis menores perdieron la vida y seis más resultaron lesionados, el primer visitador general Ismael Eslava presentó el “Estudio sobre niñas, niños y adolescentes víctimas del crimen organizado en México”, que da cuenta del incremento de homicidios y desapariciones entre ese sector poblacional.

“Sin importar su modo de vida, niñas, niños y adolescentes serán siempre víctimas cuando se incorporan a modos de vida de alto riesgo; cuando viven en su entorno familiar la violencia de las instituciones; cuando son objeto de violencia o simplemente la negligencia de las autoridades”, destacó Eslava al presentar el reporte, realizado en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Dicho estudio presenta cinco historias de vida de jóvenes de Tamaulipas, Estado de México, Michoacán y Baja California, así como de un migrante, en las que “se aprecia el difícil tránsito de las y los protagonistas para hacerse de un lugar en las vidas trastocadas por la violencia, las cuales son a menudo objeto de la incomprensión y la estigmatización, sólo por su aparente relación con la actividad delictiva”.

Tras recordar que la CNDH emitió medidas cautelares a los gobiernos de Chihuahua y Sonora por el ataque armado a la familia LeBarón, Eslava apuntó que “la gravedad y la saña del ataque denota el nivel de riesgo en que se encuentran muchas regiones del país, donde miles de personas están expuestas a la violencia criminal que parece no tener fin y que requiere de la intervención de los tres niveles de gobierno para lograr la pacificación por la vía del derecho”.

Tomando como referencia indicadores del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), el primer visitador general resaltó como evidencias de la vulnerabilidad en que se encuentra la niñez mexicana, que entre 2007 y 2017 se triplicó el número de víctimas de homicidio entre personas de cero a 19 años, al pasar de mil dos a dos mil 858.

En un análisis detallado, destacó que el aumento fue mayor entre 2016 y 2017, de 22.5%, en tanto que entre 2015 y 2018 las cinco entidades con mayores registros de homicidios de menores de 19 años fueron Chihuahua, Zacatecas, Michoacán, Guerrero y Baja California.

Por otro lado, el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas en México, a abril de 2018, precisa que de 36 mil 265 menores desaparecidos, en el fuero común 18% tienen entre uno y 17 años, y 92.7% de los casos ocurrieron entre 2010 y 2018, siendo los estados más afectados Colima (54.3%), Sonora (48.2%), Puebla (34.7%) y Baja California (32.6%).

Respecto del reclutamiento forzado por parte del crimen organizado, Eslava señaló que “en México no existen datos precisos”, pero que es posible tener una estimación a partir de las cifras de personas desaparecidas, “pues la Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas (de la ONU) ha documentado casos sobre reclutamiento forzoso y desaparición de niños y jóvenes por parte del crimen organizado en los estados de Chihuahua y Guerrero, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha sido informada de casos sobre secuestros de personas menores de edad en contexto de movilidad”.

De igual manera, sostuvo que el estudio reveló que “la existencia y el incremento de la victimización en personas menores de 18 años es consecuencia de políticas y acciones de Estado para garantizar su protección y ejercicio de sus derechos”, empezando porque apenas con el gobierno de Enrique Peña Nieto se crearon los Sistemas Nacional y Locales de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), por lo que “las acciones aún son limitadas e insuficientes, considerando las dinámicas actuales de violencia y los niveles de victimización del país”.

Además, se estableció que no hay programas dedicados a abatir la violencia contra la población infantil; incluso en la última reunión del SIPINNA, el pasado 30 de abril, se acordaron siete acciones dirigidas a los menores “víctimas de violencia asociada con el crimen organizado durante la presente administración, entre las que se encuentran la creación de una ruta para la búsqueda de personas menores de edad desaparecidas y la prevención y desvinculación de grupos de delincuencia organizada, sin embargo, no han sido definidas las metas y objetivos de las políticas”.

La falta de atención es grave, señaló el visitador, si se considera el impacto sufrido por la desaparición o asesinato de familiares progenitores, familiares consanguíneos y cercanos a miles de niños que no tiene registro oficial, siendo el más cercano el establecido por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH): unos 30 mil menores huérfanos derivados de la violencia del crimen organizado, entre 2006 y 2010.

