Asesinato de niños, nueva táctica de los cárteles para sembrar el terror

a33 - Asesinato de niños, nueva táctica de los cárteles para sembrar el terror

México se ha convertido en uno de los países más peligrosos para la infancia, incluso por encima de naciones que desde hace años sufren situaciones de guerra declarada, como Siria e Irak. Sólo en los primeros 10 meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha reportado el homicidio de 796 niños y adolescentes. De acuerdo con expertos consultados por Proceso, se trata de una conducta que la delincuencia organizada comenzó a utilizar notoriamente desde 2017, para amedrentar a los grupos rivales o a la autoridad.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Durante los 10 primeros meses del gobierno de Andrés Manuel López Obrador fueron asesinados 796 niños y adolescentes. La cifra representa que cada seis u ocho horas en promedio –según diversas fuentes– se comete el homicidio de un menor de edad.

Esos números convierten a México en el quinto país más peligroso para la infancia, superando a naciones como Irak o Siria que durante años han sufrido conflictos bélicos declarados.

Según especialistas consultados por Proceso, así como análisis estadísticos oficiales y de organizaciones no gubernamentales, la reciente matanza de tres mujeres y seis niños de la familia LeBarón en Sonora es reflejo de una conducta violenta constante, cuya creciente espiral de muerte y terror comenzó en 2017. Sólo en lo que va de la administración de López Obrador se han reportado entre tres y cuatro asesinatos y cuatro desapariciones diarios.

“Los homicidios de menores de 18 años han ido en aumento”, lamenta la jefa de protección del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) México, Dora Giusti.

“Entre 2015 y 2017 la tendencia fue al alza de manera drástica y preocupante; representa un aumento de 29.43% que desde entonces se mantiene”, dice en entrevista.

El director ejecutivo de la Red por la Defensa de la Infancia en México (Redim), Juan Martín Pérez García, advierte en entrevista que lo que hay que destacar en el asesinato de menores de edad es que “los grupos criminales han adoptado este patrón para generar terror en sus adversarios: otros grupos de la delincuencia y las fuerzas de seguridad”.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2245, ya en circulación)

Comentarios





Fuente

Advertisements

Caso Fertinal: Lozoya, Nafin y el “Compromiso Azteca”…

La adquisición a sobreprecio de Grupo Fertinal por Pemex se realizó con plena consciencia de las anomalías que implicaba la operación, que sólo benefició a un puñado de empresarios. Consejeros de Nafin y Bancomext advirtieron que el plan de negocios en el que se insertó la recompra de la empresa de fertilizantes no era sólido y sólo aceptaron financiar la operación, junto con Banco Azteca de Ricardo Salinas, cuando la petrolera se comprometió a pagar el precio inflado y asumió los adeudos de la empresa. Aun así, documentos en poder de este semanario demuestran que Nafin tuvo que torcer sus propias normas para que el plan se llevara a cabo.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El 28 de octubre de 2015, después de asegurarse de que Pemex pagaría hasta el último centavo de los 635 millones de dólares que pedía para comprar Grupo Fertinal, el consejo directivo de Nacional Financiera (Nafin) pasó por alto su propia normatividad y decidió financiar esta operación con dos créditos simples por un monto total de 267 millones 400 mil dólares.

Pemex, entonces dirigida por Emilio Lozoya Austin, utilizó los 635 millones de dólares para comprar las acciones de Fertinal y pagar las deudas que la empresa debía a compañías de Ricardo Salinas Pliego, por un monto superior al que acordaron los consejeros de Nafin.

El acta de la sesión del consejo directivo de Nafin, que Proceso obtuvo mediante solicitud de transparencia, muestra que el organismo aprobó una “excepción normativa” para autorizar el préstamo, ya que “la adquisición de acciones y el refinanciamiento de pasivos no están contemplados en el manual de crédito”.

En el marco de sus investigaciones sobre las irregularidades que rodean el caso Fertinal, la actual administración federal está poniendo la lupa sobre el otorgamiento de estos créditos, sin los cuales Pemex no hubiera contado con los recursos suficientes para comprar la empresa de fertilizantes.

Pese a que varios funcionarios expresaron reservas sobre la viabilidad del proyecto Fertinal, Pemex se hizo garante de dos contratos de crédito, celebrados el 22 de diciembre de 2015: Nafin y el Banco Mexicano de Comercio Exterior (Bancomext) prestaron 507 millones 400 mil dólares en total, y Banco Azteca, de Salinas Pliego, aportó los 127 millones 600 mil dólares restantes. Estos contratos establecían que la empresa de fertilizantes era “solvente” y que sus estados financieros eran confiables.

Sin embargo, los funcionarios de Pemex, Nafin y Bancomext tenían evidencias de que la empresa no gozaba de buena salud financiera y posiblemente había inflado el valor de sus plantas, terrenos y maquinaria para aumentar el costo de venta.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2245, ya en circulación)

Comentarios





Fuente

La de la matanza de los LeBarón, una zona de guerra de los cárteles

AP 19310718182792 e1573091535113 - La de la matanza de los LeBarón, una zona de guerra de los cárteles

Dos días después de la matanza de la familia LeBarón, el general Homero Mendoza admitió que el gobierno federal desconocía el grado de violencia que se vive en los límites de Chihuahua y Sonora. Sin embargo, un informe de inteligencia de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana contiene un detallado registro de las bandas criminales que operan en la zona, sus territorios, escisiones y cabecillas. Con esos datos y entrevistas a funcionarios estatales se ofrece aquí una aproximación a la compleja y poderosa red en la que el narcotráfico atrapó desde hace años el norte del país.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso) El lugar donde el pasado lunes 4 fueron emboscados y asesinados niños y mujeres de las familias LeBarón y Langford está en una histórica zona de influencia de Rafael Caro Quintero. Actualmente, según reportes de inteligencia de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), el Cártel de Sinaloa controla desde ahí el envío de enervantes a Phoenix, Arizona, a fin de distribuirlos en el mercado estadunidense.

Desde hace tiempo los cárteles de Juárez y de Sinaloa –este último mediante Los Salazar– se disputan el control de esta franja entre los estados de Sonora y Chihuahua. En los últimos cuatro meses sicarios de uno y otro bando incendiaron varias casas con niños adentro, emboscaron a grupos de policías y se mataron entre ellos, aunque las autoridades federales de seguridad afirmen que no sabían nada.

