Omara Portuondo y Regina Orozco estrenan “Pedazos del corazón”, en la Alhóndiga de Granaditas

Regina Orozco OK - Omara Portuondo y Regina Orozco estrenan “Pedazos del corazón”, en la Alhóndiga de Granaditas

GUANAJUATO, Gto. (apro).- Como parte de la gira internacional de despedida de la portentosa “reina del feeling”, Omara Portuondo, la cubana y su par mexicana Regina Orozco estrenaron en México “Pedazos del corazón”, la producción que grabaron a dueto con temas de Agustín Lara y Álvaro Carrillo.

El evento se realizó en el escenario de la Alhóndiga de Granaditas para el Festival Internacional Cervantino, donde ambas derrocharon voz y empatía.

A sus 89 años, la estrella del “Buena Vista Social Club” mantiene por todo lo alto sus capacidades vocales, y así lo demostró la noche del domingo 13, en un concierto previo al que las dos mujeres presentarán en Bellas Artes el próximo miércoles 16, con el mismo espectáculo.

Posteriormente, el martes 22, estarán en el Centro cultural Los Pinos. Y la multifacética vocalista cubana viajará después, en “El último beso tour”, a Estados Unidos, España, Asia y los Países Escandinavos, entre otros países, y volverá a Cuba en diciembre.

Al principio del espectáculo en la Alhóndiga de Granaditas, Regina Orozco relató brevemente su encuentro con la “reina del feeling”, en La Habana, donde fue a conocerla y a convencerla de que grabaran juntas. Orozco pidió a la artista cubana que cantara, luego se le unió, y al final Omara le dijo que sí.

Durante el espectáculo, en el que no olvidó su predilección por el género del cabaret, la soprano mexicana sostuvo que la primera grabación que hizo con Omara se canceló, porque se atravesó una ruptura sentimental con el pianista, y “ella me dijo: grabamos otro”.

El resultado es “Pedazos del corazón”, un disco doble que Orozco presumió con enorme satisfacción, y para el público del Cervantino reunido en la explanada de la Alhóndiga de Granaditas fue evidente la admiración que la mexicana siente por la cubana y la amistad surgida entre ambas, traducida en un intercambio vocal generoso y profundo con los temas de Lara y Álvaro Carrillo.

Omara Portuondo entró a escena a paso lento, pero con rostro radiante, labios rojos y lista para regalar al público su versátil capacidad interpretativa.

“María Bonita”, “Piensa en mí”, “20 años”, “Sabrá dios”, “Un poco más y “Lágrimas negras” fueron algunos de los boleros interpretados por las cantantes. Regina Orozco hizo la apertura, aunque la mayor parte del concierto ambas compartieron escenario, charla y risas.

Fue un domingo de luna llena, con un público que colmó la explanada y disfrutó de principio a fin el espectáculo de dos divas que entregaron el corazón.

Comentarios





Fuente

Advertisements