Gobierno del Estado capacita en materia de gestión integral de los residuos – Archivo Digital Colima

Imades 3 660x330 - Gobierno del Estado capacita en materia de gestión integral de los residuos – Archivo Digital Colima


Jesca

+ 50 trabajadores provenientes de diferentes sectores de la sociedad fueron capacitados

El Gobierno del Estado de Colima a través del Instituto para el Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Imades), realizó el Taller en Gestión Integral de Residuos en los municipios de Colima y Manzanillo, con la finalidad de fortalecer las capacidades técnicas en la materia, así como difundir y analizar junto con diferentes sectores de la sociedad, las recientes modificaciones a la Ley de Residuos del Estado de Colima.

El taller fue impartido por Rebeca Castillo Delgadillo, Catedrática de la Universidad Autónoma de Aguascalientes y por María Guadalupe Contreras Maldonado, directora de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Municipio de Zapotlán el Grande Jalisco.

En este evento, participaron más de 50 personas provenientes de diferentes sectores de la sociedad tales como personal de los ayuntamientos, representantes de diferentes empresas, personal del Imades y la comunidad educativa, quienes analizaron temas como el marco jurídico vigente en materia de residuos a nivel federal y estatal, los instrumentos de regulación de los residuos y los impactos ambientales del actual modelo de producción y consumo.

En los eventos de capacitación, se reiteró la invitación al sector industrial a trabajar en coordinación con el Imades y las autoridades municipales para asegurar el cumplimiento de la normatividad vigente y el manejo integral de los residuos domiciliarios y de manejo especial generados por las actividades de producción de las empresas.

Reliza un comentario en AD

Comentarios





Fuente

Advertisements

Azucena López Legorreta – Archivo Digital Colima

2a edición punto eco 5 660x330 - Azucena López Legorreta – Archivo Digital Colima


Jesca

  • Se recaudaron juguetes y cobijas para niñas y niños de las comunidades

Tras enfatizar que con el mercado ecológico Punto Eco “estamos pensando en el medio ambiente y en los demás”, Azucena López Legorreta Presidenta del Desarrollo Integral de la Familia en Colima, junto con Melissa González Cárdenas y contando con el apoyo del Ayuntamiento de Colima que Preside Leoncio Morán Sánchez, llevó a cabo la Segunda Edición de Punto Eco que en esta ocasión la causa fue el acopio de juguetes y cobijas para a regalar en esta época Decembrina a niñas y niños de las comunidades rurales del municipio de Colima.

Punto Eco, contó con la participación de 40 expositores en temas de gastronomía, artículos de belleza, productos orgánicos, moda, repostería, joyería, productos de hogar, artesanías, además de organizaciones como Albatros y el Instituto Sonrisas Down y engalanando el evento con 13 presentaciones artísticas y musicales por parte del Ayuntamiento de Colima y particulares.

Este mercado ecológico, recaudó 500 juguetes y 50 cobijas aportadas por los expositores así como público en general quienes acudieron al Centro Cultural Horacio Cervantes a realizar sus donaciones, esperando se incremente la cifra al cierre total del evento.

Finalmente, Azucena López dijo que con acciones como estas, “abonan para que las familias tengan acceso a servicios que sean amigables con el medio ambiente; tenemos que cuidar el lugar donde vivimos, tenemos que enseñarle a nuestras niñas y niños que también a nosotros nos importa el mundo que les vamos a dejar; felicito la iniciativa de la Regidora del Ayuntamiento de Colima, Melissa González Cárdenas, quien que estás trabajando por lo más importante que son nuestras niñas y niños de nuestro municipio”.

De igual manera agradeció a todo el personal del Ayuntamiento de Colima, a la Dirección de Cultura a través del Promotor Cultural, César Cárdenas; “gracias a los expositores por confiar en nosotros, confiando en invertir en estos productos que son para cuidar la vida”.

Reliza un comentario en AD

Comentarios





Fuente

La Semarnat niega permiso de construir un parque solar en Yucatán por irregularidades ambientales

Estados1 - La Semarnat niega permiso de construir un parque solar en Yucatán por irregularidades ambientales

CIUDAD DE MÉXICO (apro). – La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negó la autorización para el proyecto “Parque Fotovoltaico Oxcum-Umán”, el cual pretendía instalar un parque solar de 150 MW y dos líneas de transmisión en Umán, Yucatán, por diversas inconsistencias e incumplir disposiciones legales en materia ambiental.

De acuerdo con la dependencia, la empresa Suman SAPI de CV., que promueve el proyecto, no presentó evidencias técnicas y/o científicas para demostrar que en el área donde se construiría el parque solar no hay ecosistemas excepcionales o relevantes.

Lo anterior pese a que en dicha área hay presencia de vegetación predominante de tipo selva baja caducifolia y subcaducifolia, señaló la Semarnat.

