Advertisements
Saltar al contenido

Los cárteles del PRIAN – SinEmbargo MX

enero 10, 2024
la fiscal ernestina godoy - Los cárteles del PRIAN - SinEmbargo MX


#Los #cárteles #del #PRIAN #SinEmbargo

Esta primera semana del año, tres cárteles ligados al PRIAN, el que distribuía medicinas, el inmobiliario, y el de la trata de mujeres, coincidieron en su guerra contra las mujeres de la transformación. La primera fue Raquel Buenrostro, ahora Secretaria de Economía, quien puso en orden el SAT para que los millonarios empezaran a pagar los impuestos que debían, recordó en un foro su papel como Oficial Mayor cuando la supuesta crisis de abasto de medicinas en 2019. Raquel comenzó con el contexto: en el 2018, el Gobierno gastó 100 mil millones de dinero público en cuatro empresas que no eran laboratorios, sino distribuidoras. Sus dueños habían prosperado bajo los gobiernos del PRIAN decidiendo no sólo a qué precios se le vendían las medicinas al IMSS, al ISSSTE, y a Pemex, sino cuáles medicamentos, de qué laboratorios, e impidieron que otros competidores entraran a hacer sus ofertas. De ahí lo de cártel de las medicinas. Los dueños de estas compañías son: José Antonio Pérez Fayad, de Farmacias San Pablo, consentido por los contratos del sexenio de Peña Nieto e investigado por movimientos financieros en los bancos de Suiza; Gerardo Morán de CPI, Alejandro Álvarez de DIMESA, Carlos Arenas de Maypo, Alberto Ramírez de Aguilar de Ralca que ganaba con Peña Nieto 15 mil millones de pesos al año sólo con el Gobierno, y Humberto Tello Alvarado de Pentamed, que pasó de tener 31 contratos en 2012 a tener 266 contratos directos, concentrar el 76 por ciento del gasto en el Gobierno de Peña Nieto y ganar más de seis mil millones de pesos en menos de dos años. Además de estas distribuidoras nacionales, están las que ganan contratos en los estados afines a sus dueños, la familia de Roberto Madrazo. Así, la empresa que dirige su yerno, Alexis Nickin Gaxiola, GNK, Pure HD, e Innovamedik, ganaron contratos en estados como Michoacán, cuando lo mal gobernaba Silvano Aureoles, y en Guanajuato, donde se ha eternizado Acción Nacional. También está el monopolio de los medicamentos contra el cáncer, PISA, de Carlos Álvarez Bermejillo y su hijo, Miguel.   

Pero sigue Raquel Buenrostro y la voy a citar largamente porque es muy importante entender su visión completa del cártel farmacéutico. Dice Buenrostro: “El Gobierno de Peña Nieto había hecho contratos hasta para el 2019. Esto quiere decir que estaban obligados a proveer medicamentos. Entonces, la escasez la provocaron ellos porque tenían ya los contratos y los inventarios desde 2018. Había estados como el Veracruz de Javier Duarte que no le pagó nunca a los laboratorios y se robó todo. Entonces, si le dábamos el dinero a Veracruz, se iban a cobrar la deuda y no iban a entregar ningún medicamento. Así que decidimos romper la distribución y, en lugar de darle el dinero a los estados, las compramos nosotros las medicinas para entregarlas y que no les faltara a las personas que los necesitan. Pero estos amigos se empezaron a poner muy nerviosos, porque el nuevo modelo estaba funcionando, es decir, comprar las medicinas para los estados. Entonces, ¿qué hicieron? Le dejaron de surtir al IMSS y al ISSSTE las medicinas. Y pretextan que es un problema de la compra consolidada, cuando la compra consolidada todavía no entraba porque ese contrato se había hecho desde 2018, el último que hizo Peña. Bueno, todavía hace pone peor. Porque, como nosotros seguimos adelante, y estos amigos nos empiezan a apagar suministros por todos lados. Esta esa empresa que todos conocemos, PISA, que entrega medicamentos contaminados, que eran nutrientes parentales para los niños. Se le contamina y mataron niños en Puebla y en Jalisco. Entonces llega Cofepris hace una inspección de los laboratorios y los cierra. Pero ellos dicen que no van a invertir en un laboratorio viejo y dejan de entregar el medicamento porque son un monopolio. Esta empresa tiene también el 90 por ciento de los oncológicos genéricos y el 100 por ciento de los oncológicos que son para niños. Nos dejan de suministrar esos y los retrovirales. Mientras convocan a una marcha por Reforma contra un desabasto de retrovirales que todavía no existía, al mismo tiempo, estaban entrando a los almacenes del IMSS a destruir los retrovirales. No se los robaban, los destruían. Y el discurso en los medios era contra las compras consolidadas que porque no sabíamos comprar. Aquí es la corrupción del sector privado coludido con unos que se decían padres de familia, andaban en las marchas de los niños con cáncer y identificamos que algunos ni hijos tenían”. 