El miércoles 6, dos días después de que fueron atacadas las familias mormonas en los límites de Janos, Chihuahua, y Bavispe, Sonora, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, general Homero Mendoza, evidenció la falta de labor de inteligencia:

“Teníamos muy escaso personal en ese punto. No se habían tenido referencias (de violencia) en meses anteriores. Las necesidades de proporcionar seguridad tanto por la Guardia Nacional como por las tropas regulares del Ejército se orientan generalmente a las áreas de conflicto. Esta no la teníamos nosotros referenciada como tal, luego entonces la presencia de tropas de las dos instituciones era escasa”.

La autoridad ignoró los avisos. El 10 de junio pasado, luego de la ruptura con Los Paredes de Agua Prieta, el grupo delictivo que encabeza Leonel Toscano Cuevas, El Tolteca, atacó ese municipio sonorense y asesinó a cuatro hombres y una mujer, entre ellos a José Javier Rascón Ramírez, El Fox, integrante de Los Paredes (también llamados Los Pesados Apson). Dos horas después, en la carretera a Naco, Sonora, murieron otras cuatro personas en otro enfrentamiento.

Después, el 24 de agosto, se filtró en Twitter un video donde se ve que un grupo armado recorre la sierra alta de Sonora en varias camionetas: “Así nomás van listos para la guerra, listos pa’l topón, vamos por ustedes pinche Misael y Tolteca”.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2245, ya en circulación)

Comentarios





Fuente

Caos en Notimex – Proceso

a44 - Caos en Notimex - Proceso

Despidos arbitrarios y sin el finiquito correspondiente, renuncias por hartazgo ante el despotismo y acoso laboral, son algunos de los problemas que agobian a Notimex desde que Sanjuana Martínez llegó a la dirección de la misma. A decir de exfuncionarios y algunos trabajadores de ese medio de comunicación, la periodista regiomontana ha propiciado esas prácticas y además creó un sindicato blanco. Así, la agencia de noticias del Estado se va sumiendo en un caos legal, administrativo e informativo, sin que las quejas elevadas ante López Obrador tengan efecto.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Lo que comenzó como una supuesta cruzada de la directora general de Notimex, Sanjuana Martínez Montemayor, contra la corrupción sindical se ha convertido, según exempleados de la agencia, en “terrorismo laboral” por la violación sistemática de los derechos de los trabajadores, amenazas, acoso y hasta la afiliación forzosa a un sindicato blanco que, además del caos legal, administrativo e informativo, tiene en una severa crisis a la agencia de noticias del Estado mexicano.

En desacato a la orden del presidente Andrés Manuel López Obrador de liquidar conforme a la ley a los trabajadores despedidos, para lo que incluso le dio 31 millones de pesos extra, Martínez se aferra a no pagar finiquitos pese a convenios firmados, en un “abuso de poder” que le atribuyen hasta los propios miembros de su equipo, que paulatinamente la han ido dejando sola.

Y es que a los 129 trabajadores despedidos de Notimex que firmaron un convenio de terminación laboral en los poco más siete meses de gestión de Martínez, que tomó posesión el 21 de marzo, se suman sus propios colaboradores, que ha corrido o han renunciado por su conducta “despótica”, que ya ha sido denunciada ante López Obrador.

Las más recientes bajas en Notimex son la directora de Asuntos Jurídicos, Itzel García Muñoz, quien alertó sobre los pasivos laborales que tienen en riesgo el funcionamiento de la agencia, y Laura Edith Badillo Martínez, titular del Órgano Interno de Control, que fue despedida por la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, presuntamente a petición de Martínez, por documentar el caos administrativo de la empresa.

Hasta la directora editorial, Rosario Manzanos González, presentó su renuncia –que no le ha sido aceptada– en protesta por decisiones de Martínez, ejecutadas por sus subordinados, como las represalias contra la reportera Diana Pérez Caballero, a quien se le modificó el horario pese a tener un embarazo de alto riesgo y se le impide ingresar al edificio a realizar su trabajo.

“Si usted persiste en su actitud de mentir, me veré obligada a proceder de la forma que más convenga a la dirección que yo presido y a mi persona. Y no está de más que le quede claro que me opongo a que a la Sra. Diana Pérez Caballero le sea modificado el turno de trabajo”, le escribió Manzanos el 28 de octubre a Juan Antonio Canché Chan, subdirector de Administración, identificado como operador de Martínez para reprimir a los trabajadores.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2245, ya en circulación)

Comentarios





Fuente

Roberto Limón y la guitarra de concierto en América Latina

Roberto Limón (DF, 1956) y su guitarra Hermann Hauser III brillan al centro del álbum Milonga feroz, con las composiciones del argentino Alberto Núñez Palacio, el puertorriqueño Ernesto Cordero, el chileno Javier Farías y el mexicano Gerardo Tamez. Acompañan esta aventura colectiva, previa al catálogo que ya integra el guitarrista (nominado al Grammy en 2001 por Tango mata danzón): César Olguín al bandoneón, las cuerdas del Cuarteto Latinoamericano, el oboe de Carmen Thierry, las flautas de Asako Arai y Rafael Urrusti, Omar Firestone al violonchelo, la rítmica de Leah Bowden, y Carmina Cannavino en la voz.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Durante dos años fue cociendo, “a fuego lento”, su más reciente plato láser,   Milonga feroz, grabación impecable del guitarrista mexicano Roberto Limón con siete temas contemporáneos para música latinoamericana de cámara, que ha visto ya la luz en plataformas musicales de Red vía Fonarte Latino.

Roberto Limón, con la excelencia, la ductilidad y el sonido que lo caracterizan, nos sumerge en pasajes sonoros y estilísticos diversos, que forman parte del ADN de Latinoamérica…

Este CD lo produjo Limón Flores (D.F., febrero 1 de 1956) junto al compositor argentino radicado en nuestro país desde 1981, Alberto Núñez Palacio, autor del primer corte que brinda título a Milonga feroz y quien prosigue en las líneas del librito acompañante, así:

El relato sonoro comienza en el punto más austral (Argentina y Chile), aborda la magia rítmica o afrocaribeña de Puerto Rico y culmina en México, el punto más septentrional de la Patria Grande. Y haciendo honor a nuestra cultura latinoamericana, el álbum incluye dos referencias literarias: un homenaje a Octavio Paz y un poema de Jorge Luis Borges.