De igual forma, la propia Suman SAPI registró en su reporte la presencia de diversos grupos faunísticos, incluidas especies protegidas por la NOM-059-SEMARNT-2010, así como por aves migratorias.

“La promovente omitió presentar información referente a la identificación de los impactos acumulativos, residuales y sinérgicos y sus correspondientes medidas de prevención, y mitigación”, informó la dependencia en un comunicado del resolutivo, el cual fue publicado el pasado 28 de noviembre.

Según la información de la secretaría federal, su resolutivo refleja las opiniones negativas sobre el proyecto de dependencia federales y estatales como la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, la Dirección General de Vida Silvestre, la Dirección General de Gestión Forestal y de Suelos, y la Dirección de Desarrollo Urbano Sustentable, Ordenamiento Territorial y Patrimonio Histórico del estado de Yucatán, pues ellas recogen una serie de omisiones, incumplimientos, metodologías limitadas, subvaloraciones de impactos y medidas de mitigación insuficientes e inconsistentes, entre otros.

La resolución federal también consideró la petición de la presidencia municipal de Umán, que solicitó apoyo e intervención del gobierno estatal, pues desconocía los riesgos ambientales del proyecto.

Comentarios





Fuente

Los «errores de muchos científicos» sobre la velocidad del cambio climático

Los errores de muchos científicos sobre la velocidad del cambio climático 2 - Los "errores de muchos científicos" sobre la velocidad del cambio climático


The Conversation

Los errores de muchos científicos sobre la velocidad del cambio climático - Los "errores de muchos científicos" sobre la velocidad del cambio climático

Aparece el día 11 de noviembre, en el New York Times, un artículo de Eugene Linden que denuncia los errores de “muchos científicos” acerca de la velocidad con la que se produce el cambio climático, ya que estimaron una velocidad mucho menor, más lenta, de la que estamos observando los últimos años.

En primer lugar, muchos de los científicos que han trabajado en el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de la ONU se han retirado tras una única etapa en el mismo, pues dicen que no pueden aceptar las presiones políticas que se reciben a la hora de publicar el dictamen final en plazos de entre 4 y 8 años.

Es un caso más de estupidez humana por parte de esos políticos. Reconocer la realidad del cambio climático es duro, pues obliga a modificar comportamientos. También lleva a un mundo mucho más rico y con la riqueza mejor distribuida, pues implica eliminar las fuentes concentradas de riqueza y establecer otras repartidas.

Implica que los políticos digan, por una vez, la verdad, y asuman la furia de una parte de la población, por ejemplo, ante la eliminación del diésel y los combustibles fósiles, el transporte de mercancías y los problemas con las pensiones de los jubilados.

La cirugía es mejor hacerla cuando el cáncer está en su estadio inicial. Las operaciones cuando ha metastatizado son mucho peores y, además, inútiles.

Desde 1998 he escrito artículos y dado más de cien conferencias para avisar de que el sistema climático es no lineal y se acelera. Que cada metro cuadrado de las tundras canadiense y siberiana que se deshiela un verano significa cuatro metros cuadrados sin hielo el verano siguiente. Que el calentamiento del Ártico implica un cambio en la circulación oceánica que aumenta la velocidad del calentamiento global.

¿Qué podemos hacer ante esta realidad?

La temperatura media global del planeta puede subir aún uno, dos y tres grados centígrados. Cada uno de ellos implica consecuencias cada vez más desastrosas y, además, no lineales. No estamos acostumbrados a las situaciones no lineales. Desde hace 400 años la física se ha centrado en los sistemas lineales, donde duplicar la causa implica solo duplicar el efecto.

Pero la realidad del mundo son los sistemas no lineales.

Una subida de 2 ⁰C tiene efectos unas cuatro veces más intensos que una subida de 1 ⁰C. Una de 3 ⁰C, efectos nueve veces más intensos.

Es urgentísimo frenar una subida que es ya inevitable. Para eso es necesario, ya, cambiar de esquema energético, a pesar de las salidas a bolsa de las grandes petroleras.

Parte del daño ya está hecho: se inundarán las costas y en las casas de primera línea se irán sus cimientos. A eso hay que sumar la destrucción de carreteras y parques costeros.

Para las ciudades costeras y llanas, como por ejemplo, Santander, San Sebastián, La Coruña y, posteriormente, Valencia y las demás, hay que empezar a diseñar los diques de protección a la manera de las costas holandesas.

Necesitamos, en todas las zonas propensas a las inundaciones procedentes de lluvias, como las de los meses pasados, construir vías de desagüe de tipo capilar, eliminar radicalmente los embudos, las ramblas que vierten en otras ramblas.

Debemos reconocer que las sequías en España irán aumentando su duración, y rediseñar las políticas de agua.

Una buena parte del territorio está amenazado de desertización creciente. Hay que diseñar una política rápida para aumentar su vegetación, y reforestar donde sea preciso.

