México: segundo país con mayor inversión en Latinoamérica

mexico-segundo-pais-con-mayor-inversion-en-latinoamerica

Uno de los efectos notables de la apertura de la economía mexicana en los últimos siete lustros, ha sido la recepción extensa de Inversión Extranjera Directa (IED). De acuerdo con la Secretaría de Economía (SE) del Gobierno Federal, el país captó 29.3 miles de millones dólares (mmdd) en 2017, a través de 3,402 sociedades o empresas (SE, 2018). Se destaca que durante el sexenio actual (2013-2018), la IED acumulada fue de 171.5 mmdd; 50.7% mayor al monto reportado en el periodo del sexenio anterior (2007-2012) de 113.8 mmdd y 82.8% por encima del sexenio (2001-2005), el cual fue de 93.8 mmdd, resaltando que en 2013, se registró la atracción más alta de los últimos 15 años, con una inversión de 38.3 mmdd. En ese contexto ¿Por qué resulta significativo analizar la tendencia actual de la IED?

La IED de 29.3 mmdd que llegó a México en 2017, fue producto de nuevas inversiones, reinversión de utilidades y por cuentas entre compañías. Dicho suma se complementa con los ingresos recibidos por turismo y remesas por 21.0 y 28.0 mmdd, respectivamente (Banxico, 2017). Si se hace una comparación con algunas partidas de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF), se observa que los valores son similares a lo que se obtendrá por concepto de endeudamiento interno del gobierno federal, Impuesto Especial de Producción y Servicios y Petróleos Mexicanos, los cuales serán de 24.6, 23.0 y 22.1 mmdd, respectivamente (LIF, 2018). El cálculo, se realizó considerando un tipo de cambio 18.70 pesos por dólar a la venta, cifra ajustada al 24 de febrero de 2018.

Por su parte, los sectores económicos que recibieron la cantidad más alta de IED en 2017 fueron: manufactura, transporte, construcción, comercio y servicios financieros con 45.3, 10.8, 10.3, 9.2 y 9.0%, respectivamente (SE, 2018). Con lo anterior, la manufactura se erige como la actividad con mayor recepción de IED en México, lo que permite deducir, que existe una posible generación masiva de empleos con bajos salarios, inhibiendo la preponderancia del capital privado de lograr condiciones favorables de vida, quedando pendientes de colocar inversiones en áreas donde se impulse la competitividad, por ejemplo, en el campo de la economía digital, ya que podría creer nuevas oportunidades para las empresas, abrir vías para acceder a los mercados extranjeros y participar en las cadenas de valor electrónico mundiales (UNCTAD, 2017).

De los 29.3 mmdd captados en México durante 2017, el 46.8% procedió de Estados Unidos de América (EUA), 9.1% de Canadá, 9.0% de España, 8.0% de Alemania, 5.5% de Japón, y el porcentaje restante de otros países (SE, 2018). En promedio, uno de cada dos dólares que ingresó a México por IED provino de EUA y Canadá, naciones con las que comparte el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuyos representantes, se encuentran, en este momento, en la séptima ronda de renegociación. El Continente de Europa mantiene una presencia reducida de IED, mientras que el de Asia registró una magra participación en este rubro. EUA, China, Países Bajos y Japón son las cuatro economías inversoras principales en el mundo, al generar salidas de IED en 2016 por 299.0, 183.0, 174.0 y 145.0 mmdd, respectivamente (UNCTAD, 2017).

Al revisar datos de la Conferencia de Naciones Unidades para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés), México se ubicó en la posición 16 de las 20 principales economías receptoras de IED en el mundo durante 2016. EUA, Reino Unido y China ocuparon las primeras tres posiciones, al captar 391.0, 254.0 y 134.0 mmdd, respectivamente. México recibió en el periodo referido 27.0 mmdd, es decir, menos del 10% de lo obtenido por EUA, sin embargo, sobresale que es el segundo país, con más atracción de IED en Latinoamérica, solo por debajo de Brasil, superando con el doble de lo que absorbe Angola, la economía con la mayor IED del Continente de África en 2016. México obtuvo una IED similar a la que alcanzaron individualmente Luxemburgo, Francia e Italia.

En conclusión, se observa que México adquiere IED por encima de cualquier nación de África, ocupa el segundo lugar en Latinoamérica y con excepción de Reino Unido, está a la par del monto promedio, que obtienen varios de los países europeos registrados en la lista de la UNCTAD. Sin embargo, se detecta que la IED de América del Norte, es sumamente relevante, abriendo un espacio para atraer más recursos de Europa y Asia. El monto de IED que recibe México, lo hace parecer una estado competitivo en dicha materia, sin embargo esa capacidad queda minada al identificar, que la mitad de los recursos son dirigidos a la manufactura, cuya situación mejoraría, si se le apuesta a promover inversión hacia la economía digital o de innovación, requiriéndose ampliar los niveles de escolaridad y de oferta laboral de mano de obra calificada.

Advertisements