Advertisements
Saltar al contenido

Una fiesta democrática | EL DEBATE

febrero 7, 2019
facebook - Una fiesta democrática | EL DEBATE


JorgeLuis Lozano

Uno de los mayores retos que todas las administraciones municipales han buscado es hacer redituable la fiesta del carnaval.
La máxima fiesta que convoca a cientos de miles de personas y llena los hoteles por un lapso de al menos cinco días consecutivos requiere la inversión de más de 8 millones de pesos y un despliegue masivo de trabajadores municipales en logística, seguridad y control de comercio.
No obstante, al final de las fiestas, los números son siempre rojos.
Por más afluencia de visitantes que atrae la centenaria celebración y la venta indiscriminada de bebidas embriagantes en las zona de fiesta, la celebración no logra ser redituable para las arcas municipales.
Uno de los principales ingresos que capta la organización del carnaval es por el pago a la zona de baile en el paseo Olas Altas.
Sin embargo, las últimas administraciones municipales han hecho gratuito el acceso a esta zona. Los intereses políticos han influido en ello.
Ahora, el Gobierno municipal, que encabeza el morenista Luis Guillermo Benítez Torres, ha empezado un proceso de supuesta democratización de la fiesta.
El Ayuntamiento inició el reparto de 30 mil entradas gratis a las coronaciones y otros eventos de la fiesta.
La posibilidad de que la fiesta sea redituable es casi nula.
Sin embargo, el munícipe insiste en que demostrará que, pese al reparto gratuito de boletos, la celebración popular generará ingresos a las arcas municipales. Los resultados están por verse. 
No obstante, es urgente que la tradición del carnaval se institucionalice para que se garantice, no solo la calidad de una fiesta que es ya uno de los principales eventos atractivos para el turismo, sino la recuperación del dinero público invertido.

Leer:  Bere, Lilita





Fuente

Advertisements