Nominado al Grammy 2001 por Tango mata danzón mata tango (“música latinoamericana para guitarra y orquesta de cámara”), Limón Flores es “un guitarrista de excelencia” según The New York Times. Y explica, de visita por la plana cultural de la revista Proceso, que Milonga feroz contiene música de cuatro compositores: Alberto Núñez Palacio, de Argentina (“Milonga feroz”, dedicada por entero a Limón; “1964”, poema de Borges, y la lunfarda “Gotán”); Gerardo Tamez, de México (“Canto y son”, “Quinteson”); Javier Farías, de Chile (“Homenaje a Octavio Paz”) y Ernesto Cordero, de Puerto Rico (“Dinga y Mandinga”):

“Son obras que han escrito para mí y a otros de mis colegas, como el Cuarteto Carlos Chávez, el Cuarteto Latinoamericano, Atril 5, Carmen Thierry (Medalla sor Juana Inés de la Cruz, UNAM), Cherrie Hughes y Rafael Urrusti (miembro fundador de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México)”.

–¿Puede un guitarrista vivir sin los compositores?

–Yo personalmente veo las obras que me han escrito a mí y a mis amigos músicos como una suerte de capas geológicas, han marcado un itinerario de los compañeros y colegas que he tenido a lo largo de mi vida profesional y afectiva.

“Entonces, hace dos años pensé en cómo se fueron generando. Me di cuenta de que ya contaba con alrededor de 90 obras que me habían escrito y de las cuales yo no había ni siquiera estrenado una tercera parte. Sentí y pienso que estoy en deuda con todos mis compositores, pues han generado un material musical verdaderamente maravilloso. Y me propuse hacer un catálogo. Pero previamente, hacer el registro fonográfico de este material que hoy en día es lo que más me motiva.”

En el caso de Ernesto Cordero (1946), la obra Dinga y Mandiga la escribió el portorriqueño hacia 1985, “si bien el gran guitarrista brasileño Carlos Barbosa-Lima la había grabado hace un par de años, y yo la estrené en los noventas con mi amiga japonesa la doctora Asako Arai, del Quinteto de Alientos de la Ciudad de México, pero sin grabarla, hasta ahora que lo hice con ella, Omar Firestone, estadunidense fundador de la Orquesta de Baja California al violonchelo, y en los bongós la baterista Leah Bowden”.

–¿Qué nos dice de Leah, oriunda de la Bahía de San Francisco?

–Leah fue sorprendente, pues la obra de Ernesto Cordero lleva un solo de bongós y yo deseaba un sonido netamente portorriqueño. Busqué en California a bongoseros cubanos y portorriqueños pero no hallé quien me diera ese toque que anhelaba. Curiosamente llegó esta chica californiana y fue increíble, porque le di la partitura dos días antes de la grabación, hicimos un solo ensayo de 45 minutos y grabamos la obra prácticamente de corrido al día siguiente con Asako y el también californiano Firestone, con el que tengo décadas trabajando.

Igual fluyó la sincronía al toparse con el compositor de “Homenaje a Octavio Paz” en Estados Unidos (ver https://www.proceso.com.mx/383872):

“En 2014 fui a dar un concierto a Washington, al que asistió Javier Farías, quien radica allá, persona muy agradable y sencilla al grado que al otro día que nos vimos pensé que no podía ser un buen compositor por su carácter tan generoso. ¡Y es extraordinario, de los grandes compositores chilenos! A partir de esa plática él ya traía un proyecto que se llama Seis miradas por América Latina, con música inspirada en los seis escritores Premio Nobel latinoamericanos. Andaba él dándole vueltas a escribir una obra de alguno y le recomendé a Octavio Paz. Después me preguntó el libro y le sugerí Ladera este. Muy disciplinado, él ya tenía en mente un cuarteto, fue a mi concierto y me invitó a su proyecto. Así grabamos con el Cuarteto Latinoamericano, que yo ya conocía desde 1981.”

Tres movimientos inspirados en distintos poemas de cuando Paz fue embajador en la India (“El tiempo se acaba”, “Cantar la palabra”, “In the lights of India”), “una música realmente sensacional, me siento dichoso por esta labor colectiva que se dio de muchas maneras y casi casualmente” (ver https://bit.ly/MilongaFeroz y www.fonartelatino.com).

Nacido el 17 de septiembre de 1973 en Santiago de Chile, Farías lleva cuatro años radicando en Estados Unidos. Desde Maryland, Farías detalla:

“El disco Milonga feroz me parece un gran aporte para el repertorio de la guitarra, creo que lo que más se necesita hoy en día es que los compositores latinoamericanos estemos aportando nuevas obras para que la guitarra siga creciendo, y se siga instalando como un instrumento preponderante en la escena de la música clásica actual y relevante de la cultura latinoamericana.”

Melodías del arrabal

Sobre el maestro Alberto Núñez Palacio, destaca Limón:

“Es un increíble compositor y arreglista argentino radicado en México, ya habíamos hecho colaboraciones pues creó varias obras que salieron nominadas al Grammy Latino 2001 con mi disco Tango mata danzón. Él tenía el deseo de escribir una obra para viola y guitarra y la grabamos, pero en ese momento no estaba convencido y después, ya analizando, me dijo: ‘Me doy cuenta que no es la viola el sonido que quiero, la voy a escribir para bandoneón’. Así que César Olguín tocó el bandoneón, y realmente es un cambio extraordinario. Es un bandoneonista buenísimo. Quedó fenomenal y yo me decidí en bautizar al disco Milonga feroz; la obra es de ocho minutos, no puedo dejar de escucharla. Para el proyecto del catálogo Alberto la escribió ya para guitarra, bandoneón y orquesta sinfónica.”

Por su parte, César Olguín, nacido el 14 de marzo de 1954 en Justo Daract, ciudad de la provincia de San Luis, Argentina, y quien lleva cuatro décadas en México, comenta:

“Conocí a Roberto Limón desde hace más de una década, cuando él era solista de la Orquesta de Baja California, así que fue doblemente satisfactorio el colaborar con él y con mi maestro Alberto Núñez Palacio en Milonga feroz. Roberto Limón es uno de los más grandes guitarristas del mundo, su labor es un signo de calidad permanente. En los últimos años el amor de la juventud mexicana, proveniente tanto de diferentes tendencias en la música popular y la clásica, se ha acercado al tango sin duda llevada de la mano de Piazzola; por ello creo que es fundamental para el enriquecimiento del quehacer musical la labor de compositores de la estirpe de Núñez Palacio o de grandes músicos ejecutantes, como el maestro Roberto Limón con ‘Milonga feroz’ y los otros temas de un disco tan sublime.”