Al abandono institucional, Eslava enlistó a los 6 mil 891 adolescentes que hasta 2017 estaban sometidos al Sistema de Justicia Penal, de los cuales 2.5% fueron procesados por delincuencia organizada, y los delitos más frecuentes por los que fueron sometidos a prisión son: secuestro (34.9%), acopio de armas (23.6), venta de droga (17.4), homicidio (17.2), robo (14.7) y extorsión (1.4%).

“No son eficientes los programas dirigidos a menores afectados por el crimen organizado, ante la falta de compresión de las distintas formas de violencia a que están expuestas, para lo que se requiere un tratamiento integral”, abundó.

Y, tras señalar que se requiere investigaciones más profundas sobre la situación de la niñez y la adolescencia en el contexto del crimen organizado, advirtió que “la resiliencia frente a la violencia cotidiana de niñas, niños y adolescentes se asume como un problema privado con el que cada persona y su familia deben lidiar”, sin tomar en cuenta que “detrás de cada evento violento (…) se encuentra la responsabilidad de autoridades y personas adultas que debían tomar medidas de prevención y atención”.

Ismael Eslava enlistó 20 recomendaciones dirigidas a diversas autoridades, y puntualizó que para la CNDH “la manera más adecuada de hacer frente a la violencia e inseguridad en México que afecta a las niñas, niños y adolescentes, es el diseño e instrumentación de políticas públicas de carácter integral que tomen en consideración las causas estructurales que originan esos problemas, el trabajo directo sobre los factores de riesgo, así como el refuerzo en la protección ciudadana desde un enfoque que considere la centralidad de los derechos humanos” .

Comentarios





Fuente

“La inocencia se hace añicos”; la historia de los LeBarón en México

QUEEN CREEK, Arizona.– El mensaje apareció en el chat familiar en WhatsApp justo después del mediodía.

“La esposa y los cuatro hijos de Howie han sido asesinados”, decía. “Christina y Donna y sus hijos desaparecieron. Viajábamos con ellos”.

Aaron Staddon se casó dentro de la diáspora de familias mormonas que han vivido durante mucho tiempo en los valles rurales del norte de México, y se estremeció cuando leyó el inquietante hilo de mensajes provenientes del sur de la frontera.

“Mi corazón se hundió”, dijo Staddon, de 44 años, propietario de una empresa de piscinas en las afueras de Phoenix.

Su esposa, Leah Staddon, creció en La Mora, donde cerca de 200 miembros de su extensa familia han construido una próspera comunidad agrícola en el estado de Sonora. “Es el tipo de pesadilla que simplemente te derriba”.

La noticia, que llegó el lunes en una serie de mensajes de texto, voz y horripilantes videos cortos, siguió empeorando: parte de su familia había sido atacada por pistoleros que abrieron fuego contra sus camionetas. Cuando terminó, nueve personas habían muerto y otras seis, incluidos varios niños, resultaron heridas.

“La inocencia está destrozada en este momento”, dijo Joe Darger, otro pariente que rápidamente convocó a una reunión familiar de emergencia en su casa en Utah. “Ni siquiera sabemos qué hacer con los funerales”.

La familia que fue golpeada por la violencia tiene largas raíces en la comunidad más amplia de mormones fundamentalistas que primero se establecieron en las regiones fronterizas del norte de México a finales del siglo XIX.

Inicialmente, el patriarca de la familia formó parte de una ola de rebeldes religiosos que se mudaron al sur para practicar la poligamia cuando la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días la prohibió.

Hoy, con descendientes diseminados por todo el oeste americano, los que viven en La Mora son exitosos agricultores de nueces, chile, alfalfa y granadas, criando niños que tienen doble ciudadanía, estadunidense y mexicana.

Sólo unos pocos aún practican el matrimonio plural, pero continúan viviendo como una comunidad religiosa observante en lo profundo de algunas de las tierras fronterizas más turbulentas de México.

“Fue un gran lugar para criar niños”, dijo Staddon, describiendo como él y su esposa subían cada año a sus cinco hijos en su camioneta para el viaje de ocho horas desde Phoenix a La Mora.

El martes, varios de los niños heridos fueron trasladados a un hospital en Tucson, Arizona, y los miembros de la familia trataron de reconstruir lo que había salido mal.

Una foto viajó rápidamente de un teléfono a otro: Cody Langford, de 8 años, en una cama de hospital con la cabeza envuelta en vendas y su delgado hombro asomando debajo de una manta blanca.