Y muchas más actuaciones.

Mientras tanto, la política se concentra, como hemos visto en las últimas elecciones, en problemas de cierto impacto personal pero de nulo impacto para el futuro inmediato y más lejano.

Ante la realidad que se nos viene encima, podemos seguir jugando a “yo soy más guapo que tu”, o “dame una parte de la riqueza porque es mía”, mientras esa riqueza no hace más que disminuir.

O podemos empezar a colaborar todos para arreglar, juntos, el casi presente y el futuro cercano y más lejano.

¿Qué elegimos?

Antonio Ruiz de Elvira Serra, Catedrático de Física Aplicada, Universidad de Alcalá

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.count - Los "errores de muchos científicos" sobre la velocidad del cambio climático





Fuente

La Industria del carbón pronosticó los efectos del cambio climático en 1966

La industria del carbón ya sabía de los efectos del cambio climático desde hace más de 50 años 2 - La Industria del carbón pronosticó los efectos del cambio climático en 1966


Sergio Suárez

La industria del carbón ya sabía de los efectos del cambio climático desde hace más de 50 años - La Industria del carbón pronosticó los efectos del cambio climático en 1966

Una revista redescubierta de la década de 1960 revela que la industria del carbón ha conocido los peligros del cambio climático causado por el hombre durante más de 50 años, lo que puede constituir la evidencia más temprana de esa profética información.

Recientemente quedó claro cómo el gigante petrolero Exxon era consciente de las causas y consecuencias del cambio climático al menos desde la década de 1970, pero eligió engañar deliberadamente al público durante décadas. La nueva evidencia ahora muestra que ya en 1966 los ejecutivos del carbón entendieron igualmente la ciencia del catastrófico calentamiento global.

Una problemática de vieja data

Mining Congress Journal 228x300 - La Industria del carbón pronosticó los efectos del cambio climático en 1966

En un artículo de investigación en la edición de agosto de 1966 de la publicación comercial Mining Congress Journal, James Garvey, el entonces presidente de Bituminous Coal Research Inc., que desarrolló equipos de control de la contaminación, discutió sobre el estado de los contaminantes y su regulación en la industria del carbón en ese momento.

Si bien gran parte del documento se refiere al azufre en el carbón, una pequeña sección al principio del artículo se refiere a la liberación de dióxido de carbono (CO2), y deja al descubierto que en realidad “los aspectos de gran alcance del problema de la contaminación del aire” eran ya muy apreciados en la década de 1960. Esto escribió Garvey:

Existe evidencia de que la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra está aumentando rápidamente como resultado de la quema de combustibles fósiles.

Si la tasa futura de aumento continúa como hasta ahora, se pronostica que, debido a que la capa de CO2 reduce la radiación, la temperatura de la atmósfera de la Tierra aumentará y se producirán grandes cambios en los climas del planeta.

Tales cambios de temperatura provocarán el derretimiento de los casquetes polares, lo que a su vez provocaría la inundación de muchas ciudades costeras, incluidas Nueva York y Londres.

Ciencia… ¿sin conciencia?

Según el diario HuffPost, la existencia del artículo fue descubierta en agosto de 2019 por el ingeniero Chris Cherry de la Universidad de Tennessee, Knoxville (EE.UU.), quien lo encontró en una pila de revistas antiguas a punto de ser desechadas.

Cherry se sintió anonadado por las observaciones de Garvey, y lo que implicaban sobre el alcance de la conciencia científica histórica del cambio climático, incluso en la década de 1960, antes de que se afianzara la negación del cambio climático causado por el hombre. Así lo señaló al diario estadounidense:

Garvey describió bastante bien una versión de lo que hoy conocemos como cambio climático. Aumentos en la temperatura promedio del aire, derretimiento de los casquetes polares, aumento del nivel del mar. Todo está ahí.

Cabe indicar que el artículo de Garvey no es la única voz que reconoce los peligros de la contaminación producida por el carbón en la edición de agosto de 1966.

En un artículo de discusión después del trabajo de Garvey, el ingeniero de combustión James Jones de Peabody Coal (ahora Peabody Energy, la compañía privada de carbón más grande del mundo), no aborda el problema del calentamiento global, pero admite que los estándares de contaminación del aire para proteger la salud tienen cabida. Esto escribió Jones en ese entonces:

La situación es urgente. Estamos a favor de limpiar nuestro aire. En realidad, estamos ‘comprando tiempo’. Pero debemos usar ese tiempo productivamente para encontrar respuestas a los muchos problemas no resueltos.

El silencio de la industria del carbón

El silencio de la industria del carbón 297x300 - La Industria del carbón pronosticó los efectos del cambio climático en 1966

En los años y décadas posteriores, Peabody se convertiría en un gran jugador industrial en la negación organizada del cambio climático, comprando tal vez mucho más tiempo del que Jones había previsto.