Otra pieza de Alberto Núñez Palacio proviene del poema “1964” de Jorge Luis Borges. Primero hizo una versión para la soprano Cherrie Hughes, y después fue en pos de una voz más popular.

“Escribió una segunda versión para mezzo con Carmina Cannavino, una voz increíble del Perú, llamada la Alondra del sur y la Voz de los poetas, radicada en México desde 1985. Fue muy interesante todo lo que iba ocurriendo en el inter de la grabación: Milonga feroz tiene invitaciones a colegas y amigos míos como Carmen Thierry, oboísta magnífica en la composición de Gerardo Tamez ‘Canto y son’; o el noble flautista Rafael Urrusti, en ‘Gotán’, ambos colegas del grupo de concertistas del Instituto Nacional de Bellas Artes en la Coordinación Nacional de Música y Ópera.”

Guitarra, guitarra mía…

Roberto Limón derrocha algarabía:

“Yo soy ahorita antisistema, quise hacer un disco con absoluta libertad sin pedirle becas al Fonca. No quería tener tiempos límite, porque he obtenido becas y he estado como jurado en varias ocasiones del Fonca, pero para mí siempre me representaban una especie de camisa de fuerza…

“Y Milonga feroz es un disco que se fue cocinando a fuego lento, nos llevó más de dos años hacerlo. Se grabó en cuatro diferentes estudios, tres en la Ciudad de México y uno en Tijuana. Finalmente tuvimos que ir al Estudio 19 de la capital para que nos masterizaran, se unificara el sonido, y el ingeniero Fernando Roldán logró una mezcla y masterización estupenda. Hubo una colaboración amplia entre músicos e ingenieros de sonido como Joaquín López, chileno, quien hizo una labor magistral en Tijuana.”

–Milonga feroz es además un homenaje a su guitarra, ¿cierto?

–No lo menciono directamente en el CD, aunque hago una alusión, porque en el disco viene una foto de la roseta de la guitarra Herman Hausser III. Y es que Herman Hausser es toda una institución de la guitarra a nivel mundial. Herman Hausser primero y segundo fueron las guitarras que hizo Andrés Segovia en su mejor época, de joven, cuando realizó sus grabaciones excelsas antes de usar la española Ramírez. Di con ella gracias a Ángel Romero, con quien colaboré un par de años tocando en su cuarteto. Es una historia algo larga; pero el asunto es que yo tenía un instrumento con el que estaba tocando la segunda guitarra del Concierto andaluz, en Corea, con la Filarmónica de Seúl. Nos dejamos de ver y un día me llama y me dice: ‘Roberto, ¿todavía te gustaría tener esa Hausser? Ven por ella, dame la que tú tienes y te la llevas’.

“Así me hice de esta Hausser III, una guitarra extraordinaria, se construyó en 1989. Muchos lauderos o constructores, como el norteamericano Thomas Humprey me la quisieron comprar. Es un instrumento que pertenece a la tradición antigua, fundamentada en la guitarra Torres, que es el modelo sobre el cual se construye la guitarra de concierto.”

–Hoy día ya existen otros sistemas de construcción, ¿verdad?

–Sí, con doble tapa, doble fondo; ya introduciendo la fibra de carbono además de la madera, que desde mi punto de vista sí tienen más proyección de sonido, pero no las notables cualidades de la Hausser. Y por lo tanto, yo quise, desde el principio que se grababa este disco, destacarla, y les explicaba a los músicos que quería darle una mayor presencia.

“Me doy cuenta que cuando la toco en el escenario, como que el escucha no percibe la articulación del sonido, balance de acordes, la delicadeza, la belleza sonora. Milonga feroz es un disco que hice con toda esa intención y causa polémica, pues obviamente rompí el balance natural que siempre se busca entre los instrumentos al grabar.”

–Pareciera que en esta grabación la guitarra está de tú a tú con el bandoneón de César Olguín en “Milonga feroz”…

–¡Pero la versión es muy bella! Se escucha la guitarra de modo que si no tuviera tal presencia, no se podrían enfatizar las cualidades de mi Hausser. Yo soy admirador de la construcción antigua y creo que hoy en día, aún Herman Hausser III la sigue construyendo; y su hija, quien es una laudera ya muy reconocida, sería ya Hausser IV. Hay un constructor que me maravilla y el año pasado lo fui a visitar para pedirle una guitarra: Paco Marín, de Granada. Lo que importa destacar es que México cuenta con grandes en laudería. Inmediatamente me vienen a la mente Abel García y Fructuoso Lapa Luna, lauderos de quinta generación con formación en Europa. Yo he tenido guitarras de ellos. Abel es ferviente admirador de la Hausser y, sobre todo, de la Torres. El único ‘pero’ sería el siguiente…”

Limón concluye:

“Recuerdo cuando fui hace años a visitar al diseñador Thomas Humprey con Jaime Márquez, porque nos íbamos de gira por Rusia y luego a tocar con la Orquesta de Leningrado, y deseábamos las mismas guitarras. Humprey vivía en Nueva York enfrente de Central Park, y aún rechina en mi mente el bullicio cultural alrededor de su taller, la cantidad de músicos, escritores, pintores… Es el único ‘pero’ que le pondría a los lauderos que están construyendo en Paracho, allá en Michoacán. Son extraordinarios, pero… siento que están aislados, necesitan interconexiones con otros músicos y artistas. Porque de que hay buen nivel en Paracho, ni hablar.”

Este texto se publicó el 3 de noviembre de 2019 en la edición 2244 de la revista Proceso

Comentarios





Fuente

“Frozen”, otro operativo sin futuro

El Operativo Frozen, que el 21 de octubre acordaron los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y de Donald Trump para congelar el flujo de armas de Estados Unidos a México, parece condenado al fracaso. En los últimos años, los compromisos bilaterales de ese tipo no han tenido éxito y es factible que en esta ocasión suceda lo mismo, pues hay poca disposición en el Capitolio para legislar al respecto; además, el presidente estadunidense, quien siempre se ha opuesto a ese tipo de controles, está en campaña.

WASHINGTON (Proceso).- Los acuerdos entre los gobiernos de México y Estados Unidos para “congelar” el tráfico ilegal de armas fracasan porque en el Capitolio no hay voluntad ni intención de aprobar una ley que los apoye, según muestra la historia de compromisos de este tipo.

En otro intento por contener el flujo ilícito de armas de Estados Unidos a México, que empodera a los cárteles del narcotráfico, los gobiernos de Donald Trump y de Andrés Manuel López Obrador anunciaron el 21 de octubre el Operativo Frozen.

