¿Sabías que el salario mínimo se elevó a 88.36 pesos diarios?

descarga
Compartelo

El viernes 1 de diciembre de 2017 entró en vigor un aumento del Salario Mínimo (SM) general en México del 10.4% para transitar de 80.04 a 88.36 pesos diarios, el cual obedece a una disposición de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), con base en un proceso de reestructuración de la propia dependencia; de peticiones añejas y de reflexiones realizadas por los diferentes sectores de la sociedad, entre los que destacan, académicos, empresarios y gobierno federal; así como de una supuesta estabilidad económica, producto de las reformas estructurales y de condiciones económicas internacionalmente favorables.

La ampliación de 8.32 pesos al SM, es la suma de los 5.00 pesos asociados al aumento del Monto Independiente de Recuperación (MIR) y a un incremento directo anticipado del 3.9% para 2018 (Conasami, 2017). Dicho ajuste, requiere que las leyes estatales sustituyan el nuevo cálculo basado en el concepto de Unidades de Medida y Actualización (UMAS). En ese contexto, la evolución del SM en el presente sexenio, se comportó de la siguiente forma: 64.76 pesos diarios en 2013; 67.29 en 2014; 70.10 en 2015; 73.04 en 2016; 80.04 en 2017; y a partir del 1 de diciembre del año en curso, en 88.36 (Conasami, 2017), resaltando que de 2013 a 2015 los datos descritos fueron para la Zona A, mientras que de 2016 en adelante, el SM se homologó para todo el territorio nacional.

Te puede interesar:  El nuevo, y esperado, Nokia 3310 está por llegar a México, este será su precio

Con el SM vigente de 88.36 pesos diarios, se pretende equiparar el nivel salarial de la población, con un ingreso inferior a la línea de bienestar, que utiliza el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) para calcular la pobreza, cuyo monto es de $2,896.98 pesos al mes, en el que se ubicaron 21.4 millones de mexicanos en 2016 (Coneval, 2017). Es decir, el SM actual representa una remuneración de $2,650.80 pesos por 30 días de trabajo promedio, estando ligeramente por debajo de lo que establece dicha medida, recurso que no alcanza para adquirir los productos de la canasta alimentaria y no alimentaria, por lo que las cifras de pobreza, se mantendrían al mismo ritmo de crecimiento observado para el sexenio subsecuente, dejando en claro que podría acercarse más a la línea de bienestar mínimo o de pobreza extrema.

La decisión de ampliar el SM, permite que los trabajadores mejoren discrecionalmente su nivel de ingresos, pretensión que deberá reflejarse en una mayor capacidad de compra para quienes se dedican a los oficios y las profesiones. La disposición es propicia, pero no suficiente, debido al letargo histórico que registran los salarios, con respecto a las tendencias inflacionarias; ya que instancias como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) esperaban, que entre 2015 y 2017, el SM aumentará hasta 94.09 pesos diarios; la Confederación de Trabajadores de México (CTM), 100.00 pesos; y el Gobierno de la Ciudad de México proponía elevarlo a 171.30 pesos (Salario mínimo, 2017). De acuerdo con las expectativas referidas, Conasami eligió una extensión del SM menor a las propuestas realizadas por actores clave en el mercado del trabajo.

Te puede interesar:  Del videojuego a la vida real: los Nike X EA Sports Hypervenom exclusivos de FIFA 18 se podrán comprar en México

En ese mismo orden de ideas, se prevé el acontecimiento de cuatro factores que ensombrecerán la puesta en marcha del nuevo SM: primero, será la liberación de los precios de la gasolina anunciada recientemente, provocando eventualmente, un acrecentamiento inmediato de los precios de bienes y servicios; segundo, el reducido crecimiento de la economía mexicana, seguirá representando una fuerte debilidad para el sector laboral, ya que al no generar una producción vasta, no existirán empleos, achicando, por ende, las variables vinculadas con el ingreso, consumo y calidad de vida; el tercer elemento estará configurado por los efectos negativos, que seguirán causando la inseguridad y la delincuencia organizada; cuarto, el aumento no será capaz de igualar las condiciones de competitividad salarial, que sugieren los gobiernos de Estados Unidos y Canadá para equilibrar las circunstancias laborales, con el propósito de asegurar que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se renegocie sin inconvenientes.

 En conclusión, la decisión tomada por la Conasami es sensible, pero se queda fragmentada, con relación a las exigencias y necesidades del grueso de la población, cuya incertidumbre estará supeditada a lo que ocurra en el primer semestre del 2018: incremento asequible de la inflación originado por la inminente liberalización de precios de la gasolina, déficit en balanza de pagos, depreciaciación del peso con respecto al dólar, modernización condicionada del TLCAN, así como posibles conflictos mediáticos relacionados con las elecciones presidenciales. Luego entonces, tendrán que pasar de nuevo dos o tres décadas para que se reflexione si se homologa el SM con la inflación, perdiéndose una importante oportunidad de reivindicación con la clase trabajadora, quienes con seguridad continuarán percibiendo sueldos limitados, si no obtienen una capacitación y formación adecuada.

Te puede interesar:  ¿Netflix está disminuyendo su calidad con las producciones originales mexicanas?

Dr. José Manuel Orozco Plascencia

Correo: manuel_orozco@ucol.mx

Comentarios
Advertisements