Por supuesto, si bien el redescubrimiento de la revista de 1966 es importante, dado que revela que la industria del carbón supo desde hace mucho tiempo sobre las implicaciones de la quema de combustibles fósiles para el clima del planeta, la verdad es que, en ese momento, esos peligros no eran ningún secreto.

Un año antes, en 1965 , un comité asesor científico de Estados Unidos informó al presidente Lyndon Johnson sobre los procesos de calentamiento global en curso debido a la quema de combustibles fósiles. Así lo advertía el reporte:

El hombre está realizando involuntariamente un vasto experimento geofísico. En unas pocas generaciones está quemando los combustibles fósiles que se acumularon lentamente en la tierra durante los últimos 500 millones de años.

Los cambios climáticos que puede producir el aumento del contenido de CO2 podrían ser perjudiciales desde el punto de vista de los seres humanos.

De hecho, para entonces, ya esta era una noticia vieja. Los peligros del cambio climático literalmente aparecieron en las portadas de los periódicos desde 1912, hace más de 100 años, y fueron escritos incluso en la prensa popular desde mediados del siglo XIX .

Aunque nuestra comprensión científica de muchos de los procesos involucrados en el cambio climático sin duda ha evolucionado enormemente en los últimos 150 años más o menos, está claro que se sabe desde hace mucho tiempo que la quema de carbón produce CO2 que atrapa el calor en la atmósfera y calienta el planeta. La industria del carbón lo sabía, pero no hizo nada.





Fuente

uno de los animales más importantes del planeta

Por qué la lombriz de tierra es uno de los animales más importantes del planeta 2 - uno de los animales más importantes del planeta


The Conversation

Por qué la lombriz de tierra es uno de los animales más importantes del planeta - uno de los animales más importantes del planeta

A las lombrices de tierra nadie les presta atención. Quizás cuando hayan caminado por el campo tras un día de lluvia hayan visto algunas en la superficie húmeda del suelo y a algún mirlo poniéndose las botas con ellas. Las lombrices son un gran sustento para otros animales como aves, topos, tejones, zorros e, incluso, para algunos grandes insectos. Sin embargo, su importancia no acaba ahí.

Poca gente sabe que este grupo, que normalmente vive escondido en el suelo y que no provoca demasiada simpatía, es en realidad uno de los animales más importantes en nuestro planeta.

Darwin, en 1881, se dio cuenta de su relevancia. Afirmó entonces que “es dudoso que existan otros animales que hayan jugado un papel más importante en la historia del mundo que estas criaturas de organización tan simple”.

Mucho tiempo antes, los egipcios ya las consideraban “dioses menores” al observar cómo, tras las inundaciones del Nilo, incorporaban al suelo los limos, lo que aumentaba su fertilidad. La realidad es que sin las lombrices no existiría el suelo tal y como lo conocemos, y sin suelo no se habría desarrollado la agricultura.

Las lombrices de tierra se consideran “ingenieros de los ecosistemas”. Con su actividad son capaces de modificar el suelo y crear nuevos hábitats para muchos otros animales. Como consecuencia, producen una serie de servicios ecosistémicos que ofrecen al resto de organismos, entre ellos al propio ser humano, y que no han sido valorados por la sociedad.

Veamos algún ejemplo. Al fabricar sus galerías, mejoran las propiedades hídricas y la estructura de los suelos. Al alimentarse de la materia orgánica, la degradan y ayudan a su descomposición por parte de los microorganismos, lo que hace que los nutrientes sean más asimilables para las plantas. Estas suelen crecer mejor en aquellos suelos donde la comunidad de lombrices está sana y equilibrada, lo que hace que también las cosechas sean mejores donde hay lombrices.

Recientemente hemos publicado un artículo sobre la distribución global de las lombrices de tierra en la revista Science. El estudio ha sido realizado por 140 investigadores de todo el mundo a partir de datos de casi 7 000 localidades, incluyendo datos ambientales, procedentes de 57 países distintos de todos los continentes excepto la Antártida.

Nunca hasta ahora se había conseguido recopilar y analizar tal cantidad de datos sobre estos animales. Se trata, por tanto, del mayor estudio global sobre la distribución de las lombrices de tierra. Los resultados obtenidos son muy llamativos.

En primer lugar, el estudio demuestra que las lombrices presentan un patrón de distribución totalmente opuesto al que presentan los animales que viven encima del suelo. Su biodiversidad y abundancia es mayor en las zonas templadas que en las zonas tropicales.

Este descubrimiento nos lleva a reflexionar sobre la necesidad de realizar un cambio en las políticas de conservación. Para fijar, por ejemplo, los espacios naturales protegidos, uno de los datos que se utilizan son los puntos calientes de biodiversidad. Para designar dichos puntos, hasta ahora solo se habían tenido en cuenta a los organismos que viven sobre el suelo y no a los pequeños animales que viven dentro de él.