El nuevo compromiso se alcanzó con urgencia luego de lo ocurrido el 17 de octubre en Culiacán, tras el fallido intento por detener a Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán Loera.

Tras enterarse de que el gobierno de López Obrador había ubicado a Ovidio y lo tenía detenido, el Cártel de Sinaloa desplegó a un gran pelotón de sus sicarios provistos de armas de alto poder, con las que intimidaron y doblegaron al gobierno de AMLO, quien ordenó la liberación del capo.

En los videos y fotografías de ese operativo se observa a los pistoleros mejor armados que el Ejército y la Guardia Nacional, exponiendo la realidad del incontenible flujo de armas de Estados Unidos a México.

Ante el fracaso del improvisado operativo en Culiacán, el gobierno de AMLO anunció la reunión de lunes 21 en la sede de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, encabezada por Alfonso Durazo, en la que participó Christopher Landau, el embajador de Trump.

“Concluyó reunión convocada por el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, con Embajador de EU y su equipo para congelar el tráfico ilícito de armas hacia México. Habrá un antes y un después de la llamada del sábado (19 de octubre) entre los presidentes López Obrador y Trump en esta materia”, escribió el canciller Marcelo Ebrard en su cuenta de Twitter.

Ni el gobierno de México ni el de Estados Unidos dieron a conocer los detalles del Operativo Frozen, pese al tono triunfalista con el que Ebrard se expresó de éste en la plataforma de Twitter.

En esa reunión del 21 de octubre, el gobierno mexicano planteó al de Estados Unidos “la urgencia” de que tome las medidas que México ha planteado para la zona fronteriza, dijo Ebrard el 25 de octubre en la conferencia matutina de López Obrador. Según el canciller, Durazo entregó a Landau un catálogo de las armas provenientes de Estados Unidos que utiliza la delincuencia organizada.

–¿Y habría alguna posibilidad de que México cabildeara en Estados Unidos para impulsar la prohibición de armas de asalto? –se le preguntó a Ebrard.

–No creo que podamos y no deberíamos. No nos conviene hacer depender la demanda que estamos haciendo de un cambio en la legislación en otro país.

“Lo que estamos pidiendo a Estados Unidos es que en la línea fronteriza, así como nosotros revisamos lo que sale y tenemos la voluntad de hacerlo, ellos hagan lo mismo con lo que mandan para este lado. Ese es el asunto.”

El secretismo sobre los pormenores del compromiso abre las puertas a la especulación de que se tratará de una nueva cortina de humo para opacar la realidad por lo ocurrido en Culiacán, ya que sin la participación del Congreso federal estadunidense no dará resultados.

La historia reciente sobre ese tráfico ilegal muestra que sin la aprobación en el Capitolio de una ley para prohibir la venta de armas semiautomáticas, todo acuerdo bilateral está destinado al fracaso.

Programas fallidos

En el auge de la peor crisis de seguridad que ha vivido México debido a la violencia que generó la guerra contra el narcotráfico que lanzó Felipe Calderón cuando estaba en Los Pinos, se instrumentó un acuerdo similar al Operativo Frozen para detener el tráfico de las armas. Fue un fiasco.

Con bombo y platillo, el 16 de enero de 2008 Calderón y su par estadunidense George W. Bush echaron a andar en la ciudad de El Paso, Texas, el famoso Proyecto Gunrunner.

El objetivo era detener la compra al mayoreo de armas en armerías sin licencia. Dicha venta es la que alimenta al mercado negro de Estados Unidos de rifles y pistolas de alto poder que terminan en manos de los cárteles mexicanos.

De la medida anunciada en El Paso por Michael Sullivan, entonces director del Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), se dijo cuando fue implementada que sellaría al tráfico ilegal de armas la frontera común.

A través de Gunrunner el gobierno de Bush proporcionó tecnología de rastreo a nueve de los consulados estadunidenses en México, además del despliegue de 35 agentes especiales y 15 investigadores de la ATF para operar en ambos lados de la frontera, cuatro recaudadores y analistas del Centro de Inteligencia de El Paso, y una unidad de análisis de la DEA.

“Estamos desplegando estos recursos estratégicamente en la frontera sur para negarle las armas a las organizaciones criminales de México y para combatir la violencia relacionada con este armamento que afecta a comunidades de ambos lados de la frontera”, presumió Sullivan.

Por su parte el gobierno de Calderón –como lo hace ahora el de AMLO con Frozen– aseguró que con Gunrunner se lograría el rastreo de las armas ilícitas que entraran a México de Estados Unidos y se debilitaría a los cárteles.

Nada de eso ocurrió. Las buenas intenciones y deseos de Bush y Calderón se vieron destrozados cuando a principios de 2011 se dieron a conocer los errores de operaciones como Wide Receiver (Receptor Abierto) y Fast and Furious (Rápido y Furioso) que de 2006 a 2010 habían sido la fuente de armamento para el Cártel de Sinaloa, principalmente.

Gunrunner, creado en 2005 por el ATF y aplicado únicamente en Estados Unidos hasta antes del acuerdo con el gobierno de Calderón del 16 de enero de 2008, propició el flujo de miles de armas de todo tipo que fortalecieron al Cártel de Sinaloa y a Los Zetas, entre otros.

La iniciativa del ATF permitía que reconocidos traficantes –supuestamente reclutados para ello– compraran armas al mayoreo y las llevaran a la frontera sur para su ingreso ilegal a México. La inocente intención del gobierno de Bush era que con este tráfico ilegal “autorizado” se podría rastrear al armamento y darle la información al gobierno de México para que pudiera capturar a los proveedores de los cárteles del narcotráfico.

Un rastreo muy complicado

De acuerdo con las estadísticas del Departamento de Justicia de Estados Unidos, a principios de 2009 Gunrunner expuso unos 650 casos de compras y tráfico ilegal de armas, pero dentro de Estados Unidos, no en territorio mexicano. Por medio de estos 650 casos fueron detenidas unas mil 400 personas que, entre ellas, habían adquirido unas 12 mil armas.

Antes, en 2007 y 2008 por medio del programa eTrace (similar a Gunrunner pero sin presencia de personal estadunidense en México) se anunció que 961 policías federales mexicanos serían adiestrados por el ATF para el rastreo de armas en ciudades como Tijuana, Nuevo Laredo, Matamoros y la capital del país.

Sin embargo, en octubre de 2010 el Departamento de Justicia informó al Congreso federal estadunidense que solamente 20 policías federales mexicanos habían sido entrenados para utilizar la tecnología eTrace.