Luego apareció un video que muestra a la sobreviviente más joven, Faith, de 7 meses, gritando mientras los adultos intentan consolarla.

El texto de WhatsApp que decía que “Christina y Donna” no habían sido localizadas, fue seguido por noticias de que Christina Langford Johnson, de 31 años, y Dawna Langford, de 43, estaban entre los muertos.

“Los por qué no lo sabemos”, dijo Darger, cada vez más emotivo al contar el dolor de esperar noticias. “¿Atacaron específicamente a La Mora?”

Staddon dijo que siempre le había sorprendido el contraste entre las grandes casas que los estadunidenses y sus descendientes habían construido en el norte de México y la pobreza que los rodeaba.

Las familias estadunidenses se llevan bien con sus vecinos, dijo. Pero la ubicación de las familias en el camino de la violencia armada de México les ha costado mucho en el pasado: dos miembros de la familia fueron secuestrados y asesinados en 2009 por personas que se cree que eran narcotraficantes.

Más recientemente, dijo Staddon, los miembros de la familia se han enfrentado a nuevos desafíos, incluído el control de la distribución de gasolina por parte de bandas criminales, lo que ha dificultado las operaciones agrícolas.

Los cárteles en México parecen estar buscando nuevas fuentes de ingresos para compensar las pérdidas relacionadas con la legalización de la mariguana en partes de Estados Unidos, dijo.

Miembros de la familia han comenzado a regresar a Estados Unidos. Algunos de ellos ya no están dispuestos a adherirse a las estrictas prácticas religiosas de la comunidad, dijo Staddon, pero muchos también desconfían de la violencia que una vez más está en aumento.

Algunas familias habían viajado recientemente al norte de Arizona para explorar posibles compras de tierras de cultivo.

“Pero un éxodo toma un poco de tiempo para organizarse”, dijo Staddon. “Es difícil dejar un lugar donde ha invertido tanto su familia”.

A medida que el texto y los mensajes de Facebook continuaron fluyendo el martes, los que regresaron a Estados Unidos, o nunca se fueron, se comunicaron casi sin parar por teléfono y redes sociales.

David Langford, de 29 años, que creció en La Mora, pero ahora vive en Dakota del Norte, dijo que su hermana, Christina Maria Langford, fue una de las mujeres asesinadas en México.

Los que cometieron los asaltos fueron “impíos”, dijo, “algunos de los hombres más malvados en la faz del planeta”.

Una pariente en Seattle, Amber Bostwick, dijo que simplemente estaba sorprendida.

“Espero que esto traiga más seguridad de los funcionarios electos tanto en México como en Estados Unidos”, dijo Bostwick, de 35 años, un ama de casa cuyo padre biológico aún vive parte del tiempo en México.

“Todos están nerviosos. Todos sufren”, dijo Lynn Wariner LeBarón, un miembro de la familia que trabaja en Denver.

AP 19310718182792 1024x683 - “La inocencia se hace añicos”; la historia de los LeBarón en México
Uno de los vehículos de la familia LeBarón atacados por presuntos narcotraficantes. Foto: Christian Chavez/AP

Llegaron a Sonora y Chihuahua en 1880

Las comunidades mormonas fundamentalistas en el norte de México, que durante mucho tiempo no estaban afiliadas a la iglesia dominante, se originaron a fines de la década de 1880, cuando varias familias se mudaron a los estados de Chihuahua y Sonora.

Entre los colonos que dejaron Estados Unidos estuvo Miles Park Romney, el bisabuelo del senador republicano por Utah y candidato presidencial en 2012, Mitt Romney.

Las familias que viven en La Mora se separaron del movimiento fundamentalista más grande en la década de 1950, aunque algunas comparten el mismo nombre con los miembros de la familia lejana en la comunidad separada de LeBarón, dijo Lindsay Hansen Park, una historiadora que produce un podcast sobre la historia de la poligamia.

Con el tiempo, las comunidades se han conectado a través del matrimonio y las familias entrelazadas. Algunas familias de hoy son monógamas, y otras practican el matrimonio plural.

“Practican su propia marca de teología mormona”, dijo. “No siguen a un grupo o líder”.

Tres ramas familiares conforman el grupo: los Langford, los Stubb y los LeBarón, pero los Langford fueron los principales víctimas del ataque del lunes, dijo.