Las lombrices de tierra no son tan emblemáticas como otros animales bandera como el lince y el oso panda, pero podrían tener una importancia mucho mayor en los ecosistemas. Es hora de que esas políticas de conservación también incluyan a estos y a otros organismos edáficos para poder conservar, de forma más integrada, la biodiversidad real.

El cambio climático amenaza a las lombrices

El segundo descubrimiento realizado es que la distribución de las lombrices a nivel global viene determinada por factores climáticos como las precipitaciones y la temperatura. Esto hace que a los autores nos preocupe el efecto que el cambio climático podría tener sobre las poblaciones de estos animales.

Las consecuencias sobre las lombrices son impredecibles, puesto que el cambio climático es un fenómeno que se manifiesta a escala local y, por tanto, su efecto será diferente en cada sitio. En algunos lugares, como en los suelos permanentemente helados de las estepas, algunas especies de lombrices podrían incluso verse favorecidas. Sin embargo, la mayoría de las poblaciones podrían verse drásticamente afectadas, lo que puede llevar a su desaparición en algunos lugares o a la sustitución de unas comunidades por otras menos adaptadas.

Estos cambios afectarían a todos los servicios ecosistémicos que las lombrices proporcionan, en la sombra, al ser humano.

Queremos llamar la atención a los lectores sobre estos pequeños animales tan desconocidos y, sin embargo, tan importantes para la humanidad. El suelo es aún una gran caja negra por estudiar cuya biodiversidad e importancia son cruciales en los ecosistemas. Esperamos que la gente sea más consciente de su importancia y tenga una visión distinta de este pequeño gran mundo que habita bajo nuestros pies.

Mónica Gutiérrez López, Profesora de Zoología, Universidad Complutense de Madrid; Darío J. Díaz Cosín, Profesor Honorífico, Universidad Complutense de Madrid; Dolores Trigo Aza, Profesora Titular Universidad. Biología Animal y Ecología, Universidad Complutense de Madrid; jubajeli@ucm.es, Universidad Complutense de Madrid y Marta Novo Rodriguez, Doctora en Biología (Zoología y Biología evolutiva), Universidad Complutense de Madrid

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.count - uno de los animales más importantes del planeta





Fuente

El centro turístico donde hay 7 veces más microplásticos que peces

El centro turístico donde la cantidad de microplásticos es 7 veces mayor que la de peces 2 - El centro turístico donde hay 7 veces más microplásticos que peces


Sergio Suárez

El centro turístico donde la cantidad de microplásticos es 7 veces mayor que la de peces - El centro turístico donde hay 7 veces más microplásticos que peces

Una nueva investigación advierte que los residuos plásticos se están acumulando en ciertas zonas del océano que son fundamentales para el crecimiento de los peces. Se están concentrando de forma tan elevada que la cantidad de microplásticos en la costa de Hawái puede llegar a ser siete veces mayor que las crías recién nacidas de peces o alevines.

Los procesos oceánicos y costeros que agrupan en determinados lugares las presas con las que se alimentan peces juveniles provocan al mismo tiempo también cúmulos de residuos plásticos flotantes. Y cada vez hay más evidencia de que especies marinas ingieren ese material, con efectos que aún no se conocen. Así lo señaló Gareth Williams, científico de la Escuela de Ciencias Oceánicas de la Universidad de Bangor en Gales, Reino Unido:

Aún no tenemos datos para determinar cuál es el efecto de este plástico en las poblaciones de peces. Pero seguramente es perjudicial que las crías de peces ingieran esas partículas de plástico en la etapa crítica de los primeros días de vida.

“Algo totalmente inesperado”

La investigación de Williams estaba inicialmente enfocada en analizar las bandas que pueden diferenciarse visiblemente en la superficie oceánica y en las que se concentra enormes cantidades de pláncton, un conjunto de microorganismos que son fuente principal de alimento para los peces.

continente de plástico - El centro turístico donde hay 7 veces más microplásticos que peces
El continente de plástico, una gran zona del océano Pacífico cuya concentración de plástico casi que triplica el tamaño de Francia.

Cuando el equipo de investigadores tomó muestras de pláncton en las zonas costeras de Hawái pudo observar que todo el muestrario contenía enormes cantidades de microplásticos. Según Williams:

Fue algo totalmente inesperado. Y el hecho de que el plástico fuera mucho más numeroso que los peces nos pareció increíble.

En la costa hawaiana, las bandas de pláncton concentran microplásticos ocho veces más densos que en el continente de plástico, una gran zona del océano Pacífico cuya concentración de plástico casi que triplica el tamaño de Francia. Y dentro de las bandas de Hawái se encontró siete veces más plástico que alevines.

