TRIPLE ESTIGMA

triple-estigma
Compartelo

TAREA POLÍTICA

José Luís Santana Ochoa

 Los candidatos priistas en Colima contenderán en las próximas campañas electorales marcados por tres estigmas: Peñista, Peraltista y Fernadista. Ellos pagarán en las urnas la condena ciudadana a los nefastos gobiernos de Enrique Peña y José Ignacio Peralta, y el retorno a la arena electoral del pajarraco de las tempestades políticas Fernando Moreno.

Entre los tres y sus respectivas pandillas hundirán hasta el más pintado, así el ahora compañero de fórmula de la ex panista,  y de cara al domingo 01/07/2018 verde ecologista,  Gabriela Benavides Cobos,  asegure que van a ganar encabezados por su candidato a presidente de la República José Antonio Meade Kuribreña, mismo pronóstico que hizo en 2000 y 2006 respecto a las fallidas victorias de Francisco Labastida Ochoa y Roberto Madrazo Pintado, respectivamente.

Al desplazamiento de los priistas-priistas que desde las elecciones de 2015 empezó a realizar el disociado José Ignacio Peralta, se vino a sumar el avasallamiento de Moreno y su grupo que se hicieron de las principales candidaturas como la segunda posición en la fórmula de senadores, las dos a diputados federales, a las alcaldías de Colima y Villa de Álvarez, diputaciones locales en estos dos municipios, etc.,  agandalle que provocó la salida de importantes militantes priistas en toda la geografía estatal que terminaron sus días en el partido tricolor cornudos y apaleados.

Contrario al triunfalismo de Moreno que balandrona que su partido dizque “cuenta con los mejores liderazgos para ganar la Presidencia de la Republica con José Antonio Meade Kuribreña, las posiciones en el Congreso de la Unión, la mayoría en el Congreso del Estado y las alcaldías”, para el dirigente de lo que resta del PRI en el estado, Rogelio Humberto Rueda Sánchez, “no hay distrito o municipio en el que se confíe que ya está ganado y tampoco al interior del PRI existe un plan fanfarrón o sobrado”, como el de Moreno, por ejemplo. El cambiazo de Rueda Sánchez hacia la objetividad se explica por la madriza electoral que su partido recibió en 2015, lección de la que aprendió que “Es incierto el resultado, así se vive ahora el ejercicio electoral y la vida democrática por lo que no sabemos quién va ganar cada elección, pero se trabaja para ello y saber finalmente qué decide la gente”.

Te puede interesar:  Participarán 20 empresas colimenses en el pabellón Gourmet Show 2017

Como la fe y la esperanza mueren al último, Rogelio Humberto se da ánimo pensando que “tampoco hay distrito o municipio que sienta perdido, pues el objetivo será ganar con base no sólo a las candidaturas sino a la fortaleza de la estructura y el trabajo de campaña”. Muy religioso él, espera la caridad cristiana de los electores colimeños, el milagro de que “cuando comparen serenamente van a optar por las candidaturas que el PRI presenta, porque son las mejores en cada distrito”. ¡ No pos’ sí, nomás porque él lo dice¡

No hay razones objetivas para apostar que al PRI y a candidatos en Colima les irá mejor el domingo 01/07/2018 de lo que les fue el mismo día pero del 01/06/2015, sino todo lo contrario: peor, porque José Ignacio lleva ya dos años sin dar pie con bola, ha incumplido su promesa de una vida feliz y segura para los colimenses, le ha entrado con fe al bailazo de la corrupción, la violencia criminal que le explotó en su cara sigue incontenible, la incompetencia campea en su administración y la impunidad es su divisa distintiva. A él, a su presidente Peña, a Moreno y al partido de los tres se les acabó ya la venta de futuros, nadie cree más en sus promesas de un mejor porvenir, por eso a sus triplemente estigmatizados candidatos priistas colimeños les irá como en feria en las urnas del domingo 01/07/2018 cuando los electores colimeños les pegarán como a Bucho: Duro, tupido y mucho: Al tiempo.

EL ACABO

  • Esta declaración de Fernando Moreno es a todas luces tranquilizante, regresa el alma al cuerpo: “La gente me conoce y sabe cómo soy en tiempos de crisis y de normalidad gubernamental, así que no vendré a desplazar a nadie en el liderazgo, me sumaré al trabajo que hace (¿Cuál?) el gobierno de Ignacio Peralta Sánchez”.
  • Hay que reconocerles a los dueños de la franquicia priista en Colima que por lo menos en esta desbandada de militantes que están sufriendo no salieron con su cantaleta de que por cada uno que los deja les llegan cien.
spLG0bp9 - TRIPLE ESTIGMA

Agencia Mundial de Noticias en Español que amplifica las voces de la sociedad civil.

Colabora con nosotros

Advertisements