La comunidad de LeBarón sufrió décadas de violencia horrible en las últimas décadas, algunas de las cuales fueron causadas por conflictos internos.

En la década de 1950, Joel LeBarón había ayudado a establecer la comunidad en el norte de México para perseguir una vida mormona polígama, dijo Ruth Wariner, quien era el 39 de los 42 hijos que Joel tuvo con seis esposas. Ahora vive en Portland, Oregon, pero mantiene un contacto cercano con familiares en México.

El hermano de Joel, Ervil, se separó de la iglesia para comenzar su propia rama que cree en la expiación de la sangre, en algunos casos con violencia como castigo por el pecado, lo que finalmente resultó en el asesinato de Joel, dijo Wariner.

Ervil fue sospechoso en una serie de asesinatos de líderes religiosos rivales.

A principios de la década de 1990, en los años posteriores a la muerte de Ervil LeBarón en prisión, Wariner dijo que las cosas se volvieron más pacíficas hasta que los narcotraficantes surgieron como una nueva amenaza.

En años más recientes, la comunidad de LeBarón había establecido una especie de tregua con los cárteles, dijo Wariner. Tenían un entendimiento, dijo, de que la comunidad no perseguiría a los traficantes si los traficantes dejaban solos a los miembros de la comunidad. Ella dijo que los asesinatos fueron una sorpresa porque no parecía haber una causa para tal ataque.

“Las cosas parecían estar más tranquilas”, dijo Wariner.

Pero una mujer que pidió no ser nombrada por temer por su seguridad dijo que las familias que viajaban entre las comunidades de LeBarón y La Mora habían sido detenidas recientemente por miembros del cártel, que preguntaban a dónde iban y qué estaban haciendo.

En general, han sido respetuosos y no parecía importarles los viajes ordinarios, dijo la mujer.

Pero David Langford, quien creció en La Mora, dijo que los miembros del cártel recientemente habían estado advirtiendo a las personas que “se mantuvieran alejadas” del camino entre las comunidades de La Mora y LeBarón por la noche.

“Lo hicimos”, dijo Langford. Fue un gran cambio desde el lugar “pacífico” que era el norte de México cuando creció, agregó.

“Lo que acaba de pasar nunca había sucedido en este valle, jamás”, dijo. “Llevamos 50 años viajando por ese camino”.

Comentarios





Fuente

Senador de EU preferiría ir a Siria antes que a México

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras el asesinato de nueve personas de la familia LeBarón en México, el senador estadunidense Lindsey Graham declaró este martes que preferiría “ir a Siria” antes que a México.

“Sé que hay algunas parte de México (…) que preferiría ir a Siria en lugar de México. Hay algunos lugares allá que están fuera de la ley”, declaró el legislador republicano por el estado de Carolina del Sur.

“No sé si estos cárteles están enlistados como organizaciones terroristas en nuestra ley, pero después de lo de ayer, deberían estarlo”, aseguró Graham en una declaración que ha sido ampliamente difundida por los medios estadunidenses.

Su afirmación se suma a la del también senador republicano y excandidato presidencial Mitt Romney, quien afirmó: “Estoy de acuerdo con el presidente (Donald Trump) cuando dice que México realmente tiene que esforzarse y perseguir a algunos de estos cárteles y detener este creciente nivel de violencia”.

El padre de Mitt Romney, George, era originario de una comunidad mormona de Chihuahua, México, de manera análoga a la familia LeBarón, cuyos integrantes fueron masacrados en los límites de ese estado y de Sonora.

Comentarios





Fuente

Gobierno confirma nueve fallecidos tras agresiones contra LeBarón

durazo amlo conferencia - Gobierno confirma nueve fallecidos tras agresiones contra LeBarón


AFMEDIOS / CITLALLY VERGARA

svg%3E - Gobierno confirma nueve fallecidos tras agresiones contra LeBarón

Ciudad de México.- Tras la agresión que sufrió la familia LeBarón en Bavispe, Sonora, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, confirmó que fueron tres las camionetas siniestradas y el saldo asciende a nueve personas fallecidas y no cinco, como se especuló en un principio.

Durante la conferencia matutina de este martes, el titular de la SSPC detalló que de los nueve fallecidos tres son mujeres y seis menores de edad, además existen otros seis menores lesionados, una menor ilesa y otra mejor presuntamente desaparecida.