Esto dijo al respecto el ecólogo marino Jonathan Whitney, coautor de la investigación:

Nos dejó estupefactos que nuestras muestras estuvieran dominadas por plástico.

Con la disección de algunas crías de peces los científicos pudieron comprobar que éstas se habían alimentado con pequeñas fracciones de plástico. Así lo indicó Whitney:

Descubrimos trozos diminutos de plástico en los estómagos de especies de pesca comercial como dorados, peces espada y peces ballesta.

partículas plásticas en peces voladores - El centro turístico donde hay 7 veces más microplásticos que peces
Crías de pez volador (arriba) y pez ballesta (abajo) con fotos ampliadas de los trozos de plástico que ingirieron. A la derecha se ve una moneda de 10 centavos de Estados Unidos para escala.

Además encontraron partículas plásticas en peces voladores, fuente de alimento de ciertas especies de atunes y de gran parte de las aves marinas de Hawái.

De acuerdo con los expertos, las acciones humanas como la sobrepesca, la reducción de hábitats, y en general las que han inducido el cambio climático, son responsables de los peligros que hoy enfrenta la biodiversidad y la pesca. Y como si fuera poco, estos nuevos estudios señalan que debemos agregar el plástico que ingieren las crías de peces a esa lista de peligros.





Fuente

Determinan que las plantas domésticas realmente no purifican el aire

El estudio que demuestra que las plantas domésticas realmente no purifican el aire - Determinan que las plantas domésticas realmente no purifican el aire


Mariluz Plata

El estudio que demuestra que las plantas domésticas realmente no purifican el aire 696x447 - Determinan que las plantas domésticas realmente no purifican el aire

A muchos en nuestra juventud nos advirtieron sobre “el peligro” de colocar plantas en el dormitorio: “No duermas con plantas porque te pueden dejar sin oxígeno para respirar”. Por fortuna, solo se trataba de un mito. Y lo mismo ocurre con la supuesta “purificación” del aire cuando tienes plantas al interior de tu casa. Una investigación llevada a cabo durante 3 décadas desdice por completo estas afirmaciones.

Purificación del aire

Necesitamos remontarnos a finales de la década de 1980 para entender la teoría de la “purificación del aire”. En aquel entonces, la NASA hizo un Estudio del Aire Limpio para comprobar si las plantas comunes tendrían la capacidad de purificar el aire interior eliminando toxinas, absorbiendo CO2 y liberando oxígeno.

El proyecto dio resultados. Sin embargo, si bien las plantas sí pueden absorber toxinas del aire, el nuevo estudio, publicado en el Journal of Exposure Science and Environmental Epidemiology, señala que es exagerado afirmar que las plantas en macetas son capaces de mejorar la calidad del aire en un hogar o en una oficina. Incluso, con este mismo trabajo se pudo hallar una forma aun más efectiva para conservar el aire limpio.

colocar plantas en el dormitorio - Determinan que las plantas domésticas realmente no purifican el aire

Los autores indican que la ventilación natural de los espacios interiores disuelve la contaminación del aire potencialmente perjudicial con mayor rapidez y eficiencia que una planta doméstica. Así lo explicó el autor principal del estudio, Michael Waring, de la Universidad de Drexel (EE.UU.):

La mejor manera de tener un hogar saludable es tratar de reducir las emisiones en interiores, ventilar bien (especialmente cuando se realizan emisiones de alto impacto como cocinar) y utilizar la filtración para ciertos contaminantes (por ejemplo, partículas).

El mito surge porque estudios como el de la NASA y otros posteriores realizaron sus pruebas en condiciones herméticas de laboratorio, por lo que no se emulan los mismos factores que rodean nuestros espacios interiores. Waring agregó:

Esta es la primera revisión sistemática que examina [la] eliminación de compuestos orgánicos volátiles (COV) por plantas en macetas utilizando estudios de cámara.

La calidad del aire en interiores

El trabajo de Waring y su equipo consistió en hacer una revisión sistemática de 12 estudios para extraer la información relacionada con la eliminación de COV y así transformar los datos obtenidos en una métrica común, la cual denominaron tasa de suministro de aire limpio (CADR), y utilizaron como medida de la calidad del aire en interiores.

Purificación del aire - Determinan que las plantas domésticas realmente no purifican el aire

Posterior a esto, empleando la CADR, efectuaron una comparación entre la capacidad de eliminación de los COV por parte de las plantas y otros sistemas de ventilación, tanto naturales como mecánicos. Así lo señala el estudio:

En una oficina pequeña, tendrías que tener entre 100 y 1.000 plantas para tener el mismo impacto de limpieza del aire que la ventilación a 1 cambio de aire por hora, que es un valor típico.

Los científicos describen tres tipos de contaminantes que actúan en los interiores. El primero, los compuestos orgánicos volátiles, que son aquellas moléculas en estado gaseoso emitidas desde distintas fuentes: como alimentos, productos de limpieza y materiales de construcción. Estos suelen hacer parte del mismo aire.