Leer:  La famosa Pirámide del estadounidense Maslow

Aquí permítanme hacer una pausa. En efecto, Israel Rivas, a veces tenía una hija y otras un hijo con cáncer. Fue quien, junto con las senadoras del PAN, tomó el aeropuerto de la capital. Él acabó pidiendo una candidatura al PRIAN.

Sigue Buenrostro: “Está el sector privado pero también viene una colusión con los hospitales. Con el Hospital Pediátrico de México. Porque los que crearon el monopolio fue el Gobierno que sólo les daba contratos a ellos y quebraban los demás y los médicos corruptos que decían que ese medicamento era el que servía y los demás no. Sabíamos que iba a haber un paro por un medicamento llamado ‘Metrotexate’ que ya teníamos para entregarlo. Las leyes estaban hechas para que el Gobierno no pudiera comprar en en el extranjero. Entonces, hicimos recetas para comprarlo en Francia. Lo trajimos por mensajería a las dos de la mañana y, en eso, me habla el director de la compañía y me dice que llegaron camionetas pick-up con gente vestida de paramilitar, que dicen que van a incautar porque son drogas del crimen organizado. En cada camioneta, nos dice el de mensajería que estaba muy espantado, cabían 10 personas encapuchadas de negro que decían ser de la Guardia Nacional. Entonces le hablo al de la Guardia Nacional y manda un equipo y debe haberse filtrado por algún lado, porque los tipos se desaparecieron. Hay que decir que el Pedátrico de México tenía un contrato con PISA que estaba vigente y les tenían que suministrar ese medicamento, pero el director del hospital le estuvo negando a los padres de familia el medicamento, diciendo que no lo tenía cuando sí lo tenía. El medicamento que habíamos conseguido en Francia se mandaba en camionetas a los lugares más cercanos a la capital. Las camionetas tienen que tener cierta temperatura y ser herméticas. Son camionetas cerradas. Bueno. Sacaban a las camionetas de la carretera y las llenaban de agua. Los choferes estaban todos golpeados. Cuando le decíamos al chofer: ‘es que tienes que denunciar’, y decía: ‘es que me quedé dormido’. Es que estaban amenazados. Es impotencia completa porque no sabe quién les está haciendo eso. Saben dónde viven. No podían denunciar porque tenían miedo y el medicamento fue destruído. Todo se fue denunciando. Con los de los aviones, las camionetas. Vamos al Hospital Pediátrico. El responsable del almacén nos dice que no lo quiere recibir porque sí tiene en existencia. Lo recibe y al otro día me habla el director general qué por qué le recortaron el presupuesto. Y dice que ya los tenía. Pero escribe en un oficio aceptando que sí tenía, que el laboratorio se les suminstraba. Tenía cuatro meses escondiéndolo. Hay varios médicos cesados. Escondieron otro medicamento. Cuando fue el paro en el aeropuerto, desde la Oficialía Mayor convocamos a todos los médicos dedicados al cáncer. Les hablamos fuerte porque no hacían solicitudes de compra. Pues los asesinos son ustedes. El entonces coordinador de los hospitales, Alejandro Mohar Betancourt, me alcanza en el estacionamiento y nos alcanza el director de un oncológico. Este doctor le dice que PISA quiere hablar contigo. Lo dijo delante de mí. Y le pasa el teléfono y es que a las ocho Cofepris va a ser una redada para tomar los medicamentos, y necesitamos sacar 20 mil viales. Un vial sirve para muchos tratamientos. Era prácticamente el consumo anual de todo el país. ‘Hay que decirle a PISA que, después de sacarlos, pues dónde los guarda’. Cuando se hizo la redada los médicos alcanzaron a sacar tres mil viales. Al día siguiente Alejandro Mohar y el director del Pediátrico dieron una conferencia de prensa y dijeron que esos viales los tenían gracias a que ellos no estaban en las compras consolidadas”.

Leer:  AMLO revira a Xóchitl: "En el sureste y en todo México la gente es muy trabajadora"

Lo que Raquel Buenrostro relata es un entramado de empresas privadas monopólicas, directores de hospitales, y grupos paramilitares. Le faltó el cuarto componente: los medios de comunicación como El Universal, El Financiero, Reforma, Latinus, que sostuvieron hasta el final que el desabasto de medicinas era por la ineficiencia del Gobierno para comprar. Hay que decir que las empresas de medicinas de la familia Madrazo y uno de sus principales compradores, Aureoles, financian al canal donde trabajan Loret y Trujillo, Aguilar Camín y Silva Herzog-Márquez, Denise Dresser y Lorenzo Córdova. Se llaman a sorpresa de que serán los militares los que cuiden la nueva Megafarmacia que deja sin efecto el modelo de corrupción en la salud de sexenios anteriores. Es un cártel, el farmacéutico que tiene el potencial de generar violencia. Que usa para grupos paramilitares.  

