Advertisements
Saltar al contenido

Recorre el supermercado con un hombre atado y a cuatro patas, como si fuera un perro

octubre 21, 2020


#Recorre #supermercado #con #hombre #atado #cuatro #patas #como #fuera #perro

GettyImages 169815371 - Recorre el supermercado con un hombre atado y a cuatro patas, como si fuera un perro

La foto dio a pie a una encendida discusión en redes sociales, mostrando las diferentes opiniones de los usuarios

Una foto de una dominatrix en la que se ve cómo arrastra al hombre con una correa por el supermercado se ha vuelto viral.

Pero la mujer capturada en la foto defendió todo el show y explicó que solo quería comprar una botella de jugo.

La inusual escena se volvió viral luego de que se publicara en Twitter una imagen de la pareja en una tienda naturista de Los Ángeles.

La foto, titulada “Visto hoy en Erewhon” acumuló más de 100,000 me gusta y 15,000 retweets.

Mostraba a una mujer vestida con un atuendo escaso, transparente y de cuero y botas altas, paseando a un hombre a cuatro patas por la tienda. Él iba sujeto por una correa como si fuera un perro.

A pesar de su llamativo atuendo, la pareja siguió todas las normas y pautas de seguridad establecidas para evitar el contagio del coronavirus. Ambos llevaban máscaras faciales y mantenían la distancia de seguridad.

Tras el inusual paseo, la misteriosa dominatrix pronto fue rastreada para que explicara por qué decidieron dejarse ver así.

En declaraciones al Daily Dot, la mujer que se identificó como Lark, dijo que estaba comprando una bebida cuando se tomó la foto.

“Solo quería un poco de jugo”, aclaró.

“Salí con mi sumiso y mis amigos, íbamos grabando algunos videos cuando decidimos hacer unas compras. Paramos en Erewhon.

Leer:  Army sobre caso de soldado desmembrado Enrique Román-Martínez: Estamos haciendo todo lo que podemos

Había muchas cámaras y atención, pero la seguridad nos dejó pasar por el servicio de rápido y pagar por la costosa compra antes de, finalmente, pedirnos que nos fuéramos”.

La joven de 21 años negó las afirmaciones de que azotó al hombre o lo alimentó en un plato para perros.

“Todavía no tenía un cuenco para perros. Compramos uno después. Sí le azoté, pero no más de dos veces. Trató de tocar mi pierna demasiado arriba de mi muslo y no me gustó. No había niños cerca ni nada, pero por eso le di”, dijo Lark.

Evidentemente, la imagen suscitó muchas opiniones.

Una persona tuiteó: “La humillación pública es genial y todo, pero tal vez no se debe hacer esto en espacios públicos porque no todos están consintiendo en ser parte de la escena que trajiste a la tienda”.

“Para ser justos, ambos llevan máscaras y mantienen una distancia segura”, bromeó otra persona.

 





Fuente

Advertisements