Advertisements
Saltar al contenido

TONALTEPETL | Colima Noticias

mayo 13, 2019
gustavo solorzano columnista - TONALTEPETL | Colima Noticias


Colima Noticias

gustavo solorzano columnista - TONALTEPETL | Colima Noticias

Por: Gustavo L. Solórzano

Cuando el
fuego se presenta, la severidad con la que ataca es para tomarse en cuenta de
inmediato, mayormente si se trata de vidas humanas, o de fauna y flora.
Combustible, calor y oxígeno, son la base para que se manifieste un incendio;
en Colima,  existe gente que recuerda el
incendio de la Cosmopolita, una antigua tienda que fue reducida a cenizas al
igual que la Casa Ruiz o la Casa García. Lo anterior, por mencionar tan solo
tres ejemplos que marcaron la historia de nuestra ciudad en el siglo pasado.
Sin embargo, no son las únicas propiedades cuyos dueños se han quedado
literalmente sin nada, muchas personas han perdido materialmente todo víctimas
de un incendio en sus hogares.

Recientemente,
el vecino estado de Jalisco se ha visto afectado en forma crítica por incendios
forestales de magnitud considerable y dicen algunos que hasta “sospechosa”, ya
no digamos preocupante. Sea cual sea el origen, me inquieta sanamente que
ningún intelectual o potentado, menos las autoridades, se pronuncien en bien de
la tierra. Con el título “Hay 10 incendios forestales activos en el Sur de
Jalisco; continúa alerta” Oscar Cervantes, reportero de esta casa editorial da
triste cuenta de ello. ¿Acaso a nadie le importa lo que sucede con la tierra,
sus humanos y su fauna? ¿Es necesario ser un viejo mueble cargado de lujosa
historia para que las almas caritativas se manifiesten? Qué triste que una vez
más, la historia sea falsamente escrita por los poderosos, por los que tienen
dinero para sobrevivir a la catástrofe.

Leer:  LECTURAS / Aquel Colima ¿y la Revolución? parte 2

Hijo
prodigo de Aguililla, Michoacán, el “Caballeroso” Prof. Juan Oseguera
Velázquez,  conoció los oficios de bolero,
telegrafista y carpintero, entre otras importantes enseñanzas. Hacendado en
Colima, hizo suya esta tierra y durante toda su vida, sin olvidar su origen,
difundió las bondades de nuestro estado a través de importantes publicaciones. Maestro,
periodista, escritor y político, fue miembro de diversas agrupaciones, como la Asociación
Colimense de Periodistas y Escritores y la Sociedad Colimense de Estudios
Históricos, por señalar un ejemplo, también fungió como cronista de Tecomán,
diputado en la legislatura número XXXVIII y servidor público de la Secretaría
de Educación. Más allá de lo anterior y sin duda alguna, fue una persona a
quien no la arredró crisis alguna y supo ser hombre de su tiempo.

Algunas escuelas
de educación básica y media superior llevan su nombre. Existe también un jardín
mal llamado “el jardín de los borrachos”, cuyo real y honroso nombre es el de
Juan Oseguera Velázquez. Por cierto, el año pasado que se cumplieron 25 años de
su partida al eterno oriente, el presidente municipal Leoncio Morán Sánchez, develó
una placa con el nombre del profesor en el jardín que señalo y personal del
ayuntamiento realizó mejoras en el, a fin de darle un digno realce a ese
denostado espacio público. Hoy lo recuerdo con aprecio y respeto, le agradezco
a mi amigo y hermano, Álvaro Rivera, “Rima”, por traer a mi memoria la
presencia del Prof. Juan y con ello, un cumulo de gratos momentos, el
Prof.  fue mi primer jefe en la
Secretaría de Educación y sin duda, conservo bellas enseñanzas. Si estuviera
aquí, el próximo 16 del presente cumpliría cien años de vida.

Leer:  Les urge la atención de Servicios Públicos

ABUELITAS:

Convocados
por el ayuntamiento de Colima y atendidos afectivamente por el Prof. Cesar
Cárdenas López, el pasado sábado tuvo una excelente presentación la Rondalla
Magisterial que atinadamente dirige el Prof. José Enrique Cortes Gaytán. Con un
repertorio seleccionado, la Rondalla brindó un agasajo musical a todas las
madres y al público en general que se dieron cita en el jardín Torres Quintero
de nuestra ciudad. La palabra mágica para los artistas del amor, ¡otra, otra,
otra! No se hizo esperar y gustosos complacieron al selecto auditorio.
Felicidades a todas las mamás por su pasado día social y mi oración por todas
las que ya no están en este plano. Es cuánto.





Fuente

Advertisements