Ahora vamos al segundo cártel, el inmobiliario. Fueron contra otra mujer, Ernestina Godoy, la Fiscal de la Ciudad de México. La historia es más conocida: se han detenido a nueve exfuncionarios públicos, entre ellos, al exalcalde de la Benito Juárez de la Ciudad de México, Von Roerich, acusados de tener un entramado de corrupción. Lo que ha dicho la Fiscal es que otorgaban permisos para construir pisos ilegales de torres muy exclusivas a cambio de regalarles a los funcionarios unos departamentos, levantar cascajo de demoliciones gratis, y contratar a sus empresas. El caso de Xóchitl Gálvez en la Miguel Hidalgo es parecido: contratar a su empresa de mantenimiento de aire acondicionado a cambio de los permisos ilegales de construcción. El problema es que, al haber construido 264 pisos de manera ilegal, no sólo han dañado el patrimonio de cientos de familias, sino que han puesto en riesgo de colapso al entorno, a los otros edificios alrededor de, por ejemplo, los City Towers. Eso sin tomar en cuenta las mujeres muertas en Zapata 56 durante el teremoto de 2017 por el desplome del piso irregular. En el caso de la Torre Mitikah, no sólo dejaron sin agua al pueblo de Xoco, sino que resulta por lo menos curioso que, a partir de su construcción, hayan comenzado en esa zona los famosos microsismos. Lo que hizo el PAN en la capital fue por avaricia, pero afectó a la ciudad en su conjunto en Benito Juárez, Miguel Hidalgo, Coyoacán, y Álvaro Obregón. El actual candidato del PRIAN para el Defe, Taboada, está implicado, al igual que el coordinador de sus diputados federales, Jorge Romero. Pero, de nuevo, existe la tentación de usar la violencia con fines políticos. Unas horas antes de que el PRIAN le quitara la posibilidad a Godoy de seguir por cuatro años más al frente de la Fiscalía de la ciudad, la Diputada del PRIAN, Guadalupe Barrón, sufrió un atentado a su coche con disparos de bala. Se trataba de generar un ambiente de zozobra anterior a la votación en el Congreso local. Hay que recordar que Ernestina Godoy también prosiguió las investigaciones contra la red de prostitución de mujeres que Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre tenía en las mismas instalaciones del PRI en la capital. Eso es un caso del PRI. El del PRD es el otro. Fue Ernestina Godoy quien, junto con Claudia Sheibaum como Jefa de Gobierno, acusaron al Fiscal de Morelos, Uriel Carmona, de haber encubierto al feminicida de Ariadna Fernanda López, Rautel Astudillo, quien mantuvo a la joven durante 15 horas secuestrada en su departamento el 30 de octubre de 2022 para después ir a arrojar su cadáver a la carretera a Tepoztlán, en Morelos, para que el Fiscal dijera: “Murió por borracha”. Es un caso que involucra al exgobernador perredista, Graco Ramírez. Así que Ernestina tenía investigaciones del fraude inmobiliario contra el PAN, por prostitución contra el PRI, y por encubrimiento al PRD de Morelos. Así que los tres, más el Partido del Movimiento Ciudadano votaron en contra de que fuera ratificada. El mensaje que el McPRIAN le envía a los capitalinos es que no están dispuestos a que se les investigue sus casos de corrupción. En lugar de deslindarse de ellos, los une. “Une más el delito que la amistad”, solía decir “El Negro” Durazo, exjefe de la policía del DF. Es por ello revelador que su candidata, Xóchitl Gálvez, no tenga responsable del área de combate a la corrupción en su equipo de campaña. Es algo que el McPRIAN le ha cedido por entero a Morena. 

Leer:  Redlemon Apuntador Láser y Presentador Ejecutivo de Diapositivas Inalámbrico Portátil, Conexión USB Plug & Play con Botones de Control, Compatible con Windows, Mac, PPT, Prezi y más, Incluye Funda #Amazon

Pero quiero cerrar esta columna con una reflexión sobre la violencia usada como arma política. La oposición no había pasado de la violencia verbal, pero tanto el relato de Raquel Buenrostro de lo ocurrido con el cártel de las medicinas en 2019, como el extraño atentado a la Diputada del PRI, deja ver que los acólitos de Claudio X. González no la han descartado. 

Habrá que estar atentos.

img 20220127 092105 959 - Los cárteles del PRIAN - SinEmbargo MX

Fabrizio Mejía Madrid

Es escritor y periodista. Colabora en La Jornada y Aristégui Noticias. Ha publicado más de 20 libros entre los que se encuentran las novelas Disparos en la oscuridad, El rencor, Tequila DF, Un hombre de confianza, Esa luz que nos deslumbra, Vida digital, y Hombre al agua que recibió en 2004 el Premio Antonin Artaud.



Fuente

Advertisements