Con Gunrunner el gobierno de Bush desplegó el sistema de rastreo de armas computarizado en sus consulados en Monterrey, Hermosillo, Guadalajara y la Ciudad de México, con la promesa de llevarlo a otros seis consulados que eventualmente se definirían.

Fue en octubre de 2011 cuando medios de comunicación de los dos países –incluido Proceso– develaron que en lugar de ayudar, operaciones como Rápido y Furioso facilitaban el tráfico ilegal de armas estadunidenses al crimen organizado mexicano.

Documentos de la Operación Rápido y Furioso entregados al Congreso estadunidense expusieron que los agentes del ATF de la oficina en Phoenix, Arizona, ocultaron información al gobierno mexicano.

“Los agentes del ATF operando dentro de México recibieron la instrucción (de la oficina en Phoenix) de no alertar a las autoridades mexicanas sobre la operación (Rápido y Furioso)”, destacaron los expedientes que desataron el escándalo y una investigación legislativa.

Agentes del ATF que denunciaron lo que estaba provocando Rápido y Furioso no estaban de acuerdo en que se permitieran a reconocidos traficantes de armas las compras al mayoreo para permitir el ingreso ilícito de la mercancía a México. Los cárteles de la droga fueron altamente beneficiados por Rápido y Furioso. Por medio de este operativo fallido se traficaron a México por lo menos mil 856 armas de alto poder. De éstas, el gobierno estadunidense confiscó solamente 105; el de México, 195, en escenarios donde se llevaron a cabo unos 270 crímenes relacionados con el narcotráfico.

Uno de los homicidios más sonados relacionados con Rápido y Furioso fue el asesinato del agente de la Patrulla Fronteriza Brian Terry, el 14 de diciembre de 2010 en el sector fronterizo de Tucson, Arizona.

Posiciones inamovibles

Sin conocer detalles del funcionamiento del Operativo Frozen, este compromiso no tendrá mucho futuro ni éxito debido a que no existe en Estados Unidos la ley que prohíba la venta de las armas que exhibió el Cártel de Sinaloa en su despliegue de sicarios para rescatar a Ovidio Guzmán.

Trump es el presidente que en las últimas tres décadas más se opone a que el Capitolio apruebe una ley para detener la venta de los rifles calibre .50, R15, AK47, M16 y demás armamento.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) es la principal organización civil estadunidense que se opone a la prohibición de la venta de armas semiautomáticas.

Pese a los 31 asesinatos masivos ocurridos en Estados Unidos desde que Trump asumió la presidencia, la NRA se ha opuesto a que se modifique la “segunda enmienda” constitucional que permite la compra, portación y uso de armas para la defensa personal.

La integridad de la segunda enmienda es el mantra de la lucha de la NRA ante los amagos del Congreso federal para ­enmendarla.

“Sus derechos que les otorga la segunda enmienda están bajo acecho, pero mientras yo sea presidente no permitiré que se modifique”, declaró Trump durante la reunión anual de la NRA el 4 de mayo de 2018 en Dallas, Texas.

En lo que va de la presidencia de Trump las 31 masacres llevadas a cabo en Estados Unidos les costaron la vida a 263 personas. De entre las más costosas en términos humanísticos se destacan la ocurrida el 1 de octubre de 2017 en Las Vegas, que dejó 58 muertos; la de Sutherland Spring, Texas, del 5 de noviembre de 2017, otros 26; el 14 de febrero en Parkland, Florida hubo 17; la del 31 de mayo pasado en Virginia Beach, Virginia, con 12 bajas; y la del pasado 3 de agosto en El Paso, con 22, en su mayoría mexicanos.

Si los 263 muertos que van en su mandato por tiroteos masivos no han provocado la menor intención en Trump de enviar al Capitolio un proyecto de ley para prohibir la venta de armas semiautomáticas, es imposible que lo haga por el despliegue de poder del Cártel de Sinaloa.

De acuerdo con la Fundación National Shooting Sport, de 1990 a 2013, en Estados Unidos se vendieron 16 millones de rifles semiautomáticos R-15. El valor promedio de un R-15 es de entre 447 a 632 dólares, en suma, en los últimos 19 años la venta de este tipo de armas letales ha sido de 8 mil 493 millones de dólares como mínimo, o de 12 mil 8 millones de dólares como máximo.

En 1990 cuando Bill Clinton era presidente de Estados Unidos y las dos cámaras del Congreso federal estaban dominadas por la mayoría demócrata, se aprobó una ley que prohibió la venta de armas semiautomáticas. La ley tuvo una vigencia de 14 años. Los demócratas y republicanos la dejaron expirar en septiembre de 2004.

Nadie en Estados Unidos apuesta a que por lo de Culiacán, Trump, en plena campaña de reelección y en medio del proceso judicial para enjuiciarlo que llevan a cabo los demócratas en el Capitolio, traicione a la NRA y a su base electoral conservadora que entre muchas otras cosas favorece la venta indiscriminada de armamento.

Este reportaje se publicó el 3 de noviembre de 2019 en la edición 2244 de la revista Proceso

Comentarios





Fuente

Una abogada es juez y parte en el caso Veracruz

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Con la ayuda de la abogada Angélica Islas los jugadores de Tiburones Rojos de Veracruz comenzaron el reclamo de los salarios que les adeuda el dueño del club, Fidel Kuri Grajales.

Sin embargo, la defensora en otros casos de este mismo equipo ha fungido como miembro de la Comisión de Controversias, con lo cual pone en duda su independencia e imparcialidad.

El origen de esta irregularidad, que rompe los principios elementales de justicia –porque se no puede ser juez y parte– descansa en el propio reglamento de la Comisión de Conciliación y Resolución de Controversias de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), que permite que esto ocurra.

Las tres partes o miembros que integran la Comisión de Controversias son: un presidente y un presidente sustituto, un representante del club en cuestión y su sustituto designado por el propio club, y un representante del jugador y su sustituto, que es designado por la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFpro), organismo creado en 2017.

Tanto el presidente de dicha comisión como el sustituto serán designados de común acuerdo por el representante del club y de los jugadores.

Hace unas semanas, la abogada Angélica Islas Sánchez, en calidad de representante de un jugador –cuyo nombre será omitido para evitar represalias–, fungió como representante sustituto ante la Comisión de Controversias.

Ricardo Martínez Ramírez fue designado representante sustituto del club y Víctor Garza Valenzuela fungió como presidente de la Comisión de Controversias.