Les siguen los compuestos orgánicos semivolátiles (SOVG), generalmente presentes en productos químicos como pesticidas, retardantes de llama o plastificantes. Son compuestos casi siempre de contextura “pegajosa” que se adhieren a las superficies interiores y pueden persistir durante meses o años.

Y el tercero, son las partículas (en estado sólido o líquido) que pueden encontrarse flotando en el ambiente interior. Estos contaminantes han sido asociados a trastornos como el asma, alergias, irritaciones y otras afecciones respiratorias.

plantas domesticas - Determinan que las plantas domésticas realmente no purifican el aire

Así entonces, el estudio concluye recomendando que la forma más efectiva para mejorar la calidad del aire en el hogar es:

Tratar de reducir las emisiones en interiores, ventilar bien, especialmente cuando se realizan emisiones de alto impacto como cocinar, y usar filtración para ciertos contaminantes como partículas.

Y desde luego, no es necesario que te deshagas de las plantas de interior que tienes en tu hogar u oficina. Aunque definitivamente no van a purificar el aire, tampoco van a dejar tu dormitorio sin oxígeno.





Fuente

La emergencia climática declarada por miles de científicos del mundo

La clara e inequívoca emergencia climática declarada por miles de científicos de todo el mundo - La emergencia climática declarada por miles de científicos del mundo


Sergio Suárez

La clara e inequívoca emergencia climática declarada por miles de científicos de todo el mundo 696x463 - La emergencia climática declarada por miles de científicos del mundo

El 5 de noviembre de 2019 miles de científicos del mundo entero han declarado de manera “clara e inequívoca” que el planeta Tierra enfrenta una “emergencia climática”. El ‘paper’, con más de 11.000 firmantes, fue publicado en la revista Bioscience y su contenido explica desde la ciencia lo que hay detrás de esta urgencia ambiental y propone las soluciones inmediatas que la sociedad debe adoptar.

Este numeroso grupo de científicos no son pioneros en este tipo de declaraciones. A la misma fatídica conclusión también han llegado el Reino Unido, algunas regiones de Australia y una nación tribal en el Yukón canadiense. Por otra parte, en Estados Unidos, el Congreso continúa presionando al gobierno federal para que actúe de la igual forma, aunque con la escéptica posición del presidente Trump es poco lo que se puede hacer.

De cualquier manera, esta declaración de los científicos se destaca porque no está fundamentada por motivaciones políticas o sociales. Su anuncio de emergencia climática está respaldado completamente por la ciencia.

Planeta en calentamiento

Los signatarios, provenientes de 153 países, afirman que los humanos no hemos tomado las medidas suficientes para evitar la catástrofe climática. No hay cambios significativos para el medio ambiente, pese a las advertencias de diversos estudios científicos sobre el daño que ocasiona el uso de combustibles fósiles. La atmósfera sigue recibiendo más gases de efecto invernadero, y si esto persiste, la humanidad estará condenada.

La mayoría de las discusiones públicas sobre el cambio climático se basan únicamente en la temperatura de la superficie global, una medición insuficiente que no abarca la verdadera dimensión de las actividades humanas y los peligros reales de un planeta en calentamiento.

Sin embargo, la reciente declaración ofrece distintos indicadores, como el aumento en la población, el gasto de energía eléctrica, el consumo de carne y el detrimento económico que ocasionan cada año los eventos climáticos extremos. Sin duda, son factores que pueden ayudarnos a entender la magnitud de la situación y así darle cara a esta crisis climática.

Si bien la reducción de las tasas de natalidad y el incremento de las energías renovables alivian en parte el panorama, el descenso en la cantidad de árboles o el aumento de ganado estabulado empeoran las cosas. Según los científicos, todavía estamos a tiempo para actuar, y piden que la sociedad atienda su alerta.

¿Qué medidas adoptar?

A través de un comunicado de prensa publicado en EurekAlert!, el firmante y científico Thomas Newsome, de la Universidad de Sydney, dijo:

Aunque las cosas están mal, no todo está perdido. Podemos tomar medidas para abordar la emergencia climática.

Estas acciones implican el reemplazo de combustibles fósiles por energías renovables, la disminución de agentes contaminantes que agudizan el calentamiento, la restauración de bosques, el cambio a una alimentación basada en vegetales, la estabilización de la población mundial y la transformación de la economía. Así lo explicaron los propios expertos:

Mitigar y adaptarse al cambio climático al tiempo que se honra la diversidad de los seres humanos implica grandes transformaciones en las formas en que nuestra sociedad global funciona e interactúa con los ecosistemas naturales. Esta reciente preocupación nos alienta. Los organismos gubernamentales están declarando una emergencia climática. Los estudiantes van a la huelga. Los juicios por ecocidios están en los tribunales. Los movimientos de ciudadanos exigen cambios, y muchos países, estados, provincias, ciudades y empresas están respondiendo.

