QUIÉN CON ÁGUILAS ANDA… ¡A VOLAR SE ENSEÑA! Parte 1

quien-con-aguilas-anda-a-volar-se-ensena-parte-1
Compartelo

Introducción

Esta publicación, la primera que realizo en CONCENTRADO NOTICIAS, surge como un agradecimiento especial a todas las personas que han contribuido a que sea la persona que soy aquí y ahora. Y cuando hago referencia a todas, es a todas, personas positivas y negativas, personas envidiosas y personas dignas de admiración.

Además de lo anterior, deseo que cada persona que lea el artículo comprenda la importancia que juegan las personas en nuestro entorno. Partiendo de la premisa de que el tipo de personas con las que nos relacionamos tienen un impacto directo sobre nuestra persona, actitud y la perspectiva que tenemos de la vida. 

El artículo lo he titulado Quién con águilas anda… ¡A volar se enseña! destacando la influencia de las personas en nuestra vida. He considerado además por la relevancia del tema dividir esta primera publicación en dos partes. En la primera parte abordo el tema de personas tóxicas, qué hacen, cómo identificarlas y, en la segunda parte, sobre las personas saludables.

¡Cuidado! Personas tóxicas

personas toxicas 300x143 - QUIÉN CON ÁGUILAS ANDA... ¡A VOLAR SE ENSEÑA! Parte 1Palabras o adjetivos des-calificativos como: inseguridad, quejas, celos, crítica, frustración, manipulación, negatividad, egocentrismo, chantajista, víctima, tóxico, mentira, soberbia, envidia, etc. Todas estas son palabras despectivas que envenenan nuestro ser o expresadas para envenenar a otros. Y son tan frecuentes en su uso por un solo tipo de personas, las personas tóxicas.

Pero, ¿quiénes son las personas tóxicas? ¿Qué hacen? ¿Cómo identificarlas? Comparto 3 definiciones bastante interesantes, que he concretado como resultado de una investigación exhaustiva.

1.- Carencia de salud emocional: Personas que carecen de salud emocional, manipuladoras, que engañan, que mienten. Personas que no hacen nada para enriquecer su vida, mucho menos la vida de otros.

2.-Relación. Personas que anda rondando nuestra vida, que nos hace más mal que bien, y que por alguna razón inexplicable mantenemos y frecuentamos como si fueran un dechado de virtudes.

3.-Vampiros emocionales. Si tú creías que ya no existían los vampiros, déjame decirte que sí, solo que hoy en día se visten diferente y huelen diferente. Son personas que se comportan como vampiros emocionales, por lo que al terminar una conversación, incluso la más trivial, es probable que te sientas como si te hubiesen extraído toda tu energía.

¿Conoces a alguna? o ¿te has sentido descrito? En realidad espero que puedas identificar a pocas personas con estas características y si la lista es mayor, presta atención en por qué hay que tener cuidado con ellas. Y lo más importante, si tú estás siendo una persona tóxica consideres que la única persona que se está intoxicando eres tú.

Podemos resumir, que las personas tóxicas son personas con una gran pobreza emocional y que aunado con ello, quieren esparcir su pobreza a otros, son personas que no aportan a su vida ni a la vida de otros.toxica 300x158 - QUIÉN CON ÁGUILAS ANDA... ¡A VOLAR SE ENSEÑA! Parte 1

Stamateas (2013) en su libro Gente tóxica describe las personalidades de las personas tóxicas, encontrando más de 12 personalidades. Una aportación personal a esta presentación fue el organizar estas personalidades en tres grandes grupos. Mismas que resumen las peculiaridades de las personas tóxicas. Estos grupos son:

  1. Personas víctimas.
  2. Personas soberbias.
  3. Personas sabelotodo (Gurús).

Las características de las personas víctimas son:

  • Victimización. Falta de responsabilidad personal, culpan al gobierno, al vecino, al primo, al amigo, a la mamá de su situación actual. El mundo está contra su persona. ¿Cuántos nombres se te vienen a la mente?
  • Se quejan de todo. Nada les parece, todo está mal. Tienen la enfermedad de la Quejitis. Su vida es una tragedia, tanto o más que los casos presentados en el programa de “La Rosa de Guadalupe” o “Cómo dice el dicho”.
  • Teatrales-dramáticas. Episodios de crisis, conflictos o drama de una situación o acontecimiento vivido.
  • Presentan signos de adicción. Consumo de drogas, pastillas e inclusive alcohol.
  • “Nunca los vas a igualar en fatalidades”.