A Islas Sánchez le corresponderá ponerse de acuerdo con esas dos partes para llegar a una resolución en el caso del jugador cuyo nombre fue omitido, es decir, le tocará ser juez.

Para la presentación de las 48 controversias que los jugadores del Veracruz comenzaron la semana pasada para formalizar el reclamo de los salarios que les deben desde hace seis meses, Angélica Islas Sánchez es quien está fungiendo como su abogada.

Islas trabaja en la AMFpro y ha litigado en favor de los jugadores del futbol mexicano desde que existía la Comisión del Jugador, un apéndice de la Femexfut. Esto es: a la abogada se le permite presentar demandas en el mismo tribunal donde en otras ocasiones ha fungido como juez.

Este absurdo también alcanza a los clubes de futbol, pues es una constante en la que nadie repara. De acuerdo con el reglamento esta situación no es incorrecta.

Si se supone que la Comisión de Controversias es un órgano imparcial e independiente, donde tres partes resuelven los casos, es inaudito que uno de sus miembros también presente demandas ante ese tribunal. Esta situación equivale a que el juez presente una demanda representando a una de las partes ante su propio juzgado.

Espejismo

La AMFpro, se supone, también es una asociación civil independiente que, sin embargo, vive de los fondos que le otorga la Femexfut. De hecho, para cubrir los adeudos que Fidel Kuri Grajales, dueño de los Tiburones Rojos, tiene con sus jugadores, el presidente de la Femexfut, Yon de Luisa, anunció que se utilizarían los 18 millones de pesos que la federación ha entregado a la AMFpro.

Luego, el presidente de la AMFpro, Álvaro Ortiz, aclaró que no son 18 millones, sino 17.

La Comisión del Jugador era un apéndice de la Femexfut. Como parte de ese apéndice, Angélica Islas ahora es empleada de la AMFpro. Lo mismo ocurre en el caso de Álvaro Ortiz: no existió una votación donde los futbolistas agremiados lo eligieran como su líder, sino que fue otra herencia de la Comisión del Jugador, la cual presidió desde 2010 hasta su extinción.

Al igual que la Comisión del Jugador, la AMFpro está financiada por recursos de la Femexfut.

El jueves 24, el jugador Ángel Reyna en distintas entrevistas en medios electrónicos anunció que, aunque aún no ha cobrado ya llegaron a un acuerdo con Fidel Kuri, que consiste en presentar los reclamos de los sueldos ante la Comisión de Controversias para pagarles lo antes posible.

“Esto es un proceso, ya se hizo la negociación. No te puedo asegurar quién nos pagará, si la afianzadora, la Liga o Fidel”, se sinceró Reyna en una entrevista en W Radio.

Después de la alharaca que se suscitó por la falta de solidaridad con los escualos de parte de clubes como Tigres y América, y de la amenaza de parar la Liga MX para que Kuri respete los derechos de los futbolistas, Ángel Reyna no tuvo más que elogios e insistió en la confianza que le tienen al dueño de Tiburones Rojos.

Opciones legales

El drama de los jugadores de los Tiburones Rojos, que públicamente dijeron que tuvieron que sacar a sus hijos de la escuela por no poder afrontar los pagos, deriva de una constante del futbol mexicano: los dobles contratos. En este equipo el segundo contrato ni siquiera existía en papel, eran acuerdos verbales por montos que sólo ellos conocen y que tampoco se sabe si les pagarán en efectivo, como suele ocurrir en muchos clubes para evitar el pago correspondiente de impuestos al gobierno federal.

“El hecho de que existan dobles contratos no es lo ideal, pero en sí mismo no implica ningún delito. En el caso de que el segundo contrato el club no se lo da al jugador con la intención de que éste no tenga con qué probar que existe, ahí sí hay tema, o que los jugadores quieran utilizarlos con efectos fiscales. No estoy diciendo que eso existe, pero podría ser”, explica el abogado en derecho deportivo Ricardo de Buen.
De Buen agrega que, incluso, los acuerdos verbales sí son demostrables y pueden ser reclamados ante la Comisión de Controversias o en otras instancias de la justicia ordinaria, si ocurriera que se rehúsan a cubrir esos adeudos.

“Si el club registra un contrato ante la federación y el otro no, y después en Controversias el jugador presenta los dos como lo ha dicho la federación, podría condenar al club a pagar los dos contratos. Aun existiendo un contrato verbal que no esté por escrito la Ley Federal del Trabajo contempla la posibilidad de pagar. Si se prueba que existió, el jugador tiene todos los derechos que se generaron en ese pacto.
“Los casos se pueden llevar ante la Comisión de Controversias o ante una Junta de Conciliación y Arbitraje porque en ambas instancias son válidos”, detalla.

En el caso de los jugadores de los Tiburones Rojos de Veracruz, si los integrantes de la Comisión de Controversias emiten resoluciones con los montos que Fidel Kuri deberá cubrir y los futbolistas no están de acuerdo, pueden apelar ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS, por sus siglas en francés), que en otras ocasiones ya ha ordenado que se paguen los dobles contratos, como con el uruguayo Sergio Orteman (exjugador del Querétaro) en febrero de 2012.

No obstante, si los jugadores alcanzan un acuerdo o conciliación, deberán aceptar el pago que aceptó cubrir el club y no podrán pelear nada más.

“Están mal asesorados, también son responsables de firmar cosas que nadie los obliga. Si tuvieran la cultura de revisar, de ser más cumplidores y de hacer valer sus derechos, no pasaría esto”, dice Ricardo de Buen.

El viernes 25, después de anunciar que ya se cubrieron 2.3 millones correspondientes a las primeras siete de las 48 controversias que se presentaron, De Luisa pidió a los clubes y a los jugadores que se abstengan de hacer acuerdos verbales.

Este texto se publicó el 27 de octubre de 2019 enla edición 2243 de la revista proceso

Comentarios





Fuente

La inteligencia militar y su larga historia de filtraciones

gain1 - La inteligencia militar y su larga historia de filtraciones

Las labores de inteligencia militar en su combate al narcotráfico no son nuevas. Numerosas siglas han amparado esa labor y varios jefes castrenses la han encabezado. Pero desde hace varios sexenios, esa tarea del Ejército ha estado manchada por infidencias y bajo sospecha de estar al servicio de algunos capos criminales, a tal grado que algunos integrantes y supervisores del Cian –antecedente del GAIN– fueron procesados durante los gobiernos de Fox y Calderón, acusados de proporcionar información a los cárteles de Juárez y de Sinaloa.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).. El comandante de la Guardia Nacional, general Luis Rodríguez Bucio, fijó la mirada en el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval. El presidente de la República, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, había dado la orden de que se revelara el nombre del responsable de la información de inteligencia con la que el Ejército actuó en el frustrado operativo militar contra Ovidio Guzmán López.