Como Alianza de Científicos del Mundo, estamos listos para ayudar a los que tengan que tomar las decisiones para una transición justa hacia un futuro sostenible y equitativo. La buena noticia es que un cambio tan transformador, con justicia social y económica para todos, promete un bienestar humano mucho mayor a largo plazo. Creemos que las perspectivas serán mayores si los que toman las decisiones y toda la humanidad responden de inmediato a esta advertencia y a esta declaración de emergencia climática y actúan para mantener la vida en la Tierra, nuestro único hogar.





Fuente

Vivir sin generar residuos tóxicos para el planeta es posible

Vivir sin generar residuos tóxicos para el planeta es posible - Vivir sin generar residuos tóxicos para el planeta es posible


Redacción GM

Vivir sin generar residuos tóxicos para el planeta es posible 696x464 - Vivir sin generar residuos tóxicos para el planeta es posible

Son muchas las movilizaciones que se están produciendo últimamente por el Cambio Climático.  Las altas temperaturas, las sequías, las inundaciones, especies en extinción o la desaparición de los glaciares son algunas de sus consecuencias. Las personas más concienciadas han cambiado sus hábitos de vida para impedir que se sigan desarrollando esta serie de catástrofes. Por ejemplo, muchos han optado por dejar de utilizar objetos elaborados a partir del plástico, ya que son muy contaminantes. Por todo lo anterior, a lo largo del siguiente artículo explicaremos si es posible vivir sin generar residuos. Aunque parezca en principio un objetivo difícil, se puede cumplir.

¿A qué clase de residuos nos referimos?

Cada uno de nosotros genera de media un kilo y medio de residuos diarios. Esto se traduce en 440 kilos anuales. Por residuos entendemos todo aquello que acaba en el vertedero o la incineradora sin posibilidad de ser reciclado. Entre ellos se encuentran envases de plástico, bricks, bolsas, latas, pilas o aparatos electrónicos, entre otros.

Qué pasos debemos seguir para acabar con los residuos

Es difícil cambiar ciertas rutinas. Por ello, este propósito se realiza a largo plazo. Ante todo, lo importante es la concienciación, empatizar con el estado del planeta y querer mejorar la situación antes de que sea demasiado tarde.

Qué pasos debemos seguir para acabar con los residuos - Vivir sin generar residuos tóxicos para el planeta es posible

Reducir el uso del plástico

El primer paso que debemos dar para evitar la producción de residuos es el uso del plástico. Se trata de uno de los materiales que más tarda en degradarse y desaparecer. Además, sus consecuencias en el medio ambiente son irreparables.

Reutilizar

Tal y como se hacía años atrás, se recomienda ir a la compra reutilizando las bolsas que ya tenemos en casa. Asimismo, siempre es mejor comprar a granel y escoger envases reutilizables como el vidrio.

Cocinar en casa

Teniendo en cuenta el ritmo de vida actual, teniendo poco tiempo para dedicarnos a las tareas del hogar como la cocina, se pide un esfuerzo para poder vivir sin generar residuos. De este modo, cada vez que compramos un producto precocinado estamos fomentando la utilización del plástico. Si dedicamos parte de nuestro tiempo a hacer comida casera, los envases utilizados se reducirán, por lo menos, a la mitad. Asimismo, nuestra salud lo agradecerá.

Conocer nuestros hábitos

Para poder cambiar nuestras rutinas lo primero que debemos hacer es ser conscientes de ellas. Basta con echar un vistazo a nuestra basura para saber qué podemos corregir. ¿Hay envases vacíos en los que antes había fruta o verdura? Si es así, la solución es comprar una malla e ir con ella a la frutería. De este modo, ya no tendremos que tirar plástico si consumimos este tipo de alimentos. ¿Hay comida orgánica? Si es así, debemos comprar a granel para adquirir solo lo que necesitamos sin que ningún producto se nos ponga malo.

vivir sin generar residuos - Vivir sin generar residuos tóxicos para el planeta es posible

Método “Residuos Cero”

La escritora Bea Johnson ha publicado el libro “Residuos Cero en casa”. En él explica cuáles son los pasos a seguir para poder vivir sin generar residuos. Estos pasos se clasifican en cinco. En primer lugar, emplearíamos el verbo rechazar -aprender a decir que no a aquello que no necesitamos-. Igualmente, el segundo es reducir -no comprar lo que no se precise-; el tercero es reutilizar -alargar la vida útil de lo que ya no sirve para su función principal-; y el cuarto es reciclar -para reducir la basura-. Finalmente, el último consiste en compostar -convertir en abono los residuos orgánicos pueden volver a ser una materia orgánica útil para fertilizar la tierra-.



Fuente

1 2 3 4