Las personas soberbias presentan estas peculiaridades:

  • Sarcástica. Realizan comentarios despectivos hacia los demás para demostrar su Así es como la gente inteligente controla a las personas tóxicas 300x188 - QUIÉN CON ÁGUILAS ANDA... ¡A VOLAR SE ENSEÑA! Parte 1superioridad.
  • Sus respuestas son evasivas, emplean mensajes mixtos o contradictorios.
  • No solo anhelan lo que la otra persona tiene, quieren estar pasando por la misma circunstancia que el otro. Continua insatisfacción y queja permanente. “La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come” (Francisco de Quevedo y Villegas).
  • Presionando por hacer o decir una cosa, o te obligan a pensar de acuerdo a sus propios deseos.
  • Les encanta dañar la reputación de los demás, y en su caso, un intento de pulir su propia reputación.
  • Su especialidad son los dobles mensajes y los mensajes ambivalentes. Los descalificadores hoy te endiosan y mañana te bajan del pedestal en un instante. Juegan juegos crueles que pretenden desestabilizar tus emociones y robarte los sueños.
  • Personas difíciles, complicadas, seres que minuto a minuto obstaculizan nuestra existencia, que pareciera encuentran placer en hacernos difícil la convivencia o nuestro trabajo. Principalmente de forma verbal, aludiendo a adjetivos descalificativos.
  • Por casi todo, sobre todo saber qué piensan los demás.

Este tipo de personas podemos describirlas haciendo alusión a la fábula de la luciérnaga y la serpiente.

Una serpiente estaba persiguiendo a una luciérnaga. Cuando estaba a punto de comerla, ésta le dijo: “¿Puedo hacerte una pregunta?” La serpiente respondió “En realidad nunca contesto preguntas de mis víctimas, pero por ser tú te lo voy a permitir”. Entonces la luciérnaga preguntó: “¿Yo te hice algo?”, “No” respondió la serpiente. “¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?” preguntó la luciérnaga. “No” volvió a responder la serpiente. “Entonces, ¿por qué me quieres comer?” inquirió el insecto. “Porque no soporto verte brillar”, respondió la serpiente.

El último tipo de personas, las sabelotodo:

  • Egocéntricas. Hablan mucho y escuchan poco.
  • Reinventan la verdad para ocultar o disimular su situación actual.
  • Historias grandiosas. Exageran sus logros. Su estandarte son sus títulos y reconocimientos,  sus viajes, sus compras, etc.
  • Siempre tienen la razón. No permiten espacio para opiniones diferentes.

En resumen las personas tóxicas son aquellas personas que nos hacen transpirar, que provocan en nosotros (dado que les cedemos eso) un desajuste emocional. Personas con sentimientos negativos: envidia, celos, soberbia, rabia. Personas con un alto grado de infelicidad. Pero también son personas que tienen miedo, inseguridad, rabia, dudas, cuestionamientos del por qué ellos.

La forma en la que nos afectan, porque si la pregunta que te estás haciendo es de qué forma nos afectan, la resumo en cuatro grandes esferas de nuestra vida: salud, trabajo, relaciones y bienestar. De qué forma nos afectan en cada una de ellas, te lo comparto a continuación:

  • Salud: nuestros pensamientos, emociones y sensaciones se traducen en problemas de salud. Desde el estrés hasta insomnio, desde comer de más hasta tomar pastillas para calmarnos. Dolores de cuello, espalda, cansancio físico. Si recibimos cada día basura y además es tóxica merma nuestra salud.
  • Trabajo: vivir en constante estrés y angustia hace que no podamos concentrarnos en nuestra tarea. Pérdida de concentración, lo que merma nuestra productividad.
  • Relaciones: Si no nos encontramos en equilibrio es muy difícil que nuestras relaciones funcionen en armonía. Recuerda “NADIE DA LO QUE NO TIENE”. Primero porque llevamos nuestras angustias y preocupaciones de un lado a otro y después porque acostumbrados a este tipo de relaciones, inconscientemente o no, terminamos generando más de lo mismo.
  • Bienestar: La “mala onda”, el mal humor y el ceño fruncido contagian tanto o más que una gripe y sin querer vamos tiñendo nuestros días de color gris intenso. Cuando más nos concentramos en lo que nos hace mal, más fuerte e intensamente se expande y peor quedamos, sintiendo que realmente no hay solución.

De manera inconsciente las personas tóxicas te van programando, hasta llegar el momento en que esas palabras tóxicas se convierten en creencias.  Lo anterior es respaldado por la Ley de la Concentración, que expresa lo siguiente “cuanto más piensas sobre una cosa, más ésta se hace parte de tu realidad”.

Pero no todo está perdido, la existencia de una parte tóxica también nos indica que existe una parte saludable. Y en efecto, queda claramente expresada en la premisa de Jim Rohn “eres el promedio de las cinco personas con las que más pasas tu tiempo”, es decir fuera de la familia, somos el promedio de aquellas personas con las cuales convivimos con más frecuencia, éstas influyen en nuestro carácter, emociones, pensamientos y actitudes.

¿Cuál promedio eres? ¿Y tú, conoces a alguien tóxico o eres tóxico? 

Continuará… Segunda parte

Comentarios
Advertisements