Sentado en un extremo, junto a miembros del gabinete de seguridad en la conferencia de prensa del 31 de octubre del presidente Andrés Manuel López Obrador, Rodríguez Bucio giró la cabeza y levantó un poco la mirada en espera de la respuesta del jefe del Ejército.

Hizo a un lado las notas que venía tomando y tomó su teléfono celular. Sabía que la información que estaba a punto de hacerse pública a petición de la reportera de Proceso, Neldy San Martín, era de alta sensibilidad para los estándares mexicanos en los que las Fuerzas Armadas se han cerrado en extremo al escrutinio.

Él mismo había ocupado en un momento crucial el cargo que estaba por develarse. Fue el jefe del Grupo de Análisis de Información de Narcotráfico (GAIN) cuando el entonces presidente Felipe Calderón le declaró la guerra a los cárteles de la droga. Más aún, conoce de primera mano la manera en que se gestó la violencia del narcotráfico durante el gobierno de Vicente Fox, porque ya estaba inmerso en la información de inteligencia contra los cárteles de la droga.

Lo que para muchos fue la revelación de un “grupo caza-capos” dentro del Ejército, fue la explicación del organigrama existente desde hace un cuarto de siglo en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y que como equipo especializado, durante los dos gobiernos del PAN, fue incapaz de detener a Joaquín El Chapo Guzmán, padre de Ovidio Guzmán.

Varios fueron los operativos del Ejército de los que se escapó el entonces jefe más conocido del Cártel de Sinaloa. También diversas las acusaciones sobre fuga de información desde ese grupo de inteligencia militar.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2244, ya en circulación)

Comentarios





Fuente

Hay “enojo y decepción” en el Ejército, advierte el general Sergio Aponte

enojo1 - Hay “enojo y decepción” en el Ejército, advierte el general Sergio Aponte

En entrevista con Proceso, el general de división en retiro Sergio Aponte Polito, quien encabezó operaciones contra el narcotráfico durante tres décadas, habla sobre el sentir de la tropa y altos mandos luego de la frustrada captura de Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín El Chapo Guzmán. “Cuando no se cumple con la misión existe entre el personal militar una combinación de enojo, malestar y tristeza”, expone.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Después del operativo fallido para capturar a Ovidio Guzmán López, en las entrañas de las Fuerzas Armadas germinan la “molestia” y la “decepción” contra la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La orden de liberar al hijo de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, la carga política del Ejército en el fracaso de la detención y la reacción contra las críticas a la estrategia atizan silenciosamente el bajo estado de ánimo entre la tropa y oficiales.

Así lo expone el general de división en retiro Sergio Aponte Polito, quien durante tres décadas encabezó operaciones antinarcotráfico en Sonora, Chiapas, Quintana Roo y Sinaloa. De hecho, realizó operaciones de este tipo en Culiacán, ciudad en la que ocurrió el desastroso operativo contra Ovidio Guzmán.

Aponte Polito se encuentra en retiro, pero dice estar cerca de la tropa y sostiene que aún pertenece al Ejército.

En entrevista con Proceso asegura que para muchos militares “constituye un fracaso” el hecho de que en la operación realizada en Culiacán se haya detenido a un presunto narcotraficante de importancia y después se haya ordenado su liberación. “Causó más agravio y enojo por los muertos y heridos que resultaron de este enfrentamiento. Un militar fue masacrado y otro perdió una pierna por un disparo de fusil Barrett calibre .50”.

Aponte conoce dos de las cunas del narcotráfico en México: Tijuana y Culiacán. Entre 2005 y 2008, como comandante, pronunció discursos que lo enfrentaron con los gobernadores de Sinaloa y Baja California porque denunció la corrupción de los mandos policiacos con los grupos de la delincuencia organizada.

(Fragmento de la entrevista publicada en Proceso 2244, ya en circulación)

Comentarios





Fuente

Indagan más pagos sospechosos a Lozoya Austin

lozoya1 - Indagan más pagos sospechosos a Lozoya Austin

La situación de Emilio Lozoya Austin tiende a empeorar: ahora la Unidad de Inteligencia Financiera lo investiga por un oscuro pago –uno más– que habría recibido de OHL, luego de una complicada triangulación financiera que implica a la constructora española, a la empresa Infoglobal, al exdirector de Pemex y hasta a algún miembro de su familia.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Se complica cada día más la situación de Emilio Lozoya Austin ante las autoridades mexicanas y españolas. Ahora la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda indaga un pago que habría recibido entre 2011 y 2012 de la firma española OHL y otros que habría realizado desde una de sus cuentas en Suiza hacia otra empresa de España: Infoglobal.

De los documentos en poder de Proceso, pareciera que una gran suma de dinero salió de OHL-México, pasó por Suiza con empresas presuntamente ligadas con Emilio Lozoya y terminó en Infoglobal.

Ambas empresas han estado ligadas al gobierno del Estado de México desde que Arturo Montiel fue gobernador, pero con mayor fuerza y recursos económicos durante el paso de Enrique Peña Nieto por el ejecutivo estatal. Lozoya Austin fue consejero de ambas empresas en los años mencionados.

Los documentos de la UIF no establecen en calidad de qué se realizaron los pagos directos de OHL a Lozoya, ni de los movimientos bancarios que pasaron por Suiza y recayeron en España nuevamente.

Al haber sido Lozoya consejero de OHL y de Infloglobal, bien pudo tratarse de un pago de utilidades. Para despejar las dudas de por qué se entrecruzan los movimientos bancarios y ante la serie de acusaciones que tuvo en su momento OHL de haber sobornado a funcionarios federales para obtener obras durante la administración de Peña Nieto, es que la UIF realiza la investigación.

Por otro lado, en España se le sigue la pista al dinero relacionado con presuntos sobornos para la ejecución de obras en México y adjudicadas a la empresa Infoglobal, SA, de la que es accionista Javier López Madrid, yerno del accionista mayoritario de OHL, Juan Miguel Villar Mir, según reveló el portal español Vozpopuli el pasado 18 de septiembre.

(Fragmento del reportaje especial publicado en Proceso 2244, ya en circulación)

Comentarios





Fuente

1 2 3 4 5 16