Se dio a conocer que de los menores heridos, el estado de una de ellas es de gravedad pues fue herida de bala en la espalda, pero fuera de peligro, pero todos fueron trasladados

Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México informó que cinco de los menores que resultaron heridos ya fueron trasladados a Phoenix, Estados Unidos para recibir atención médica, lo que fue confirmado por Durazo Montaño.

Las primeras pesquisas apuntan a que la familia LeBarón fue emboscada por un grupo armado en los límites entre Sonora y Chihuahua, por lo que el activista Julián LeBarón solicitó el apoyo de la Guardia Nacional quien se desplazó de inmediato para su auxilio. Posteriormente, a las 17:00 horas fueron desplegados elementos de la Guarnición Militar de Agua Prieta, Sonora.

svg%3E - Gobierno confirma nueve fallecidos tras agresiones contra LeBarón

Anteriormente la familia había denunciado amenazas del crimen organizado, sin embargo les fue retirada la protección de la Policía Federal con la que contaban y esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador refirió que la agresión pudo darse porque “los confundieron”, aunque serán las investigaciones las que determinen el motivo.

No obstante, Durazo Montaño dio a conocer que tuvo contacto con Julián LeBarón quien consideró que los acontecimientos no están vinculados a su familia, pero la reiteró que las pesquisas darán las conclusiones pertinentes para tomar decisiones respecto a su seguridad.

Inclusive, en entrevistas con medios nacionales, el activista refirió que el ataque fue un error causado por los conflictos entre grupos criminales y no una agresión directa contra ellos.

Por otro lado, el secretario Durazo también confirmó que la zona donde se dio el enfrentamiento sí es disputada por diversos grupos criminales, lo que conforma una de las líneas de investigación.

“Hay una célula del crimen organizado vinculada al Cártel del Pacífico que tienen una presencia criminal relevante en la zona de Agua Prieta y en los límites entre Chihuahua y Sonora, pero también hay grupos criminales de lado de Chihuahua que pretenden tomar control en acuerdo con grupos criminales locales”.

Por su parte, el presidente pidió no especular las causas que ocasionaron la agresión, pues apenas se están levantando las pruebas del caso, pero hizo el compromiso de dar a conocer todos los detalles conforme se tengan: una conferencia hoy martes por la tarde noche y otra mañana miércoles.

Derechos Reservados AFmedios



Fuente

Comando asesina en emboscada a familia LeBarón en Chihuahua (video)

comando mata a familia - Comando asesina en emboscada a familia LeBarón en Chihuahua (video)


Redacción Colima Noticias

comando mata a familia 696x423 - Comando asesina en emboscada a familia LeBarón en Chihuahua (video)

*Buscan a 2 mujeres y 10 menores desaparecidas

CN COLIMANOTICIAS

México.- Una mujer y cuatro niños muertos y calcinados, así como otras dos familias (dos mujeres y diez menores de edad) desaparecidas, es el saldo que ha dejado una jornada violenta y balaceras en la zona noroeste de Chihuahua, cerca de los límites con Sonora, reportaron integrantes de la comunidad mormona Lebarón.

De acuerdo a medios locales, tres familias que viajaban en caravana desde el municipio de Galeana, Chihuahua, hacia la comunidad Bavispe, Sonora, pero fueron atacadas por integrantes de la delincuencia organizada en el Rancho La Mora, un lugar ubicado en las cercanías de Sonora.

Lafe Langford Jr, familiar de las víctimas, subió un video donde informa sobre el ataque en el que habrían muerto una mujer y sus cuatro hijos, así como de la desaparición de dos mujeres más y diez menores.

«Atención: somos una comunidad de ciudadanos estadounidenses que viven y trabajan entre México y los Estados Unidos y estamos bajo ataque por los cárteles de la droga en México en este momento. Hemos estado pedido ayuda a las embajadas estadounidenses en México todo el día sin resultados, necesitamos que esto sea compartido y el mundo entero sea testigo de los atroces actos inhumanos y barbáricos que se comenten en nuestra contra hoy en día», se lee en la descripción de las imágenes.

El vídeo muestra una camioneta totalmente calcinada: «que quede registrado que Nita y cuatro de mis nietos han sido quemados, les han disparado, en medio del camino en La Mora», se escucha la voz de un hombre, en inglés, dentro del vídeo.

Información de https://pulsoslp.com.mx





Fuente