Advertisements
Saltar al contenido

Penales de Sinaloa entre los peores calificados del país por CNDH

abril 13, 2019
penales de sinaloa entre los peores calificados del paxs por cndh1 crop1555162740505.jpg 673822677 - Penales de Sinaloa entre los peores calificados del país por CNDH


AngelinaCorral

Culiacán, Sinaloa.- Los penales del estado de nueva cuenta vuelven a reprobar en el diagnóstico de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, realizado el 2018, y se ubicaron entre los peores calificados del país. 

Visitadores de este organismo autónomo revisaron las condiciones de los cuatro centros penitenciarios de Sinaloa y dieron una calificación general de 5.62.

El penal de Aguaruto, con 6.16 fue el mejor evaluado; le siguió el Castillo, en Mazatlán con 5.83; en tercer lugar quedó Goros II de Los Mochis, con 5.47; y el centro penitenciario del Évora, con 5.01 fue el que tuvo la peor evaluación. 

Entre las deficiencias detectadas en los cuatro penales se resaltaron que había presencia de actividades ilícitas y cobros (extorsión y sobornos), ejercicio de funciones de autoridad por personas privadas de la libertad y condiciones de autogobierno/cogobierno, así como insuficiencia de personal de seguridad y custodia. 

penales de sinaloa entre los peores calificados del paxs por cndh page 0001.jpg 1881986664 - Penales de Sinaloa entre los peores calificados del país por CNDH

En todos los penales se encontraron condiciones antihigiénicas y falta de material de curación. 

Tras la evaluación del 2017, cuando también se denunciaron estas deficiencias, las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal negaron que existía el autogobierno, y aseguraron que en la evaluación de 2018 iban a salir mejor evaluados, sobre todo en el penal de Culiacán, donde se invirtió en la construcción de un módulo. 

Fallas en los penales

En lo que respecta a la cárcel de Aguaruto, se encontró hacinamiento de reos, instalaciones inadecuadas para el buen funcionamiento del centro, además de que las condiciones materiales y de higiene de las instalaciones no eran las adecuadas. También hubo inexistencia de condiciones materiales e higiene del área médica, deficiencia en materiales e higiene de la cocina y/o comedores.

Leer:  IMSS en Culiacan, Sinaloa sigue realizando servicios normales tras balacera - #Noticias

Otra de las fallas fue que los procesados y sentenciados no estaban separados de forma adecuada. 

En el penal Goros, en Los Mochis, se encontraron deficiencias en los servicios de salud, en los programas para la prevención y atención de incidentes violentos, así como falta de prevención de violaciones a derechos humanos y de atención en caso de detección. Las instalaciones también estaban sucias.

En la cárcel, el Castillo en Mazatlán se encontraron deficiencias en la alimentación, en las condiciones de higiene de las instalaciones, también mala integración del expediente técnico-jurídico, insuficiencia o inexistencia de actividades laborales y de capacitación.

El penal de la región del Évora registró deficiencias en la atención a mujeres y/o menores que vivían con ellas y en la atención a personas adultas mayores, así como falta de programas para la prevención de adicciones y desintoxicación voluntaria.

Cefereso número 8

En este penal federal se encontraron deficiencias en los servicios de salud hacia las personas con SIDA, falta de personal de seguridad y custodia, insuficiencia o inexistencia de actividades laborales y de capacitación, pero fue mejor evaluado, que el resto.

En lo que respecta a la prisión militar en la Tercera Región Militar, en Mazatlán, se encontró mala separación entre procesados y sentenciados, pero fue el que tuvo mejor calificación en el estado.



Fuente

Advertisements